La reportera Marie Colvin estuvo en primera línea de fuego para contar la verdad de primera mano hasta su muerte. Ahora llega a los cines La corresponsal, película que se centra en la labor vocacional de esta periodista combatiente. La eficiente Rosamund Pike encarna a la malograda columnista del británico Sunday Times. Una película de género mixto: drama, acción, bélico, biográfico. Debuta el documentalista Matthew Heineman como director de ficción. Estreno el 31 de mayo.



Crítica de La corresponsal

La corresponsal

Ficha Técnica

Título: La corresponsal
Título original: A Private War

Reparto:
Rosamund Pike (Marie Colvin)
Greg Wise (Profesor David Irens)
Alexandra Moen (Zoe)
Tom Hollander (Sean Ryan)
Faye Marsay (Kate Richardson)
Jesuthasan Antonythasan (Thamilselvan)
Raman Srinivasan (Líder de grupo tamil)
Natasha Jayetileke (Enfermera de Sri Lanka)
Nikki Amuka-Bird (Rita Williams)
Amanda Drew (Amy Bentham)
Hilton McRae (Adam Watkins)
Fady Elsayed (Mourad)
Corey Johnson (Norm Coburn)
Jamie Dornan (Paul Conroy)

Año: 2018
Duración: 110 min.
País: Estados Unidos
Director: Matthew Heineman
Guion: Arash Amel, Marie Brenner
Fotografía: Robert Richardson
Música: H. Scott Salinas
Género: Bélica. Acción
Distribuidor: DeaPlaneta

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de La Corresponsal

Sinopsis

Marie Colvin (Rosamund Pike), una de las corresponsales de guerra más famosas de nuestra historia reciente, no le tiene miedo a nada y arriesga su vida a diario para dar voz a las víctimas de la guerra desde primera línea de batalla. Durante los primeros años se siente cómoda compartiendo martinis con la élite de Londres mientras combate dictadores en todo el mundo. Pero los distintos traumas que va acumulando en cada nueva misión acaban tomando el control de su vida personal, que poco a poco se va desmoronando. Aun así, su empeño en mostrar el lado más cruel de la guerra le lleva a embarcarse en la misión más peligrosa de toda su carrera en la ciudad sitiada de Homs, Siria.

Premios

  • Globos de Oro: Nominada a mejor actriz – drama (Pike) y canción. 2018
  • Satellite Awards: Nomin. a mejor película independiente, canción y actriz (Pike). 2018
  • Sindicato de Directores (DGA): Nominada a mejor nuevo director. 2018


La corresponsal reconocida por el gremio

Marie Colvin narró múltiples conflictos bélicos de su tiempo, de Sierra Leona a Kosovo, de Chechenia a la Primavera Árabe. Su fisonomía era muy peculiar. Portaba un parche en su ojo izquierdo. Un órgano que perdió a causa de una granada mientras cubría la Guerra Civil de Sri Lanka. Así lo muestra el film. Por eso, La corresponsal fue reconocida por el gremio en dos ocasiones, dada su valentía por atender la noticia en circunstancias peligrosas. Su vida personal era algo más caótica.

La Corresponsal

No pudo ver cumplido su deseo de ser madre, ya que su dedicación profesional le impedía mantener una estabilidad personal. En su misión por contar los horrores que había visto en Siria, quedó sepultada en la ciudad de Homs. Describió esta guerra como lo peor que había visto. Testigo de muertes tan crueles como la de un bebé a causa de los bombardeos por las tropas gubernamentales.

Estado de guerra

Vivir en constante estado de guerra conlleva no solo peligros físicos. Ni los oficiales más condecorados podrían aguantar tantas guerras como lo hizo Marie Colvin. Ser corresponsal de guerra implica un esfuerzo emocional enorme que abstraiga el dolor presente. Pero por muy fuerte que sea la persona, al final acaban brotando recuerdos imborrables de ese horror injustificable. Después de la guerra de Irak (2003), La corresponsal tuvo que ingresar en un centro tras desarrollar TEPT. El trastorno de estrés postraumático es una enfermedad de salud mental desencadenada por un evento aterrador, por haberse experimentado o presenciado.

La Corresponsal

Apartada durante un tiempo del campo de batalla, la solución a sus problemas no se arreglaría internándose. Más bien, su salvación sería volver a contar esas historias que conmovían a los lectores de prensa cerca del peligro. Por desgracia, las guerras nunca terminan. Así, su adicción al alcohol se convertiría en su mejor medicina.

Consecuencias y heridas de la guerra

Incluso en estos lugares tan hostiles, Marie Colvin encontró amistades. Como el fotógrafo Paul Conroy, interpretado por un irónico Jamie Dornan. El film también relata esta relación más allá de lo profesional, pero siempre con respeto. Precisamente él estuvo presente en el bombardeo que las fuerzas de Bashar Assad acabaron con la vida de La corresponsal. Horas antes, Colvin había denunciado en CNN en directo que el Gobierno, y no grupos terroristas, bombardeaban a civiles inocentes. El fotoperiodista colaboró con la reportera durante años, captando imágenes que respaldaban las crónicas que ella escribía.

Los intereses capitales del tabloide

En La corresponsal, hay cierta reflexión sobre la gestión de los medios de comunicación occidentales respecto al trato de forma. Cómo el consejo editorial antepone el morbo de lo impactante al estricto deber de la información. Desde luego, la columna de Marie Colvin era necesaria para poner voz a personas con trágicas historias sobre la guerra. Porque ella no solo informaba sobre la actualidad, sino también contaba la realidad de los inocentes o los indefensos.

La Corresponsal

Colvin lo sentía como un deber con la sociedad. Ser el ojo que observa aquellos rincones del planeta donde la paz no llega. En el lado opuesto, su editor, interpretado por un gran Tom Hollander, al defender los intereses capitales del tabloide británico. Un dilema difícil de equilibrar. Sin embargo, la imagen del editor en el film es de verdadera amistad, y valoraba su gran trabajo como reportera. Al final, Colvin ganaba siempre la partida.

Por qué adentrarse en la guerra

Dividida en capítulos, narra los episodios más importantes en la vida de Marie Corvin de manera retroactiva. Los últimos diez años de vida. Desde su incursión en Sri Lanka, donde nace su leyenda como periodista valiente. Después, la guerra Irak, donde conoce a su fiel fotógrafo Conroy. El posterior internamiento psiquiátrico, donde se recupera de su agotamiento mental. Hasta su última incursión, la primavera árabe. La corresponsal gira en torno al mensaje más trascendente que la periodista pronunció poco antes de morir. Por qué adentrarse en la guerra y escribir sobre ella. Para conseguir que estos asuntos le importaran a alguien más.

Conclusión

La función del reportero nació con la misión de contar la verdad sobre cualquier conflicto armado en el mundo. Para que la propaganda del régimen triunfante no secuestrara los hechos más viles. John Dos Passos, George Orwell, Ernest Hemingway. Infinidad de escritores han viajado hasta el campo de batalla para denunciar las injusticias cometidas que el mundo ignora. Sin embargo, narrar un suceso desde la trinchera a veces tiene un precio: la propia vida.

Marie Colvin murió mientras narraba una guerra que todavía hoy sigue abierta. El director Matthew Heineman enfoca la historia no de forma biográfica, sino como un documento que justifica el oficio. La necesidad de recordar que La corresponsal estuvo allí donde nadie desea estar, pero debe conocer. Sacrificando una vida estable por ser testigo de crímenes de guerra, eso sí, sin renunciar a ciertos placeres. La naturalidad de Rosamund Pike pone en valor a Marie Colvin.

Reportaje de La corresponsal en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí