Creación Guiones

Desde Cinemagavia, hemos tenido el inmenso placer de hablar con Jorge Berlanga; actor, dramaturgo y nieto del eterno Luis García-Berlanga. A lo largo de esta entrevista, Jorge nos comparte sus impresiones con determinados temas relacionados con la figura de su abuelo. Siendo el centenario de alguien tan universal como Luis-García Berlanga, nos llena de especial orgullo haber contado con alguien que lo conoció tan de primera mano y que a su vez, ha seguido sus pasos  en el mundo del arte.

Jorge Berlanga
Foto de Jorge Berlanga

Entrevista a Jorge Berlanga

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Cómo estás viviendo a título personal el centenario de tu abuelo, Luis García-Berlanga?

Creación Guiones

Jorge Berlanga: Lo estoy viviendo evidentemente, como un momento muy importante y emotivo a nivel personal. A raíz de todos los actos que se están llevando a cabo con motivo del centenario de mi abuelo, estoy teniendo la suerte de conocer a mucha gente que trabajó con él y de conocer gente anónima que me trasmite  su amor por el cine que realizó. Por lo cual lo estoy viviendo con mucha emoción, pero también me está permitiendo conocerle desde otra faceta;  ya no solo desde el aspecto familiar, sino también desde una faceta más profesional.

Por eso, está siendo  realmente bonito todo lo que está pasando, con motivo de su centenario. Me encanta ir por la calle y encontrarme carteles de su exposición o programaciones que se están haciendo de sus películas en algún cine de la ciudad. Es algo que me llena de ilusión y que me enorgullece muchísimo por la parte que me toca.

Centenario Berlanga
Foto de Luis García-Berlanga de niño (Colección García-Berlanga)

El centenario de Berlanga

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Algo que uno percibe más que nunca ahora con motivo de su centenario, es el cariño inmenso que la gente tiene hacia su figura y su cine. ¿No crees?

Jorge Berlanga: Siempre se ha dejado querer, tanto ahora como durante la época que le tocó vivir. Porque aunque tuviera ese humor tan satírico, la gente le respetaba independientemente de la ideología que representasen.

Quitando esa famosa frase que dijo Franco de que él era un “mal español”, mi abuelo no creo que creara crispación como director de cine. Tenía la facultad de contar las cosas desde un punto bastante neutro. La crítica que hacía en su cine era una crítica más universal y que planteaba preguntas en el espectador; es decir, no era una mera crítica hacía un bando u otro.

Jorge Berlanga
Foto de Jorge Berlanga (Instituto Cervantes)

Referente del cine y la cultura española

Daniel Jiménez / Cinemagavia: En una ocasión, Almodóvar llegó a decir que Berlanga era, junto a Buñuel, el gran referente del cine español, pero que a diferencia del último, no contó con un reconocimiento internacional. ¿A qué crees que se debe esto?

Jorge Berlanga: Creo que Buñuel fue muy inteligente marchándose a Estados Unidos en un momento dado de su carrera, que al final es la mejor forma de darte a conocer. En cambio mi abuelo, trabajó muchísimo en Europa y además con actores extranjeros en muchas ocasiones, pero no llegó a dar ese paso; aunque es cierto que llegó a  rodar también  en Argentina.  Creo que si hubiera ganado con “Placido” el Oscar a Mejor Película Extranjera en 1961, puede que hubiera ayudado a que en Hollywood se hicieran más eco de su cine. Luego también puede que al retratar una sociedad y costumbrismo tan particular como el español, su cine se hiciera muy cercano para el público español, pero para el de afuera se hiciera más difícil de comprender.

También tengo la impresión de que su carrera le pilló en tiempos muy turbulentos. Por ejemplo con “Bienvenido Mr Marshall” hubo una pequeña polémica por haber coincido el estreno con el cambio de embajador estadounidense en España; algo que no sentó especialmente bien en la embajada americana. Luego  considero que películas como “El verdugo” hubieran tenido un efecto muy explosivo en Estados Unidos, pero entre que le congelaban a veces y que algunos temas que abordaba recibían cierta negativa en determinados sitios, hicieron que su cine no llegará a ser tan conocido en según qué  países.

Bienvenido Mr. Marshall
Foto de "Bienvenido, Mr. Marshall" (UNINCI)

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Más allá de su grandiosa carrera como director, ejerció un gran papel educativo a la hora de propulsar el cine y la cultura de este país. ¿No es así?

Jorge Berlanga: Así es, es una de sus facetas de las que menos se habla, pero que también forma parte de su legado como artista; ya que impartió clases, fue director de la Filmoteca Española en su día, el precursor de los Premios Goya, etc…

Su convicción artística

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Berlanga era un absoluto genio, que supo remar a contracorriente en muchas ocasiones. Desde lidiar con la censura en muchas de sus películas, hasta verse criticado por ambas vertientes ideológicas del país. ¿Cómo ves esa convicción artística y autenticidad que él mantuvo durante toda su carrera?

Jorge Berlanga: Pienso que era algo inherente a su personalidad, era un artista que no podía callar lo que sentía o que opinaba. Lo cierto es que le intentaron censurar por los dos lados, tanto la parte franquista como la parte comunista. Puede que la censura del franquismo se conozca más, pero por ejemplo cuando hizo “Esa pareja feliz” con Juan Antonio Bardem,  trabajó con una productora en la que varios de los integrantes estaban afiliados al partido comunista. Trataron de convencerle de mil maneras posibles para que él se afiliara también al partido, pero él no se veía identificado con ninguna de esas vertientes ideológicas. Total, que por no querer afiliarse al partido comunista, le tuvieron dos años congelado sin poder trabajar.

Él siempre fue muy anárquico, pero tenía un gran conocimiento de todo. Muchas veces se concibe una postura anárquica, como una postura en la que uno no quiere posicionarse por desconocimiento a lo demás; algo que no es para nada cierto. En el caso de mi abuelo, él conoció mucho de todas las posturas ideológicas; es decir, la parte republicana le vino dada por su padre, pero al mismo tiempo tuvo que alistarse a la división azul en su momento. Lo que quiero decir con todo esto, es que conoció de primera mano las dos caras de la moneda y eso le permitió divisar las cosas con mucha más perspectiva artística.

Jorge Berlanga
Foto de Jorge Berlanga en un evento de Luis García-Berlanga (Instituto Cervantes)

Una fuente eterna de creación

Daniel Jiménez / Cinemagavia: En el acto de apertura de la Caja de las Letras que él dejó como legado en el Instituto Cervantes, dijiste que “él tenía un duende que le hacía imposible callarse ni la vergüenza ni la comodidad”. ¿A qué te referías con ello?

Jorge Berlanga: Por un lado, que él no paraba de trabajar. Recuerdo en su día cuando entraba a su estudio, ver tal cantidad de creación que uno se quedaba tremendamente impresionado con lo que veía. No había un momento de “bueno, estoy trabajando con esto y ya estoy cumpliendo”, sino que estaba continuamente creando. Ya podía estar haciendo una película, que seguía dibujando, escribiendo para él y demás.

Luego lo de la vergüenza, hacía referencia a lo que hemos hablado previamente. Él en ningún momento se calló algo por que le avergonzara, sino que en todo caso no acababan por salir según qué cosas por culpa de la censura. También era alguien que no tenía pudor a la hora de expresarse, a la hora de mostrar su opinión o manera de pensar con según qué cosas. A pesar de que lo que dijese en algunas entrevistas no fuera considerado como políticamente correcto, él lo decía sin ningún tapujo y con mucho desparpajo; aunque la mayoría de veces se inventase las cosas, para quedarse con la gente (Risas).

Ralph Talents
Foto de Jorge Berlanga

La relevancia actual de Berlanga

Daniel Jiménez / Cinemagavia: La sátira social fue una constante en su  cine, en la que se  reafirmó más aún si cabe cuando empieza a colaborar con  Rafael Azcona. Fue a través de ella en la que supo reflejar mejor que ningún otro realizador la sociedad e idiosincrasia española. ¿Crees que en ese sentido, la obra de tu abuelo ha adquirido mayor relevancia que nunca?

Jorge Berlanga: Creo que su obra ha sido siempre muy relevante, no sabría decirte si en la actualidad es en mayor o en menor grado. Al final a través de su obra contó la historia de este país, retratando principalmente a la sociedad y a la cultura española. Del mismo modo, creo que una de las grandes virtudes que tuvo como director, es que tenía una forma muy instructiva y sana de contar las cosas.

El otro día comentaba en una charla que di sobre él, que todos sus personajes pese a que tienen que lidiar con muchos pesares en sus vidas, saben afrontar las dificultades con entereza y esperanza; algo que nos puede servir más que nunca en estos tiempos.  Por eso creo que las películas de mi abuelo nos enseñan a saber sufrir, a saber seguir para adelante y sobre todo a no perder la risa por el camino.

Jorge Berlanga
Foto de Jorge Berlanga

El papel de la mujer en la obra de Berlanga

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Una parte que me fascina de Berlanga es el papel que juega la mujer en sus películas. ¿Hay una misoginia latente, que nada tiene que ver con el machismo? ¿Cuál es tu opinión personal, acerca de este aspecto de su obra?

Jorge Berlanga: Quizás haya en alguna de sus obras, pero no tenía nada que ver con el machismo. De hecho, él siempre alegó que creía firmemente que la mujer era evolutivamente superior al hombre. Es cierto que había una parte de dificultad con las mujeres, que de hecho a mí me pasa igual. A veces se me despierta un odio hacia el género femenino porque me resulta dificilísimo de comprender.

Digamos que siento que muchas veces me superan ciertas  situaciones y no sé cómo afrontarlas. Siento que me falto yo mismo el respeto o que dejo atrás muchas cosas que para mí son prioridades, por una mujer. Eso despierta en mí una rabia y una mala leche, que creo que a mi abuelo le pasaba de la misma forma; ya que se sentía incapaz muchas veces de comprender ciertas situaciones con las mujeres.

Por lo cual, no creo que haya atisbo alguno de machismo en ninguna de sus películas. En verdad, hay un montón de roles femeninos en sus películas que son absolutamente maravillosos. No sé, como alguien que lo conoció te puedo decir que él amaba profundamente a las mujeres y que siempre las trató con un respeto absoluto.

Premio Príncipe de Asturias
Foto de Luis García-Berlanga con sus hijos y recibiendo el Premio Príncipe de Asturias (Colección García-Berlanga)

La contrariedad y misticismo de Berlanga

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Hay mucho mito y misterio en torno a la obra de tu abuelo, que él mismo se encargó de algún modo de alimentarlo también. Del mismo modo, era una persona muy contradictoria. ¿A crees que se debía eso?

Jorge Berlanga: Sí, mi abuelo era una persona muy contradictoria. Creo que a medida que vas creciendo y vas conociéndote mejor a ti mismo, te vas dando cuenta que no compartes muchas de las opiniones que tenías años atrás. Él al ser una persona tan sencilla y con tanta naturalidad, no tenía ningún reparo  en cambiar de parecer.

Además de ser una persona muy contradictoria y que sabía disfrutar de la vida, también le gustaba ser un tanto tramposo o engañar a la gente (Risas). En las entrevistas muchas veces decía lo primero que le venía a la cabeza sobre algo, por diversión o para que no le encasillaran en algo determinado.

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Entre muchas anécdotas o cosas que se recuerdan de su obra, está la de, por ejemplo, usar la palabra austrohúngaro en todas sus películas. Él comentó que se debía más que nada a superstición y que no había un significado oculto en ello. ¿Crees que él era una persona supersticiosa en los demás ámbitos de la vida?

Jorge Berlanga: Sí, mi abuelo era una persona supersticiosa, pero ante todo era una persona muy rutinaria. Le gustaba hacer las cosas de la misma manera y casi te diría que a la misma hora. También se daba ciertos caprichos, que los llevaba a raja tabla; es decir a cierta hora del día se tomaba un té helado o se comía un puñado de nueces que había recogido antes con nosotros, etc…

Jorge Berlanga
Foto de Luis García-Berlanga (Cedida por Jorge Berlanga)

La importancia de su abuelo en él como artista

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Eres dramaturgo y actor entre otras muchas cosas. ¿Qué peso tuvo la figura de tu abuelo, a la hora de que tomases este rumbo en tu vida?

Jorge Berlanga: Si te digo la verdad, a pesar de que en mi familia tuviera el mundo del arte tan presente desde pequeñito, hubo un tiempo en el que no quería meterme; supongo que había un poco de rebeldía en ello (Risas). Yo empecé en el mundo de la interpretación y del arte en mis años de universidad, que es cuando tuve más claro que era el camino que quería seguir en mi vida. Es cierto que ya se despertó en mí un interés por ello en la escuela, pero era muy tímido por aquel entonces.

Esa timidez o vergüenza fue a menos cuando empecé mis años de universidad, aunque hubo el añadido de la exigencia o presión por ser el nieto de Berlanga. Eso me generó cierto miedo al principio, que se acrecentó  cuando empecé a crear por mí mismo. Pero volviendo a la pregunta, diría que la mayor influencia que tuve de mi abuelo fue tardía. Cuando estaba en vida, tenía una relación más de nieto-abuelo que otra cosa; es decir, de jugar con él o de compartir momentos familiares, pero no artísticamente.

Es por ello que diría que ha sido más póstuma su influencia, ya que en los últimos años he podido ir a los estudios, revisar lo que escribía, estudiar su obra, etc… Y todo ello  ha hecho percatarme, desde  donde él creaba como artista muchas veces. Al ver muchas de sus películas, me doy cuenta de muchas referencias que provienen de mi familia y que reconozco. Por tanto, creo que a la hora de crear, voy a compartir ciertos matices o referencias que él empleo en su día. Y por otro lado, me gustaría creer que he heredado su optimismo y sus  ganas de crear obras artísticas desde un lugar sano.

Nieto de Luis García-Berlanga
Foto de Luis García-Berlanga a introducir su legado en la caja 1034 de la Caja de las Letras (Instituto Cervantes) y Jorge Berlanga

Relación nieto-abuelo

Daniel Jiménez / Cinemagavia: A nivel personal, ¿cuál es el recuerdo que más te viene a la cabeza al pensar en Luis García-Berlanga?

Jorge Berlanga: Hay muchos la verdad, pero hay dos que siempre los tengo muy presentes. Por un lado, todas aquellas veces que me pasé con él jugando en la piscina con la pelota, en las que siempre me acababa haciendo trampas (Risas). Jugábamos a tirarnos el balón y siempre fallaba, y decía que había sido gol (Risas).

Y luego, todas las veces que subía con él a su estudio. Recuerdo que teníamos que subir por una escalerilla metálica de caracol,  por la que teníamos que ir poquito a poquito porque era realmente enana. Al llegar y abrir la puerta, me acuerdo perfectamente del desorden que tenía en el estudio (Risas). No te lo puedes ni imaginar, todo lleno de papeles, sus premios por un lado, etc… Pero claro, había un punto de misterio y de aventura en momentos como ese, que te llenaban de ilusión siendo un niño.

Daniel Jiménez / Cinemagavia: ¿Hubo algún consejo o frase que te dijera en alguna de esas conversaciones que mantuviste con él, que te marcara de especial manera?

Jorge Berlanga: No me dio consejos como tal la verdad. Mi abuelo se comportó con mucha naturalidad conmigo, en el sentido de que no tenía un comportamiento paternalista conmigo. Lo más parecido a un consejo, puede que fuera las veces que íbamos al huerto y me explicaba con todo lujo de detalles como tenía que hacer cierta cosa. El cariño con el que hacía esas cosas, creo que es el mayor consejo que me podía dar como abuelo.

Jorge Berlanga
Foto de Jorge Berlanga

Guion de '¡Viva Rusia!'

Daniel Jiménez / Cinemagavia: Volviendo a la Caja de las Letras y el legado que él nos dejó para su centenario. Entre otras cosas que salieron a la luz, una de ellas fue un guion inédito titulado “Viva Rusia” que sería como la continuación de "Nacional III". ¿Podrías comentarnos un poco sobre la trama o aspectos que sigue dicho guion?

Jorge Berlanga: Bueno no os puedo contar la trama como tal, pero sí, es como una continuación de “Nacional III”. La película la abriría el personaje de José Luis López Vázquez y se centraría básicamente en la familia y también en el marqués; que fue de hecho uno de los principales motivos por los que no se hizo, ya que Luis Escobar, que era esencial en la trama, se murió al poco tiempo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí