Invictus dirigido por Clint Eastwood narra la historia de Nelson Mandela cuando este se convierte en presidente y decide ayudar a su país, entre otras cosas, mediante el rugby para unir a su país con un punto en común. Película basada en hechos reales y en el libro de Carlin, El Factor Humano

El reparto es excepcional con Morgan Freeman interpretando a Nelson Mandela y Matt Damon a François Pienaar, el capitán de los Springboks de la selección de Sudáfrica de Rugby. También tenemos buenas interpretaciones por parte de Tony Kgoroge, Julian Lewis Jones o Adjoa Andoh. Secundarios con un gran carisma. 

Mención a la banda sonora de Invictus, que se nota lo bien trabajada que se siente. Banda sonora de Kyle Eastwood y Michael Stevens. Nuevamente las trompetas ocupan un lugar en algunas de las piezas musicales recordándonos directamente a otras películas de Clint Eastwood.  La BSO consigue poner la piel de gallina dado que tiene fuerza y control en cada una de sus notas queriendo alejarse de los convencionalismos epicistas para crear una noble y característica banda sonora teniendo siempre en el punto de mira, el homenaje a Nelson Mandela



Invictus

Crítica de ‘Invictus’

Ficha Técnica

Título: Invictus
Título original: Invictus

Reparto:
Morgan Freeman (Nelson Mandela)
Matt Damon (François Pienaar)
Tony Kgoroge (Jason Tshabalala)
Julian Lewis Jones (Etienne Feyder)
Adjoa Andoh (Brenda Mazibuko)
Patrick Mofokeng (Linga Moonsamy)

Año: 2009
Duración: 134 min.
País: Estados Unidos
Director: Clint Eastwood
Guion: Anthony Peckham
Fotografía: Tom Stern
Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens
Género: Drama | Biográfico
Distribuidor: Warner Bros Pictures España

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de ‘Invictus’

Dónde se puede comprar la película

Oferta
Invictus. El Factor Humano [DVD]
  • Morgan Freeman, Matt Damon, Julian Lewis Jones (Actors)
  • Clint Eastwood (Director)

Dónde se puede comprar el libro

Oferta
El factor humano (Divulgación)
  • Carlin, John (Author)

Sinopsis de ‘Invictus’

Poco después de su elección como presidente y decretar la abolición del Apartheid, Nelson Mandela (Morgan Freeman) aún tiene un largo camino por delante antes de lograr unir por completo a la nación, que sigue sufriendo las consecuencias del separatismo racial.

Con la esperanza de limar esas diferencias hasta hacerlas desaparecer, Mandela recurre a los Springbocks, el equipo de rugby de Sudáfrica que ni siquiera cuenta con el apoyo de sus propios conciudadanos. La minoría negra los identifica con el Apartheid y su historia deportiva está repleta de fracasos, pero a pesar de todo están decididos a participar en el Mundial de 1995 y devolver la unión y la esperanza a su país. (Warner Bros Pictures España)

Dónde se puede ver la película



Invictus
Foto de Warner Bros Pictures

Impecable Clint Eastwood

En ese momento, allá por el 2010, Clint Eastwood tenía casi 80 años y un buen puñado de obras maestras en su haber, habiendo realizado ya, “Gran Torino” (2008), “Sin Perdón” (1992), “Mystic River” (2003), “Los puentes de Madison” (1995) o “La fuga de Alcatraz” (1979), entre otros muchos films de gran prestigio internacional. Otra de sus películas que son totalmente reconocible es Poder Absoluto (1997). Actualmente, en 2021, el director tiene ya 90 años

Tiene un recorrido como pocos y sigue ampliando su repertorio año tras año esforzándose en cada una de las obras en las que participa y dirige. Con 90 años él sigue su camino. Por tanto, su leyenda en el cine ya está impuesta desde hace varias décadas y el prestigio de Clint Eastwood se lo ha ganado él a pulso. Sin ninguna duda se alza como un director enormemente consagrado en el mundo del cine. 

Supongo que ya con tantos años se la tiene que traer floja lo que algunos opinen y digan de él. Ha demostrado su valía en numerosas ocasiones y esta película lo vuelve a poner en lo más alto. Con casi 80 años de edad, Eastwood consigue nuevamente sorprendernos. Decir una vez más, que es un gran maestro del cine y lo que ha conseguido no se lo podrá arrebatar nadie. 

Invictus
Foto de Warner Bros Pictureslint

Épico relato

Técnicamente y narrativamente Invictus es impecable. Toca la fibra sensible de los espectadores y además también lo realza de forma épica con los partidos de rugby de los Springboks. Con todo esto se logra construir un sincero, emotivo y merecidísimo homenaje a Nelson Mandela. A consecuencia, el relato se crea y determina sin artificios, manierismo o virguerías. No hay exageración de los hechos pero sí epicidad. Epicidad por lo que se logra mediante un deporte como es el rugby. Hay intención pero no excesos en el mensaje que culmina con el poema de William

En el libro El Factor Humano y en Invictus se menciona el poema de William Ernest Henley del que Mandela hizo uso en sus años en prisión para poder sobrellevar su encarcelamiento. Mediante estas líneas pudo ayudarse en su día a día para aguantar con suma paciencia y esmero durante nada mas que 27 años. Dos de sus versos que cierran el poema resumen a la perfección el espíritu de libertad que ahonda en el film en todo momento: “Soy el amo de mi destino. Soy el capitán de mi alma”. 

El director domina e incluye en pantalla el sentimentalismo y la épica requerida en cada escena además de encontrar siempre un ritmo suave como una ola que te arrastra a la orilla sin darte casi cuenta. Te va mostrando y llevando por el film hasta el punto álgido de la secuencia final donde vives ese último partido de los Springboks con gran expectación. 

The Human Factor
Foto de Warner Bros Pictures

Gran artesano

Al finalizar Invictus sientes que Clint Eastwood se asemeja mas a un artesano que moldea, estructura y narra, que a un director propio de cine. Este director tiene muy claro toda la producción de una película desde hace ya mucho tiempo y por eso sabe encontrar ese equilibrio entre lo que contar y lo que omitir. 

Sabe darle ritmo y frenar en seco, narrar con la cámara sin mediar palabra, contar sin verbalizar el conflicto interno de los personajes mediante los actores, conseguir emociones fuertes y poderosas y realizar un buen producto que quede impregnado en la mente de todo espectador que vea esta cinta. Es un manejo increíblemente ingenioso de todos los elementos audiovisuales puestos a disposición de una gran trama.

Técnicamente encontramos diferencias y similitudes en la forma en la que Clint Eastwood rueda. En primer lugar, en Invictus tenemos esos “dissolves” tan característicos del director que a modo de sumario, se nos presentan las jugadas más emblemáticas del rugby. Esto lo hace con varios partidos de los Springboks y funciona a la perfección dado que sentimos el esfuerzo y la fuerza con la tienen que enfrentar un partido. Apreciamos estos “dissolves” también en la transición entre un lugar y otro como por ejemplo, en el plano aéreo que empieza en el estadio vacío hasta acabar en ese mismo estadio dibujado como documento en planta para argumentar la explicación de la posición que van a tomar los escoltas el día del partido. 

El sonido es una fuente de alimentación fundamental en este metraje sobre todo para exponer la dureza de los partidos de rugby con esos efectos de sonido bastante intensificados. Los diálogos son estructurados con una bella poesía en determinados momentos que hacen resaltar la figura de Nelson Mandela

The Human Factor
Foto de Warner Bros Pictures

Conclusión

Invictus es una bonita película que te hace vibrar y te hace reflexionar sobre las decisiones que tomamos en nuestro día a día. En una conversación con su ayudante de gabinete interpretada por Adjoa Andoh, Mandela dice que quiere acabar con esa espiral de odio e invita a la reconciliación entre los blancos y los negros. 

En Invictus se percibe una llamativa y preciosa representación de lo que fue Nelson Mandela para su país. Se retrata de forma espectacular y sin duda es un emocionante viaje para el espectador.

Invictus
Foto de Warner Bros Pictures

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí