Shirley Visiones de una realidad (2013) se trata de una película austriaca dirigida por el polifacético Gustav Deutsch, arquitecto de formación profesional y director de películas y cortometrajes experimentales. La película adapta la obra pictórica del artista norteamericano Edward Hopper (1882-1967) y recrea diversos de sus cuadros, añadiendo una «trama» creada a partir de la inspiración de estos. Se puede ver en Filmin.



Crítica de ‘Shirley Visiones de una realidad’

Shirley Visiones de una realidad

Ficha Técnica

Título: Shirley: Visiones de una realidad
Título original: Shirley: Visions of reality

Reparto:
Stephanie Cumming (Shirley
Cristoph Bach (Stephen)
Florentin Groll 
Elfriede Irrall 
Tom Hanslmaier
Jeff Burrell (la voz en off)

Año: 2013
País: Austria
Duración: 92 minutos
Director: Gustav Deutsch
Guion: Gustav Deutsch
Fotografía: Jerzy Palacz
Música: Christiann Fennesz
Género: Drama
Distribuidor: Karma Films

Filmaffinity

IMBD

Trailer de ‘Shirley Visiones de una realidad’ 

Sinopsis 

Trece pinturas de Edward Hopper cobran vida para contarnos la historia de una mujer que vive una realidad que no acepta.

Shirley es una mujer atractiva, carismática, comprometida y emancipada a la que le hubiese gustado cambiar el curso de la historia a través de su involucración profesional y sociopolítica. Una mujer que no acepta la realidad de la época que le ha tocado vivir – la América de los años 30 a los años 60 – y que se aferrará firmemente a sus convicciones. (Karma Films)

Donde se puede ver la película



Cine experimental

Shirley Visiones de una realidad no es una película al uso. El filme apenas tiene una trama habitual. Lo que vemos en pantalla son diferentes recreaciones de los cuadros más famosos del pintor, puestos en escena. La protagonista de la película es una mujer que aparece en los diversos cuadros, que a medida que pasan entre uno y otro se supone que hacen avanzar la historia de su vida.

La realidad es que Shirley Visiones de una realidad es un experimento, más que una obra consumible en cines. No existe curiosidad más allá de ver como se han retratado los diversos cuadros del pintor, algo que se limita exclusivamente a la composición de los cuadros, y no al fondo teórico de estos.

Shirley Visiones de una realidad
Fotos de Karma Films

Parodiando a Edward Hopper

Edward Hopper es uno de los pintores más reconocibles del siglo XX norteamericano. En sus pinturas, uno de los leimotivs principales que podemos encontrar es la incomunicación generada por el aislamiento del individuo en la gran ciudad, fruto del capitalismo depredador. También encontramos a personajes que parecen vivir separados unos de otros, por muros invisibles. Realidades que separan mundos intangibles.

De todo eso en Shirley Visiones de una realidad no encontramos absolutamente nada. Lo único que hace Gustav Deutsch es recoger la composición pictórica de los cuadros más conocidos del pintor y recrearlos. Se apropia de la estética, para dejar de lado cualquier contexto más profundo. Vemos a nuestra protagonista recitar sus textos, pero nunca sentimos algo que nos conmueva, como si sentimos con el arte de Hopper.

Shirley Visiones de una realidad
Foto de Karma Films

La pedantería en su máximo esplendor

La película podría ser fácilmente parodiada como una de aquellas obras que solo interesan a muy determinados círculos de intelectuales. Y lo cierto es que es así. Shirley Visiones de una realidad es como si alguien hubiera digerido mal a Tarkovsky y hubiera pensado que el simple hecho de alargar un plano hasta la extenuación es sinónimo de buen cine. Pero si por poner un ejemplo, en los estirados planos del director soviético nos encontrábamos siempre con una profunda reflexión, en la película de Gustav Deutsch no hay absolutamente nada. Es el vacío absoluto.

La película parece tratar algunos temas, como es la propia crisis existencial de la mujer en la América de la posguerra o el papel del arte en la sociedad (de los discursos sobre Elia Kazan también puede desprenderse someramente algo), pero finalmente se dedica exclusivamente a realizar diálogos en voz alta que intentan trascender aunque no hablen de nada. Shirley Visiones de una realidad es la típica película que pone en mal lugar a los que somos amantes del cine pausado, porque hace pensar a los demás espectadores que todo el cine que no es comercial es tan vacío de significado como este.

Visions of Reality
Foto de Karma Films

Actuaciones vacías

Por otra parte, las actuaciones de los actores son lo más teatrales posibles, declinando cada palabra como si se tratara de un momento shakesperiano. A los actores principales, Stephanie Cumming y Christoph Bach la exageración se los come por entero, y a pesar de que se entrevé de que detrás de ellos hay dos actores consumados, lo cierto es que lo que se traslada en pantalla siempre está rozando el rídiculo.

Visions of Reality
Foto de Karma Films

Conclusión de ‘Shirley Visiones de una realidad’

Mejor pasar de la película y buscar cuadros de Hopper por internet, o incluso ir a un museo donde hayan estos y verlos de primera mano. El resultado será cien veces más reconfortante. También podemos ver la película en 16X, porque el resultado será el mismo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí