La casa de Jack (2018) es la nueva y esperada película del director y guionista danés Lars von Trier. Esta vez Trier nos sumerge en una comedia sobre un asesino en serie que muestra alguno de sus asesinatos a la vez que los narra a un peculiar personaje llamado Verge. Estreno 25 de Enero.



La casa de Jack

Crítica de La casa de Jack

Ficha técnica

Título: La casa de Jack
Título original: The House that Jack built

Reparto:
Matt Dillon (Jack)
Bruno Ganz (Verge)
Uma Thurman (Señorita #1)
Siobhan Fallon Hogan (Señorita #2)
Riley Keough (Simple)
Jeremy Davies (Al)

Duración: 155 minutos
País: Dinamarca
Director: Lars von Trier
Guion: Lars von Trier
Fotografía: Manuel Alberto Claro
Género: Thriller. Crimen

Distribuidora: Golem Distribución

Filmaffinity

IMBD

Tráiler

Sinopsis

Estados Unidos años setenta. Seguimos al inteligentísimo Jack durante cinco incidentes y descubrimos los asesinatos que le definen como asesino en serie. Vivimos la historia desde la perspectiva de Jack. Considera cada asesinato como una obra de arte, pero su profunda inadaptación le plantea problemas con el mundo exterior. A pesar de la intervención de la policía se acerca inevitablemente, Jack contra toda lógica, se empeña en arriesgarse cada vez más.

A medida que avanza la historia, compartimos las descripciones que hace de su condición, sus problemas y pensamientos mediante conversaciones con el desconocido Verge, donde se mezclan de forma grotesca la sofisticación, la autocompasión casi infantil y explicaciones detalladas de maniobras tan peligrosas como difíciles para Jack. (Golem Distribución).

Premios

  • Festival de Cannes: Sección oficial (fuera de concurso)
  • Festival de Sitges: Sección oficial (Fuera de concurso)


Lars von Trier otra vez

Una vez más Lars von Trier vuelve a traernos una de sus inmensas películas con la que explota, en esta ocasión, el asesinato a través de una perspectiva artística y moral.

Después de la Trilogía de la Depresión (Antichrist, Melancholia, Nymphomaniac) Trier sorprende con esta película circunscrita en el género de la comedia. Aunque las risas se irán desinflando a medida que la cinta avance y se acerque el final.

Lars von Trier hace una división narrativa de su película (a lo cual ya estamos acostumbrados y, personalmente, me encanta) en cinco partes, concretamente cinco incidentes (sí, los asesinatos son incidentes) y un epílogo final.

También podemos disfrutar del diálogo narrativo entre Jack y Verge, interpretado por Bruno Ganz (Cielo sobre Berlín, El hundimiento). En esta conversación nos son referidos cinco de los crímenes cometidos por Jack y que este ha seleccionado al azar.

La casa de Jack

Jack y su casa

El personaje principal de La casa de Jack es interpretado por un magnífico Matt Dillon que, a pesar de ser conocido por aparecer en otro tipo de películas (Algo pasa con Mary, Crash), vence, encarnando a Jack, todo orden social y convence de su psicopatía y crueldad.

Jack es un hombre sádico carente de empatía hacia el dolor ajeno, algo que muestra desde la infancia. La vida humana es para él un medio para conseguir un fin mayor. Además, su carácter obsesivo compulsivo le otorga credibilidad (y hasta cierta comicidad) a su naturaleza psicopática. Él hace lo que hace para conseguir ejecutar la obra perfecta; quiere llegar a la perfección artística a través de sus víctimas.

Él es artista e ingeniero de profesión. Sus asesinatos se convierten en una suerte de realización artística, mientras que, por otro lado, desea encontrar el modo de construirse una casa sumiéndose en la búsqueda del material perfecto. Sin embargo, Jack parece no dar con la obra final deseada. El filme se torna en una continua búsqueda insatisfactoria.

La casa de Jack

Algunos aspectos sobre The house that Jack built

Todo lo que pueda decirse sobre la nueva película de Lars von Trier es poco; su universo laberíntico, perverso para unos, esclarecedor para otros, trata cuestiones básicas convertidas en auténticos manuales de filosofía.

Jack cree poder encontrar el arte gracias a la muerte y a la descomposición. Verge, su interlocutor, defiende la vida y asegura que sin amor no es posible hallar el arte. Es más, a través de sus víctimas, Jack cree ser capaz de redimir a una silenciosa e ignorante sociedad, merecedora de crímenes de los que también son coautores.

Lars von Trier, siempre polémico, en esta película vuelve a crear personajes que expresen lo inexpresable, introduce cuestiones candentes y primigenias y presenta la brutalidad y la vulnerabilidad humana por medio de lo inhumano. Y después, se burla.

Conclusión

Lars von Trier en su última película hace alarde de una violencia visualmente atractiva (marco de esta película y de su obra), con la que genera una composición artística desbordante de reflexiones preparadas para ser diseccionadas por el espectador amante del genio danés. Trier siempre sin complejos.

Si quieres conocer otra opinión de esta película dirígete AQUÍ

Si quieres conocer una segunda opinión dirígete AQUÍ

Este artículo también lo puedes leer en You Talkin’ Cine

Reportaje de La casa de Jack en Días de Cine TVE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here