Knight of Cups, dirigida por Terrence Malick (La Delgada Línea Roja, El Árbol de la Vida) en 2015, llega con algo de retraso a las salas de cine españolas el 18 de septiembre. Versa sobre Rick, un guionista de Hollywood que se ve envuelto y atrapado entre el Star System y su búsqueda del sentido de la vida y de su espiritualidad.



Knight of Cups

Crítica de ‘Knight of Cups’

Ficha Técnica

Título: Knight of Cups
Título original: Knight of Cups

Reparto:
Christian Bale (Rick)
Cate Blanchett (Nancy)
Natalie Portman (Elisabeth)
Brian Dennehy (Joseph)
Antonio Banderas (Tonio)
Freida Pinto (Helen)
Wes Bentley (Barry)
Isabel Lucas (Karen)
Imogen Poots (Della)

Año: 2015
Duración: 118 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Terence Malick
Guion: Terence Malick
Música: Hanan Malick
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Productora: Dogwood Films
Género: Drama. Romance
Distribuidora: Avalon Distribución Audiovisual

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Knight of Cups’

Sinopsis de ‘Knight of Cups

En Knight of Cups, Christian Bale interpreta a Rick, un guionista de Hollywood, millonario pero infeliz que intenta buscar el sentido del amor y la vida a través de un viaje espiritual por relaciones de su pasado. (Avalon Distribución Audiovisual)

Premios

  • Festival de Berlín: Sección oficial largometrajes a concurso. 2015


Introducción

Terrence Malick filma en Knight of Cups con su habitual estilo. Planos largos, reposados. Imágenes llenas de vida y de poesía. Los personajes deambulan mientras una voz en off declama un largo monólogo sobre la existencia. Los encuadres aparecidos en la película se emparentan con la mejor fotografía paisajística y con los retratos intimistas. Malick logra que los grandes espacios se den la mano con los retratos en espacios reservados.

Knight of Cups
Fotos de IMDB

Narrativa

Y con la narrativa viene el mayor problema que a mi juicio tiene Knight of Cups y la mayor parte del cine de Terrence Malick. La poesía de sus imágenes resultan inconexas con los monólogos existencialistas que se plantean. Es cierto que una película de Terrence Malick es como sentarte a ver un atardecer en una colina, con una tabla de quesos, un buen vino y una persona amada.

Pero esa poesía del momento queda obstruida por las necesidades de la trama. Esto hace que la película avance de forma bastante inconexa. Como si fueran pequeños fragmentos líricos cuyo vehículo común son las imágenes preciosistas. Señalando también, una banda sonora pausada y llena de belleza, transmitiendo el sentimiento de desolación y búsqueda del protagonista.

Knight of cups
Copyright StudioCanal

Elenco

Imagino que por el prestigio profesional que debe dar filmar una obra de Terrence Malick, a la película se une un reparto estelar. El rol protagónico de hombre atormentado que realiza su viaje espiritual recae sobre el gran Christian Bale. Sus reflexiones y el esoterismo imperante en la película moldean un poco el fondo de la cinta. Es destacable también en el reparto la intervención de un carismático Antonio Banderas, representando el star system hollywoodiense.

Por la parte femenina acompañan con especial énfasis las actuaciones de Cate Blanchett y Natalie Portman. El talento de estas dos mujeres es insuperable y se las ve cómodas participando en el poema visual que propone Terrence Malick. Sus monólogos hablan sobre su relación con Rick y el impacto que crean, de una forma u otra en su vida y sus consecuencias, tanto negativas como positivas.

Christian Bale, Cate Blanchett,
Fotos de IMDB

Conclusión de Knight of Cups

Quizás la gran problemática del cine de Terrence Malick es su interés por lo experimental. Creo que más que cine, Malick es un creador de videoarte. Sus obras son dignas muestras de exponerse en los museos más vanguardistas de arte contemporáneo. No tomen esto como un insulto o un demérito. Si no en la inconexión entre narrativa e imágenes. Es exactamente lo que le pasa a Knight of Cups, las tramas vaporosas y los monólogos están más al servicio de un despliegue audiovisual que de una narración, una obra que a mi entender se aleja del cine.

El verdadero sitio de Malick está en el videoarte. Sus obras son como contemplar cuadros abstractos y composiciones en las que puedes detenerte durante horas. Knight of Cups resulta un tanto fallida al no guardar apenas relación con una obra de carácter más narrativo y más asequible al respetable.

Reportaje de Knight of Cups en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí