Judy y Punch es una comedia negra escrita y dirigida por la actriz australiana Mirrah Foulkes. Propone una relectura en clave feminista de los cuentos de títeres de cachiporra cuya tradición se remonta al Siglo XVII.

Está protagonizada por Mia Wasikowska (Stoker, Alicia en el país de las maravillas), Damon Herriman (The Nightingale, Riot), Tom Budge, Benedict Hardie, Terry Norris, Eddie Baroo, Lucy Velik y Amy Christian. La película no se ha estrenado comercialmente en salas de cine en España, pero estuvo presente en el Festival de Sitges 2019 y nos ha llegado a través de Movistar+ desde el día 7 de mayo de 2020.



Judy y Punch

Crítica de ‘Judy y Punch’

Ficha Técnica

Título: Judy y Punch
Título original: Judy & Punch

Reparto:
Mia Wasikowska (Judy)
Damon Herriman (Punch)
Benedict Hardie (Derrick)
Jacek Koman (Cantante)
Kiruna Stamell (Mavis)

Año: 2019
Duración: 106 min
País: Australia
Dirección: Mirrah Foulkes
Guion: Mirrah Foulkes
Fotografía: Stefan Duscio
Música: Frank Tetaz
Género: Drama
Distribuidora: Movistar+

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Judy y Punch’

Sinopsis de ‘Judy y Punch’

Junto al mar (nada cerca del mar), los titiriteros Judy y Punch están tratando de resucitar su espectáculo de marionetas en una ciudad anárquica bajo el gobierno de la mafia.

Donde se puede ver la película



Judy y Punch
Foto de Movistar+

Una vuelta de tuerca feminista al cuento original

Punch & Judy son los dos personajes principales de un espectáculo de títeres muy vinculado a la tradición cultural británica. Su puesta en escena no puede ser más simple. Se basa exclusivamente en los mamporrazos que va soltando el personaje de Punch a todos los que van apareciendo, en especial, a su esposa Judy.

Existe un cortometraje bizarro titulado Santa Claus’ Punch and Judy (1948) que recreaba uno de esos shows, e incluso hay una ópera compuesta por Harrison Birtwistle en 1966-67, que también se inspira en estos títeres de cachiporra, también conocidos como polichinelli. Aunque mi mejor recuerdo con ese título es una canción del grupo de rock progresivo MarillionSon espectáculos para niños, basados en la violencia física como único elemento para la diversión. En los tiempos actuales, sería bastante inviable que se permitieran funciones con ese mismo espíritu irreverente.

La película Judy y Punch, intercambia el orden de los nombres de los personajes con el fin de reinventar el cuento. Es una manera de vengar tantos siglos de impunidad en los maltratos que Punch imprimía a su mujer. Se podría considerar al film como una vuelta de tuerca feminista del cuento, sin perder de vista el tono de fábula y de farsa del original.

Judy y Punch
Foto de Movistar+

Un cuento macabro con humor negro

Judy y Punch tiene una excelente ambientación que le sirve para crear con acierto una atmósfera de cuento macabro. Sin embargo, nunca encuentra el equilibrio en el tono propuesto que oscila entre la comedia negra, la película de aventuras y la de venganzas, con ese trasfondo de reivindicación social. Su falta de definición y un guion con menos sorpresas de las esperadas, la convierten en una película visualmente atractiva, pero sin suficiente fuerza narrativa, más allá de un par de secuencias sueltas.

Destaca ese inicio por las calles nocturnas de un pueblo decadente y decrépito, donde un personaje encapuchado se cuela en un improvisado teatro para asistir a la función de los marionetistas. También funciona bien la secuencia clave donde se produce el giro de la historia y que incluye el único gag de humor negro realmente divertido.

Spoiler

El bebé saliendo despedido por la ventana de forma inesperada tras salvarlo de caer en la chimenea.

[plegar]

El desenlace también me parece efectivo, aunque previsible, incluyendo con otro gag salvaje.

Spoiler

Cuando Judy le cercena las manos a Punch

[plegar]

Pero todos esos, son breves fogonazos que no consiguen sacarnos del aburrimiento generalizado en el que nos sume la propuesta.

Judy y Punch
Foto de Movistar+

Conclusión

Judy y Punch es una comedia negra escrita y dirigida por la actriz australiana Mirrah Foulkes que propone una relectura en clave feminista de los cuentos de títeres de cachiporra, cuya tradición se remonta al Siglo XVII en Inglaterra. Lo hace extrapolando el maltrato físico y el ninguneo psicológico que sufre la esposa de Punch en la obra, a los personajes reales de los titiriteros.

Funciona mejor su propuesta visual y de ambientación escénica que el tono de un guion sin demasiadas sorpresas, en el que sus golpes de humor negro son lo mejor. Está protagonizada por Mia Wasikowska, a la que le sientan bien los personajes de cuento, y Damon Herriman, un poquito pasado de vueltas.

Judy y Punch es una fábula macabra que en manos de un director como Tim Burton hubiera sido mucho más imaginativa. El debut tras las cámaras de Mirrah Foulkes es arriesgado y no siempre complaciente. Nos regala un interesante imaginario visual, pero no logra equilibrar bien todos los elementos que pone sobre la mesa.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí