Hi A I dirigida por Isa Willinger es un filme documental sobre robótica que compite en el DocsBarcelona 2020. La cinta alemana fue galardonada en el Max Ophüls Prize Film Festival como Mejor Película Documental.

Willinger es una cineasta que ha estado trabajando en temas como género, trastornos sociales, derechos humanos y teoría del cine. Ahora podremos conocer un poco mejor su cine a través de Filmin. DocsBarcelona 2020 se celebra entre el 19 y el 31 de mayo e Hi A I es una de sus apuestas más fuertes.



Crítica de ‘Hi A I’

Ficha Técnica

Título: Hi A I
Título original: Hi A I , Liebesgeschichten aus der Zukunft

Reparto:
Dennis Hong

Año: 2019
Duración: 90 min.
País: Alemania
Director: Isabella Willinger
Guion: Isabella Willinger
Fotografía: Julian Krubasik
Música:
Género: Documental
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Hi A I

Sinopsis

Cuando Chuck compra a Harmony, su futura pareja robot, poco se espera que le gusten los libros y conversar sobre temas trascendentales. En Japón, el robot Pepper llega al hogar de la abuela Sakurai para hacerle compañía, pero resultar ser bastante despistado… Los robots son las nuevas criaturas del planeta Tierra. ¿Estamos preparados para introducir la inteligencia artificial en nuestras vidas?

Desde hace años que ya trabajan en los mostradores y recepciones de empresas, en los centros comerciales o como chefs, pero ahora, humanoides con inteligencia artificial se introducen en nuestros hogares y en nuestras vidas privadas. “Con un IA, debes mantener una comunicación con frases cortas y claras”; es el consejo que le dan a Chuck cuando recoge a su compañera, acabada de llegar de la fábrica. Hi A I nos revela como la convivencia con la inteligencia artificial afectará a nuestras vidas y como los robots, en un futuro no muy lejano, formarán parte de ella. Un impresionante testimonio que nos muestra el futuro, hoy (Filmin).

Premios

  • Premios del cine Alemán: Nominada a Mejor documental. 2018


Historias superpuestas

La narrativa de Hi A I viene marcada por tres miradas distintas sobre la convivencia entre los robots y los humanos. La inteligencia artificial se presenta como sujeto omnisciente siendo el narrador indirecto. Esta es la primera historia en la que se intercalan distintos testimonios técnicos. Es la parte más débil de la película por su previsibilidad.

De esta manera es como Willinger presenta la película desde enfoques diferentes. Hablamos de tres visiones superpuestas que conectan mejor con el espectador cuando se deja lado la técnica y se humanizan las historias. Lo veremos más adelante.

Escribía Isaac Asimov en «Yo, Robot» (1950) que: «Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño«. Esta es la premisa fundamental que trata de mostrar Hi A I Pero también alerta de manera sutil de los peligros que la inteligencia artificial puede tener para la humanidad. Quizás más a nivel moral, que a nivel de toma de conciencia de los humanoides.

Hi A I
Foto de Filmin

La historia de amor de Chuck y Harmony

En este segmento Hi A I gana enteros tanto en lo visual como en lo narrativo. ¿Se puede amar a un robot y no estar loco? Algo así le sucede a Chuck. Éste es hombre estadounidense marcado por una infancia en la que ha sido sometido a la trata de personas. Su madre le prostituyó.

Es un personaje tierno y a la vez excéntrico. Willinger trata de mostrar a través de él -recordad que el documental es ficcionado- la soledad en su máxima expresión. Para paliar ese aislamiento Chuck decide comprar un robot femenino que haga las veces de una especie de novia androide.

Harmony, es una robot de compañía con rasgos muy sexualizados. Con ella, Chuck se irá de viaje, al cine y compartirán charlas filosóficas en mitad de la noche. Sin duda, es el segmento más llamativo de la filmación y cuenta también con secuencias exteriores de verdadera belleza visual. Esta es la parte más atractiva del filme tanto en la visualidad de sus imágenes, como en el mensaje melancólico que nos transmite.

Hi A I
Foto de Filmin

La historia de Pepper y la abuela Sakurai

Si alguna utilidad tienen esta generación de nuevos robots es en este segmento cuando encontramos una aplicación bastante razonable. En Japón, a la abuela Sakurai le entregan a Pepper. La misión del androide es evitar el deterioro cognitivo de esta entrañable mujer.

Aquí Willinger muestra la parte más tierna de la filmación entrando a filosofar sobre el futuro de los octogenarios. La soledad, de nuevo, está muy presente en la narrativa aunque por el momento la familia de la abuela Sakurai permanece junto a ella. Cuando Pepper desarrolle mayor capacidad en su inteligencia artificial, hará las veces de mascota virtual con la capacidad para frenar el deterioro mental de su dueña. La sombra del Alzheimer está presente como una sombra.

Hi A I
Foto de Filmin

Conclusión de ‘Hi A I’

Hi A I es una propuesta atractiva que nos enfrenta de una manera indirecta con nuestros demonios interiores. La soledad, o el miedo a ella, aparece como el principal frente discursivo propuesto por Isa Willinger. Con el apoyo de importantes testimonios técnicos que se intercalan con las historias narradas, la filmación alemana ofrece más preguntas que respuestas. En definitiva, Hi A I es un filme que esconde más capas de lo que aparenta su inofensiva superficie.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí