Jolt es una comedia de acción protagonizada por Kate Beckinsale (Underworld, Van Helsing) que constituye la última muestra de las películas exclusivas de Amazon. Sigue las desventuras de Lindy, una mujer con una patología que le provoca violentísimos ataques de ira. En el reparto también aparecen Stanley Tucci (Margin Call, Spotlight) y Bobby Carnavale (El irlandés, Mr. Robot). También participa Susan Sarandon (Thelma y Louise, Pena de muerte), pero de una manera muy testimonial. Dirige Tanya Wexler (Hysteria, Cómo escapar de Búfalo). Estreno exclusivo en Amazon Prime Video desde el día 23 de Julio.



Jolt

Crítica de ‘Jolt’

Ficha Técnica

Título: Jolt
Título original: Jolt

Reparto:
Kate Beckinsale (Lindy)
Stanley Tucci (Dr. Munchin)
Susan Sarandon (Mujer sin nombre)
Jai Courtney (Justin)
Bobby Cannavale (Detective Vicars)
Laverne Cox (Detective Nevin)
Lili Rich (Eva)
David Bradley (Gareth Fizel)
Christian Brassington (Empleado de recepción (Julian))
Ori Pfeffer (Delacroix)
Richard Price (Southbank Passerby)
Adam Brashaw (Fight Goon)
Constantine Gregory (Conductor Curtis)

Año: 2021
Duración: 91 min.
País: Estados Unidos
Director: Tanya Wexler
Guion: Scott Wascha, Louis Waymouth
Fotografía: Jules O’Loughlin
Música: Dominic Lewis
Género: Acción
Distribuidor: Amazon Prime Video

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Jolt ‘

Sinopsis

Lindy lleva un chaleco con electrodos que le aplica una descarga eléctrica cada vez que tiene instintos homicidas. Esa técnica la ayuda a tener controlada su ira, pero cuando su amante es asesinado, no habrá suficiente electricidad en el mundo que pueda pararla. (Amazon Prime Video)

Dónde se puede ver la película



Indignación y violencia

Lindy (Kate Beckinsale) sufre un problema desde que era niña. Tiene una facilidad brutal para enfadarse, y una forma aún más brutal de manifestarlo. Padece ataques de ira incontrolables, seguidos de una respuesta violenta que suele acabar con el causante de la indignación de Lindy apaleado, en el mejor de los casos. Lo que vendría a llamarse un trastorno explosivo intermitente. Esta singularidad psicológica ha hecho de su vida un pequeño infierno; es incapaz de relacionarse con nadie o de conllevar una situación rutinaria de una forma sana.

Jolt, nos muestra cómo desde niña, Lindy ha tratado de canalizar este comportamiento irrefrenable de distintas maneras. Todas ellas inútiles. Sin embargo, parece haber encontrado una esperanza en el tratamiento ideado por el psiquiatra Doctor Munchin (Stanley Tucci). Es el poco ortodoxo procedimiento por el cual cada vez que Lindy sienta las ganas de agredir a alguien, se autoprovoque una descarga eléctrica mediante un sistema de la invención del psiquiatra. He ahí la justificación del título (“jolt” es descarga en inglés).

Otra terapia que está apunto de probar Lindy es la de interrelacionarse en el contexto de una cita, de cara a aumentar su sociabilidad y abrirse a una vida normal. No obstante, después de un inicio prometedor,  todo sale del revés. Justin (Jai Courtney) es las pocas personas que comprende la situación de Lindy, y al final ella acaba enamorándose. El problema es que al día siguiente Justin es asesinado, con lo que una Lindy completamente fuera de control va a ir a buscar venganza. Para más inri, los agentes de policía Vicars (Bobby Carnavale) y Nevin (Laverne Cox) la persiguen como sospechosa del crimen.

Kate Beckinsale
Copyright Amazon Prime Video

La acción se desmadra

Jolt, visto el planteamiento, parece más seria de lo que realmente es. Presentimos que todo va a degenerar en una amarga venganza ejecutada por la atormentada protagonista. Para no llevarse decepciones con la película hay que descartar esa idea. Jolt es una película de acción, en la misma proporción que es a su vez una comedia. Ni siquiera cuando Lindy debería sentirse dolorida emocionalmente parece notarse. El tono es ligero, aunque plasmado de forma vehementemente violenta.

El inicio de Jolt tiene chispa. Ver la difícil adaptación de Lindy a situaciones sociales convencionales provoca una serie de situaciones pintorescas donde manda la utilización irónica de la violencia.  Incluso nos pilla algo de cerca. ¿Quién no se ha sentido cabreado al encontrarse con gente grosera, maleducada, incívica o mezquina? Lindy es como una secreta aspiración de algún lado oscuro que llevamos dentro, y realiza alguna eventual fantasía oculta del espectador, como es apalear a aquellos que realmente nos fastidian. Afortunadamente no obramos bajo ese instinto, pero Kate Beckinsale sencillamente no puede reprimirse. Particularmente jocosos sus algunos pensamientos suyos donde hipotetiza sobre cómo liarse a golpes con aquellos que la encrespan.

La parte de la investigación policial es más estándar, pero también un disparate de mucho cuidado. No hay nada de rigor en el encadenamiento de hechos de la historia, que se limita a una serie de estrafalarias situaciones, entre violentas y cómicas. Un festival de tortazos, acción y, como guarnición, una generosa cantidad de chistecitos y gracietas. Esto es el talón de Aquiles de Jolt, pero también su virtud. No es una película moralizante, ni verosímil, carece de pretensiones y filosofía. Y si es tomada como un mero divertimento algo gamberro, la película sube enteros.

Jolt
Copyright Amazon Prime Video

Algunos elementos de Jolt

La protagonista indiscutible de Jolt es Kate Beckinsale. La elección para este papel es apropiada, tiene experiencia sobrada en el campo de la acción. Pensemos en la saga de Underworld, Van Helsing (2004) o el remake de Desafío total (2012). Es un papel que, como el resto de la película, es poco serio, pero hay un contraste bastante divertido entre la Lindy cabreada, y la Lindy tranquila. Es como juntar lo entrañable con lo devastador. De algún modo, Beckinsale consigue que sintamos simpatía por su personaje. Sigue la estela de la tendencia de heroínas de acción propia de los últimos años. Pensemos en una mezcla de Lucy (2014) y Atómica (2017).

Al buen humor contribuyen los policías que persiguen a Lindy. Es la canónica división de poli bueno y poli malo. El detective Vicars  es un policía que representa la cara amable de la ley, mientras que su compañera, la detective Nevin, es rigurosa, malhumorada e inflexible. La diferencia de su proceder provoca situaciones hilarantes de vez en cuando. Tanto Bobby Carnavale como Laverne Cox están divertidos en sus papeles; el primero de ellos irá adquiriendo protagonismo y alcanza a comprender a Lindy. La labor de Stanley Tucci es elegante, pero escasa y neutra.

Como realización, la labor de Tanya Wexler no destaca particularmente. Está rodada de una forma rutinaria, escasamente original y sin demasiados alardes. Jolt tiene una estética adecuada pero servida de una forma un tanto plana. Punto a favor, sin embargo, para el ritmo rápido de la película, habida cuenta de que no es tipo de obra que tiene que buscar a toda costa el desarrollo de personajes. Jolt se pasa en un suspiro, en parte porque apenas dura media hora, pero también por el marchamo ameno y deliberadamente ligero de la película.

Jolt
Copyright Amazon Prime Video

Conclusiones de ‘Jolt’

Si miramos a Jolt a través de un cristal desprejuiciado, propenso a la diversión y escasamente atado a la verosimilitud, tendremos ante nosotros una película apropiada. Es un entretenimiento descerebrado, con algún momento hilarante, y un desprecio conceptual hacia la trascendencia. Más allá de lo que busquemos en un film de acción, presenta el problema de una dirección rutinaria y sin muchos recursos. Si tiene un rato a mano de apenas hora y media y le apetece algo ligero, quizá encuentre aquí algo de su interés. No da para más, pero tampoco para menos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí