Kalashnikov (2020) se trata de una producción rusa que se aproxima a la biografía de Mijáil Kalashnikov (1919-2013), célebre ingeniero soviético que desarrolló el modelo de fusil más reconocido de la contemporaneidad, el AK-47. La película se estrenó el 20 de febrero en Rusia, y había conseguido reunir prácticamente a medio millón de espectadores, hasta que la crisis del coronavirus hizo su efecto.



Crítica de ‘Kalashnikov’

Kalashnikov

Ficha Técnica

Título: Kalashnikov
Título original: Kalashnikov

Reparto:
Yuriy Borisov (Kalashnikov
Olga Lerman (Katya)
Arthur Smolyaninov (ingeniero capitán Lyutiy)
Eldar Kalimulin (Saitzev)
Vitaliy Khayev (El general Kurbatkin)
Valeriy Barinov (General Degtyarev)

Anatoliy Lovotskiy (Teniente Glujov)
Aleksey Vertkov (Capitán Lobov)
Maksim Bityukov (Kasakov)

Año: 2020
País: Rusia
Duración: 110 minutos
Director: Konstantin Buslov
Guion: Sergey Bodrov, Aleksey Borodachyov, Sergei Gorbunov, Anatoli Usov
Fotografía: Levan Kapanadze, Maksim Shinkorenko
Música: Sergey Stern
Género:  Drama. Biográfico
Distribuidor: Planet Inform

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de «Kalashnikov» en inglés

Sinopsis de ‘Kalashnikov’

Película biográfica de la figura de Mijáil Kalashnikov, célebre en el mundo entero por diseñar el fusil de asalto AK-47. La película se centra en el período en el que diseñó el arma, y que ocupa parte de la Segunda Guerra Mundial.



Biopic al uso…

Kalashnikov adopta el formato del biopic para adentrarse en la vida del ingeniero Kalashnikov, aunque con algunos saltos temporales extraños. Evidentemente, la película se centra prácticamente en su totalidad en el desarrollo del AK-47, que ocupa la mayor parte de la película. Como la película está pensada para ser consumida por el gran público, el proceso de elaboración del AK-47 no se ha mostrado de una manera detallada o científica, sino muy ligera para ser consumida fácilmente (de hecho no hay ni una explicación técnica en toda la película y no sabemos que diferencia al AK-47 de otras armas). Así, como Newton y la leyenda de la manzana se trataba de una historia fácil y apta para ser entendida para toda la familia, así es la trama del filme.

De hecho, hay una pequeña secuencia de la infancia del ingeniero, que parece que recortaron del metraje final algo que en teoría había de ser más amplio.

Kalashnikov
Fotograma de Kalashnikov

Y factura de Biopic

Kalashnikov utiliza también una factura y diseño de producción muy ligado al biopic convencional. No hay nada que destaque para bien o para mal, la película sigue el estilo de las últimas producciones rusas de los últimos diez años, que al menos son competentes en lo que a diseño se refiere. Eso sí, resulta todo demasiado brillante, y teniendo en cuenta que estamos ante el contexto histórico de la Segunda Guerra Mundial, no deja de resultar chocante esa pulcritud que muestran la mayoría de personajes que desfilan por el filme, exceptuando un par de momentos donde podemos comprobar la factura de la guerra cuando en pantalla aparecen personajes tullidos.

Y subtrama de amor de Biopic

Y sí, por desgracia es otra de tantas películas que añade una subtrama de amor (que eso sí, está en parte basada en hechos reales) para intentar abarcar aún más públicos. En vez de contarnos detalles realmente interesantes para la trama la película añade el personaje de la ayudante de Kalashnikov, para no se sabe muy bien que, porque ni siquiera existe la química entre ambos actores, por no añadir que resulta una subtrama nada interesante.

Kalashnikov
Fotograma de Kalashnikov

Funcionarios malvados

Para explicar la historia de Kalashnikov, hay que tener en cuenta que la invención del fusil de asalto aconteció durante el período de la URSS. En las últimas películas rusas se acostumbra a realizar una mirada similar en películas que tratan la historia del país. Existe gente muy competente, pero cuya libertad es coartada por funcionarios que no tienen visión de futuro. En Tres segundos (2017), el entrenador de baloncesto era acusado de utilizar nuevas tácticas para el equipo que eran absurdas según los anquilosados burócratas. En Kalashnikov, nadie toma en serio al ingeniero que pretende diseñar un nuevo fusil, y ponen trabas para que este se desarrolle, una y otra vez. La figura del funcionario (Chinovnik, en ruso) incompetente es ya casi un troppo de todas estas películas que realizan una vista atrás en el pasado soviético.

Dejando debates éticos de lado

Kalashnikov fue el inventor de una de las armas que al fin y al cabo fue más populares en el siglo XX y XXI. Esto, conllevó también una gran ristra de muertos (se exportó a numerosos países) no solo en la URSS. Seguramente, el propio ingeniero no deseó esta situación, e incluso tenemos declaraciones del propio inventor mientras vivió, mostrando su rechazo por haber desarrollado un arma que segó tantas vidas. Esto la película debería haberlo mencionado, como mínimo de pasada, pero no lo hace en ningún momento.

Kalashnikov
Fotograma de Kalashnikov

Conclusión de ‘Kalashnikov’

Kalashnikov es una película de propaganda, solo que en vez de yankee, se trata de una obra rusa. Pero a pesar de otras películas que también pertenecen a dicho país y además están bien dirigidas o aportan algo de interés, en este caso nos encontramos con un producto prefabricado y sin gracia.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí