Jerry Goldsmith parte 3. Continuamos con otro especial de Goldsmith y esos trabajos tan poco considerados y recordados. En esta ocasión vamos a enfrentarnos a robots asesinos y nos iremos a alta mar en dos ocasiones: una de crucero, pero con unos pasajeros un poco especiales y nada amistosos, y, por último, nos sumergiremos hasta una plataforma que se verá envuelta en una pesadilla.

¿Vamos a ello?

Jerry Goldsmith parte 3

1. RUNAWAY (Runaway Brigada Especial, 1984, Michael Crichton)

Runaway
Portada de la nueva edición extendida editada por Varese Sarabande

Michael Crichton aparte de ser recordado por devolver a la vida a unos animales prehistóricos en su exitoso Best seller Parque Jurásico, viajar hacia momentos míticos de la historia en Rescate en el Tiempo (Timeline en el cine) o sumergirnos en una aventura épica a la vez que terrorífica con Devoradores de Cadáveres (El Guerrero número 13) también hizo sus pinitos como director con el thriller Coma o la aventura de ciencia ficción WestWorld.

Runaway
El agente Jack Ramsey junto a su nueva compañera Thompson preparado para enfrentarse a un robot asesino

Para su tercera incursión cinematográfica: Runaway, Crichton nos sumerge en un futuro atemporal (ya que nunca  se comenta el año en el filme) donde la vida es mucho más fácil gracias a la ayuda de los robots que hacen las tareas domésticas, eliminan las plagas agrícolas o permiten que las tareas administrativas sean más llevaderas, pero todo avance también tiene sus inconvenientes, ya que pueden volverse inestables y descontrolados, ahí es donde entra la brigada Runaway, una división policial que se hace cargo de esos robots con mal funcionamiento. El agente Jack Ramsay, interpretado por Tom Selleck, es el mejor del equipo aunque en esta ocasión deberá enfrentarse a un loco genio de la robótica llamado Luther (Gene Simmons), creador de unos chips que pueden convertir a los robots en homicidas en potencia. Para esta arriesgada misión, Ramsay contará con la ayuda de su nueva compañera: Thompson (Cynthia Rhodes).

Simmons
El final de Luther a manos de sus mortíferas arañas robóticas

El filme nos ofrece un buen ritmo narrativo junto a momentos de tensión amenizado con buenas escenas de acción y destacando al miembro del grupo de Rock duro Kiss, Gene Simmons, en su papel del psicópata Luther.

La Música

Jerry Goldsmith repitió colaboración con Crichton después de  realizar años antes la composición para el filme de suspense, Coma.

Aquí tenemos que olvidarnos por completo del sonido orquestal porque el maestro compuso e interpretó  personalmente el score con la ayuda del sintetizador en su totalidad, siendo bastante criticado y olvidado por su falta de personalidad (aunque yo sí logro encontrarla).

Tom Selleck
Jerry Goldsmith compuso un Score completamente electrónico para dar mayor trasfondo al elemento robótico que aparece en el filme

Goldsmith contó con la colaboración de su hijo Joel para la programación de ritmos y temas adicionales, construyendo una potente composición con frenéticos movimientos a los teclados y interesantes arreglos electrónicos.

Su Main Title, por ejemplo, nos inmersa de lleno en esa sociedad robótica que poco a poco va introduciéndose en los hogares a través de extensas notas junto a expansiones de sonido sintetizado que conforman la pequeña melodía principal.

Por otra parte Lockons  es acción perfectamente trasladada al efecto electrónico donde  Goldsmith sabe narrar de una forma sensacional una de las mejores escenas de la película, la del ataque a los coches de policía por parte de unos robots explosivos donde la música conforma un elemento muy importante uniéndose a los diversos ataques y contraataques que acontecen en pantalla. El compositor utiliza perfectamente sus limitados recursos exprimiendo un pequeño Leitmotiv que suena repetidamente y que elabora mayor tensión y frenetismo a la escena.

En último lugar The Resolution nos ofrece una melodía de base rítmica muy similar a la que años después Goldsmith utilizaría para el filme de acción policíaco, Rent -a-Cop, al que dediqué un pequeño análisis en la anterior entrega de este especial, un corte enérgico que coquetea con el pop y que junto a un pequeño inserto del fragmento Lockons conforman los títulos de crédito finales.

Un score que, pese a su complejidad y totalidad sintetizada, posee y ofrece momentos bastante interesantes que Goldsmith sabe manejar sabiamente a pesar de la simplicidad de las melodías consiguiendo una perfecta simbiosis con las imágenes.

2. DEEP RISING (Deep Rising El misterio de las profundidades, 1998, Stephen Sommers)

Deep Rising
Portada de la edición expandida editada por Intrada

Y nos vamos de un futuro robótico al misterioso mar de China en donde Stephen Sommers nos hizo disfrutar con una serie B, perfecta y entretenida, en la que un grupo de mercenarios deben enfrentarse a una nueva especie mutante que ha emergido de las profundidades con muy malas pulgas merendándose a todos los tripulantes de un crucero de lujo, El argonautica.

Bienvenidos a Deep Rising.

DEEP RISING
Una misión sencilla acabará convirtiéndose en una lucha por la supervivencia

Un filme entretenido repleto de acción salpicado con pinceladas gore en el que el contrabandista John Finnegan (Treat Williams) junto a su tripulación: Pantucci (Kevin J. Connor) y Leila (Una Damon), son contratados por un grupo de mercenarios liderados por Hanover (Wes Studi), para interceptar a un crucero de lujo; una vez allí descubren que no queda nadie en su interior, y, totalmente incrédulos al encontrarse con un horrible escenario, el grupo encuentra a los únicos supervivientes a bordo: una atractiva ladrona (Famke Janssen), el capitán del navío y el creador del crucero (Anthony Heald), aunque no tardarán en descubrir a los causantes del sangriento ataque, una nueva especie surgida de las profundidades que no permitirá que salgan de allí con vida.

Deep Rising
Fineggan y sus nuevos compañeros están a punto de descubrir la pesadilla que esconde el Argonautica

Stephen Sommers antes de romper la taquilla con The Mummy nos trajo esta frenética aventura cargada de acción que no permite un solo respiro, lamentablemente, en su estreno no consiguió el beneplácito del público, aunque el tiempo ha sabido colocar a esta cinta de acción, terror y aventuras en el lugar que se merece.

La música

Deep Rising es una historia perfecta para que Jerry Goldsmith desenvuelva todo su potencial musical en un género que en muchas ocasiones ha demostrado que le va como anillo al dedo.

El maestro construye un score de aire aventurero y misterioso donde, una vez más, recurre a la fusión de la electrónica con la orquesta dando un resultado más que aceptable. En él, Goldsmith desarrolla dos leitmotivs:

El primero abre el filme y el score con una breve progresión pero lo suficientemente narrativa para introducirnos en la acción, The Screen / The Ship desenvuelve una pequeña fanfarria que respira aventura en cada nota junto a arreglos electrónicos que expanden aún más el fragmento.

Hang on fusiona la fanfarria del tema antes mencionado inyectándole un tempo aún más rítmico, dando pie a una segunda parte en el que eclosiona un nuevo tema, de corte mucho más épico con la entrada de una percusión arrolladora.

Deep Rising
Goldsmith desenvuelve un Score repleto de aventura, acción y misterio conjuntando el sintetizador y la orquesta

Este trabajo me alucina sinceramente y no me importa decirlo, en él,  pienso que el maestro desarrolla de una manera sensacional la simbiosis orquestal y sintetizada con momentos realmente brillantes, a los que una parte más tétrica y misteriosa se une perfectamente perfeccionando un conjunto más que notable.

3. LEVIATHAN (Leviathan – El Demonio del Abismo, 1989, George P. Cosmatos)

Leviathan
Portada de la edición original editada por Varese Sarabande en 1989

No abandonamos el mundo acuático, ya que en 1989 debido al estreno de la superproducción dirigida por James Cameron, Abyss, se estrenaron dos filmes con el mismo escenario en cuestión, Profundidad 6, dirigida por el padre de la saga Viernes 13, Sean S. Cunningham, y la que nos va a ocupar en este especial, Leviathan, dirigida por George P. Cosmatos, causante de que Stallone reventara las taquillas de todo el mundo con la excepcional Rambo: Acorralado parte II.

Leviathan
Algo extraño se ha colado en el complejo subacuático

En este filme bebedor de la estética de Alien pero no de su maestría en plasmar el terror, nos encontramos con un grupo de mineros/buzos que trabajan a miles de metros de profundidad en el agua para extraer mineral; poco después recibirán la señal de socorro de un submarino hundido no muy lejos de su posición a la que acudirán por órdenes de la compañía, allí uno de los miembros del equipo se adueñará de una petaca que, sin saberlo, al regresar será la causante de un contagio entre los demás habitantes del complejo, formándose un ser monstruoso que irá liquidando uno a uno, y que no permitirá que nadie salga de la estación con vida.

Leviathan
Una señal de socorro que oculta una amenaza

Fiasco por completo en taquilla pero una muy buena acogida en el videoclub con la que con el tiempo se ha ganado la simpatía de muchos aficionados, a mí particularmente me parece una muy entretenida cinta muy lejos de la magnífica Alien, pero con unos interesantes efectos obra del mago Stan Winston. Su reparto también merece mucho la atención donde se encuentran: Peter Weller, Amanda Pays, Richard Crenna, Héctor Helizondo, Daniel Stern, Meg Foster, Lisa Eilbacher, Ernie Hudson y Michael Carmine.

La música

Otra obra muy reivindicable del maestro que de nuevo sorprende por su exploración en elaborar  nuevos sonidos como  los cantos de ballena para dar una mayor atmósfera acuática al filme.

El score  que compone Goldsmith se acopla perfectamente a la experiencia que nos ofrece el filme gracias a los arreglos electrónicos que nos hacen vivir esa sensación de profundidad donde trabaja el equipo de mineros.

Leviathan
Jerry Goldsmith exploró en nuevos campos de sonido para dar a la partitura esa sensación de profundidad acuática que puebla el film

El compositor juega con varios variantes de la historia como la tensión perfectamente catapultada en el tema Descompression, en el que Goldsmith parte de una progresión  de corte misterioso, para iniciar una serie de obstinatos poblados y reforzados por la percusión, que son acompañados por el incremento de la orquesta junto a la base rítmica electrónica y el in crescendo del chelo.

Por otra parte, A lot Better que concluye el score,  nos regala una fanfarria aventurera de gran exaltación orquestal jugando con la diversidad entre el viento, o el xilófono dejando estallar un tempo más enérgico y espectacular que acompaña a los títulos de crédito finales.

Pues hasta aquí esta tercera parte de este mundo musical más olvidado del maestro, espero que la hayáis disfrutado y os inmerséis en la escucha de estas obras.

No os perdáis la próxima entrega con otros tres trabajos a reseñar de la filmografía de este genio de la composición cinematográfica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí