Jerónimo García Castela realizó en 2017 su segundo cortometraje bajo el nombre de Hurto. Protagonizado por Manolo Caro y Silvia Casanova, conocidos por “Señoras del (H)AMPA” y “Viaje al cuarto de una madre”, respectivamente. Ganador al mejor cortometraje y al mejor actor en el Festival de Santurzine. También se llevó los galardones a mejor cortometraje y mejor fotografía en el Festival Cortos de Aquí y de Allí en Alicante. Ha participado en varias selecciones como el CinemaAjalvir de Madrid o el Minutnik Film and Beer Festival de Eslovenia.



Hurto

Crítica de ‘Hurto’

Ficha Técnica 

Título: Hurto
Título original: Hurto

Reparto:
Manolo Caro
Silvia Casanova

Año: 2017
Duración: 12 min
País: España
Director: Jerónimo García Castela
Guion: Jerónimo García Castela
Fotografía: Fulgencio Martínez
Música: Hache Costa
Género: Drama
Productora: Destino Oeste Producciones
Distribuidora: YAQ Distribución

IMDb

Sinopsis de ‘Hurto’

Un ladrón entra a robar en una casa. No parece que hay mucho de valor en ella, pero continua buscando por las distintas estancias, a punto de abandonar, de repente encuentra algo de valor. (YAQ DISTRIBUCIÓN)



Hurto
Foto de YAQ Distribución

La casa está apagada

Jerónimo García Castela comienza Hurto desde una visión clara y concisa: un robo, como su propio nombre indica. Lo que fabrica García Castela a lo largo del cortometraje es una realidad que va más allá del propio acto vandálico del protagonista: la soledad. Pese a no desviarse de su intención principal, consigue crear un ambiente tierno y conmovedor entre los dos protagonistas. Por lo tanto, lo que empieza como trama principal, acaba pasando a un segundo plano en la que el espectador retiene en su mirada los estragos de la pérdida, de la vejez y de las huellas del amor perdido. El personaje de Manolo Caro se convierte en un navegador entre todo el sentimiento contenido en Silvia Casanova. Hay un intercambio material por uno sentimental, aunque sea realizado por el protagonista con unos fines egoístas, pero todavía así, es un halo de esperanza para el personaje de Casanova.

La estructura narrativa se realiza de una forma organizada y con un esquema que encuentra su frenesí durante la última secuencia. El efecto musical ubica al espectador dentro del universo de esta casa de antaño, en el que por mucho lujo, como se puede ver, lo que necesita es algo emotivo, desde las entrañas. La puesta en escena es costumbrista, pero con un cuidado del detalle que es de destacar. Hay una buena composición artística del espacio, una buena puesta en escena. La dirección fotográfica da un buen equilibrio visual y aportar fuerza a ambos personajes. Se consigue evitar la necesidad de mayores elementos en escena, ya sean personajes u otras estrategias cinematográficas. Un cortometraje sobrio que no busca grandes artificios. García Castela tiene un sello minimalista que sería interesante explotar con sus próximos trabajos. Podría haber indagado más en el interior, sacar más de las entrañas.

Hurto
Foto de YAQ Distribución

Caro & Casanova

No se puede hablar de Hurto sin mencionar las muy buenas interpretaciones de sus protagonistas: Manolo Caro y Silvia Casanova. Caro aporta ese rostro frío y cargado de tensión. El delito se puede marcar en su cuerpo perfectamente. La sorpresa y la interacción con el personaje de Casanova se queda desde un espacio más superficial en su prisma. No se aleja de su cometido en ningún momento. Hubiera sido un plus poder ver más a través de sus ojos. Mayor garra. Hay un trabajo más que correcto de su parte, pero sí es cierto que se ve opacado por la gran carga emocional demostrada por Casanova. Dos líneas separadas en las que Caro acaba siendo el apoyo narrativo de la historia interior que hay. Sin embargo, hay que comentar que sabe jugar perfectamente con la cámara y saca partido a su participación en este cortometraje.

Por otra parte, Casanova realiza un despliegue artístico de gran calidad. La mujer se mete dentro de su personaje hasta lo más profundo. De esta manera, consigue exponer ante el público el sentir que lleva dentro. Es un personaje que consigue opacar la línea narrativa inicial y termina por expandirse hasta convertirse en la trama más importante. El deseo de reencuentro, las huellas de la soledad, la cruda realidad de la enfermedad… todo ello se aúna a una inocencia en la manera de actuar de Casanova, que engatusa al espectador. Es la contraparte de Caro, pero en esta ocasión, la construcción del personaje se realiza con mayor detalle. Es la otra parte del pastel que consigue iluminar la esencia del cortometraje. Un trabajo artístico más que notable y una elección más que acertada. Está brillante.

Manolo Caro
Foto de YAQ Distribución

Conclusión

Hurto es un cortometraje que parte desde una premisa más simple hasta encontrarse de lleno con la emoción de la soledad. Dos líneas narrativas representadas en dos personajes que terminan uniéndose en un intercambio material-sentimental. Una muestra de la esperanza del amor y de las huellas de la vejez. Un gran trabajo actoral en el que destaca Silvia Casanova, llega a las entrañas e impresiona al espectador. Visualmente trabajada, hay un cuidado de los detalles y ha sabido crear una buena puesta en escena. Jerónimo García Castela está trabajando con su sello de identidad, explotando un universo creativo más minimalista.

Guerreros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí