Thomas Moritz Helm tiene una carrera extensa como técnico, tanto como cámara, como en el departamento eléctrico. Tras su primera incursión como realizador en 2013 con el cortometraje “Ein kleiner Augenblick des Glücks”, en 2019 estrenó su primera película: Heute Oder Morgen. Este film optó al Teddy en el Festival Internacional de Cine de Berlín. También estuvo nominado a la mejor ópera prima en el Frameline San Francisco International LGBTQ Film Festival. Se encuentra en la Sección Panorma de la 25ª edición del Festival LesGaiCineMad, que se realiza hasta el 15 de noviembre de 2020.



Heute Oder Morgen

Crítica de ‘Heute Oder Morgen’

Ficha Técnica

Título: Heute Oder Morgen
Título original: Heute Oder Morgen

Reparto:
Paula Knüpling (Maria)
Maximilian Hildebrandt (Niels)
Tala Gouvela (Chloe)
Hans-Jochen Wagner (Hans)
Leonard Kunz (Julian)

Año: 2019
Duración: 93 min
País: Alemania
Dirección: Thomas Moritz Helm
Guion: Thomas Moritz Helm y Jan Schomburg
Fotografía: Stefan Neuberger
Género: Drama
Producción: CASQUE Film

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Heute Oder Morgen’

Sinopsis de ‘Heute Oder Morgen’

Heute Oder Morgen se ambienta en verano, en Berlín. Dos berlineses, Maria y Niels, y una estudiante británica, Chloë, son tres veinteañeros a la deriva. Libidinosamente, a través de Berlín, se sumergen de cabeza en una despreocupada y caótica aventura amorosa entre ellos. (LESGAICINEMAD 2020).



Heute Oder Morgen
Foto de LesGaiCineMad 2020

La bisexualidad representada

La industria cinematográfica revela realidades distintas, que consiguen, de alguna forma, dar visibilidad y diversidad a la sociedad. Dentro del colectivo LGBTQ+, la bisexualidad es de las orientaciones sexuales menos abordadas desde el cine. Por tanto, ver una mayor disposición a realizarlas hay que aplaudirlo. Thomas Moritz Helm ha sido el encargado de dirigir y escribir Heute Oder Morgen, un film que muestra una sexualidad libre, entre una pareja de berlineses y su aventura con una estudiante británica. Sorprende el carácter del film, dado que en la primera escena da la impresión de ser un largometraje arriesgado y vivaz, que busca romper con lo establecido. Sin embargo, pronto se ve que va a nadar más en una narrativa convencional y sin querer ir más allá. Tal vez, incluso, insatisfactoria, al no proponer una visión rompedora, o por lo menos con contundencia.

La película va narrando la personalidad de cada uno de los personajes, pero desde una superficialidad que se hace patente de principio a fin. En consecuencia, el público no llega a conectar con ninguna de las tramas que se desarrollan, en especial, porque durante dos tercios del film no ocurre realmente nada. Es una mera exposición de sexo, deseo y liberación sexual, que visibilizan y naturalizan las relaciones con ambos géneros. Pero, esta normalización se ve opacada por la falta de sustancia, y queda desdibujado su efecto en pantalla. Lo mismo sucede con la problemática que se propone, que está cogida con pinzas. Incluso, aceptando estas licencias en la historia, termina por banalizarse y no se atreve a profundizar. Por lo cual, el relato se presenta difuso, irregular y, sin duda, una oportunidad perdida sobre la madurez y la sexualidad.

Before We Grow Old
Foto de LesGaiCineMad 2020

Tres, o dos

Las flaquezas del guion ponen muy difíciles las metas a sus actores, por lo que Heute Oder Morgen tampoco puede exigir que los intérpretes salven el día. De esta forma, los tres protagonistas realizan su labor de la mejor forma posible y se convierten en lo mejor del film. En primer lugar, Paula Knüpling tiene una belleza con personalidad, con carácter y eso facilita su presencia escénica. Además, dota a su personaje de matices, gracias a su expresividad y sus reacciones ante la cámara. Después, Maximilian Hildebrandt tiene frescura, una luz característica, pero hay momentos en los que no se encuentra. Parece perdido ante los estímulos que recibe del contexto de sus escenas, lo que hace que obtenga un trabajo dramático menos contundente que el de sus compañeras y partenaires de esta aventura.

Tala Gouvela, al igual que Knüpling, tiene un brillo único. Además, es, indudablemente, la mejor intérprete de la película. Sabe donde colocar esa picaresca atrayente, mientras que después es firme en escenas de mayor tensión. Asimismo, se mueve de una forma muy orgánica en toda esa vorágine del deseo, dándole ella la verosimilitud que le falta a otros aspectos del film. Gracias a ella, mejora sustancialmente el tratamiento de sus tramas y de su personaje. Pese a ello, se encuentra limitada por una narración más frívola. Por otro lado, otros participantes del largometraje no tienen suficiente tiempo para desarrollarse dramáticamente. Aún así, sorpresivamente, hay que destacar a Yotam Ishay, que, con tan solo una escena, se lleva de calle a la mayor parte de actores secundarios del resto del film.

Before We Grow Old
Foto de LesGaiCineMad 2020

La casa feliz

El despliegue técnico en Heute Oder Morgen sigue una disposición más acorde a títulos que narran el descubrimiento sexual, la madurez de la juventud y la metamorfosis que se produce. Por lo cual, la imagen goza de un ritmo moderno, fresco y lleno de simbolismo que hacen honor a la generación que representa. Se aleja de querer mostrar la magnificencia de Berlín, o su visión más cercana y menos pluriempleada por el imaginario colectivo de la capital alemana. Sin embargo, esa falta de concreción sobre cómo plasmar los escenarios, es lo que hace que sean efímeros en la mente del espectador. Por lo que disminuye el poder de lo que podría tener, visualmente, el film en su construcción plástica. Es lógico que quiera desmarcarse de una estructura prediseñada de la juventud, pero tampoco fabrica una fórmula propia y navega a la deriva.

El montaje sufre las consecuencias de un planteamiento que no obtiene los frutos deseados, por lo que intenta cohesionar lo máximo posible e intentar dejar un film, medianamente, liviano. Sin embargo, es ahí donde se ven las costuras de una narrativa vacía, dado que por mucho que se intente, sigue dando la sensación de confuso. Aún así, hay que aplaudir la labor que realizan, ya que, a pesar de esa falta de emoción, el ritmo no se percibe como lento o apagado, sino que mantiene una buena distribución y soltura. Para concluir, habrá una parte del público que no le guste un final tan abierto y sin una justificación detrás. Pero, por otro lado, también habrá espectadores que les encandile una metáfora de la dificultad de la madurez, siendo uno de los pocos puntos bien elaborados.

Heute Oder Morgen
Foto de LesGaiCineMad 2020

Conclusión

Heute Oder Morgen promete un abordaje rompedor, pero acaba quedándose en un plano más banal y superficial. En consecuencia, desarrolla una historia que no se sustenta y navega a la deriva, sin profundizar en ella. Por lo cual, no se puede conectar con este relato, al no tener ni emoción, ni conocimiento, quitándole realidad a lo que se plasma. Aún así, su reparto es solvente, en especial, Tala Gouvela, la cual tiene una luz muy especial y un talento espléndido. Las consecuencias de una narrativa a medio gas, pasan factura a la realización, que solo destaca en un uso del ritmo apropiado. La diversidad fundamentada en la bisexualidad, que se convierte en un escaparate propagandístico sin nada que decir.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí