Inicio Televisión Netflix “La Emperatriz”: Una sombría y cruda versión de Sissi

“La Emperatriz”: Una sombría y cruda versión de Sissi

La emperatriz

La Emperatriz es una nueva miniserie histórica de Netflix que narra la complicada vida en palacio de la Emperatriz de Austria, Sissi. Está escrita por Katharina Eyssen y codirigida por Florian Micoud Cossen y Katrin Gebbe. La serie ha conseguido situarse en el segundo lugar de series más vistas en Netflix España desde su estreno. Esta producción está protagonizada por una honesta y carismática Devrim Lingnau, mostrando el lado más oscuro y dramático de la emperatriz, muy lejos de la jovial Sissi (1956) de Ernst Marischka. Con tintes románticos, aunque de carácter dramático, la serie muestra una lucha de poder dentro de la corte austríaca donde la tensión y la desconfianza intentan romper en pedazos a la protagonista. Estreno el 29 de septiembre de 2022.



La emperatriz

Crítica de ‘La emperatriz’

Ficha Técnica

Título: La Emperatriz
Título original: Die Kaiserin

Reparto:
Devrim Lingnau (Isabel de Baviera)
Philip Froissant (Francisco)
Melika Foroutan (Sofía)
Johannes Nussbaum (Maximiliano)
Almila Bagriacik (Leontine)
Raymond Tarabay (Embajador Bourqueney)

Año: 2022
Duración: 55 min.
País: Alemania
Director: Florian Micoud Cossen, Katrin Gebbe, Kati Eyssen
Guion: Kati Eyssen, Bernd Lange, Janna Maria Nandzik, Lena Stahl
Fotografía: Christopher Aoun
Música: Sebastian Damerius, Johannes Lehniger, Lisa Morgenstern
Género: Drama de época
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La emperatriz’

Sinopsis

La rebelde Isabel se enamora del emperador Francisco y se convierte en su inesperada esposa. Ahora, hace parte de un mundo de tensión e intriga en la corte vienesa.

Dónde se puede ver la serie en streaming


Powered by
JustWatch


Una visión diferente de Sissi

La Emperatriz nos presenta una interesante visión de la vida en palacio de Sissi. Isabel fue conocida por su peculiar personalidad para una mujer de su época; carismática y rebelde, de corazón libre y empática. La serie nos habla de una mujer fuerte, aunque inmadura, que choca con la realidad de la vida rodeada de personas que solo quieren usarla o poseerla. De hecho, la serie nos muestra la perspectiva de mujeres con objetivos muy distintos que están dispuestas a sacrificarlo todo por aquello que quieren. Sin ser una serie de época espectacular, tiene matices que la convierten en un buen visionado. Destaca, sobre todo, la segunda mitad. Tiene un crescendo importante con alguna que otra escena que consigue brillar por si sola.

Aunque la serie nos cuente la ya famosa historia de Isabel de Baviera, esta producción muestra un trasfondo bastante contemporáneo. La Emperatriz es, en realidad, la historia de dos jóvenes de espíritu libre que deben hacer frente a una serie de responsabilidades para las que todavía no están preparados. Tanto Isabel, como Francisco, tienen poca noción de lo que significan sus decisiones, y aprenden de primera mano sus consecuencias. La Emperatriz no es una producción que te deje sin palabras, pero consigue mantenerte enganchado a la historia y las distintas tramas de sus personajes que entrelazan con éxito.

La Emperatriz Netflix
Copyright Netflix

Personajes carismáticos

Aunque La Emperatriz nos habla de Sissi, las tramas de los demás personajes son, en realidad, las más interesantes. La serie tiene un listado de personajes principales de características bastante interesantes, personalidades muy bien marcadas y con un bagaje que nos permite empatizar. Hay algunas tramas que podrían haber sido más exploradas o haber sacado más chicha, como por ejemplo la de Maximiliano, pero aun así cumplen con su función sin intrigarnos demasiado.

Casi todos, exceptuando a Isabel y Francisco, son personajes con tintes de antagonista. De ideales muy claros y personalidad fuerte, todos tienen un objetivo a seguir que obstaculiza o utiliza a la protagonista de algún modo. Es interesante esa dualidad, ya que nos permiten empatizar con ellos, pero nos frustran sus malas decisiones. Hay tres personajes en particular que desbordan carisma y despiertan mayor curiosidad.

Esos personajes son Maximiliano, el hermano del emperador al que la necesidad de poder y las heridas del pasado hacen que entre en una espiral de traición peligrosa, Sofía, la madre de Francisco que tanto miedo tiene a perder la estabilidad de su vida, y Leontine, la farsante duquesa que desea acabar con la realeza de Austria. Estos personajes son los que aportan conflicto y tensión a la que podría haber sido una vida tranquila para la emperatriz y emperador de Austria. A la vez, son personajes que consiguen hacer ver a la protagonista la realidad de su vida y el mundo en el que ahora se encuentra.

Die Kaiserin Netflix
Copyright Netflix

Elementos de producción no tan brillantes

Aunque la serie sea bastante entretenida y puede que un dulce para los amantes de las series de época, hay unos elementos que no dejan que La Emperatriz brille tanto como podría. Vamos a ver algunos de ellos:

Narrativamente la serie nos muestra la vida de Isabel y Francisco, desde que se conocen hasta pasados unos meses de su boda. Las distintas tramas y los distintos conflictos que surgen durante ese tiempo están bien hilados, aunque en algunos momentos son predecibles. En general, la serie denota un poco de falta de personalidad, dando la sensación de que le falta algo. Hay una chispa que no acaba de quemar, ya sea en la trama principal como entre la química de los protagonistas. Esa falta puede que se deba a la simpleza en la fotografía de algunas tomas. Visualmente, la producción ha querido darle un ambiente frío e impersonal que contraste con la colorida y rebelde Isabel, pero se simplifica demasiado en algunas escenas.

Por otro lado, esa simplicidad de fondo ha permitido que resalte el vestuario. Vestidos y peinados extravagantes que en ocasiones parecen haber sido modernizados, pero que captan la atención con un solo vistazo. Tanto el vestuario de Sisi como el de su hermana Elena, destacan por belleza y originalidad. Aunque por esa misma razón choca un poco con la época. Por último, aunque el guion sea interesante, los diálogos dejan un tanto que desear. Frases clichés y conversaciones que se repiten, se convierten en diálogos planos, pecando de simples. Por suerte, se adhieren a la trama y a las características de cada personaje sin dejar que la sencillez aburra.

La emperatriz Netflix
Copyright Netflix

Conclusión de ‘La Emperatriz’

La decisión de una joven que solo quería ser libre” es la historia que nos narra La Emperatriz. Aunque con un inicio un tanto simplista y de poca emoción, la serie consigue remontar gracias a sus intrigantes personajes y la tensión in crescendo de la historia. No es un drama de época que destaque por su originalidad o fotografía, pero aun así se convierte en un visionado entretenido sobre un personaje histórico tan conocido como Sissi.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior«Smile»: dientes, dientes, que eso es lo que les jode
Artículo siguiente«Fall»: Caída a 4.7 Km de altura
Gemma es una redactora, editora de mesa y guionista de Barcelona. Trabaja como autónoma – mientras se tira de los pelos, pero con ilusión – para clientes particulares, profesionales y medios. Está especializada en escritura de guiones; tiene un Máster en Guion de Ficción para Cine y TV. Su escritura está enfocada mayoritariamente a servicios artísticos como contenidos Literarios, Audiovisuales o Comics, pero también trabaja redactando contenido web y para blogs.
la-emperatriz-serie-critica-netflix-estreno“La decisión de una joven que solo quería ser libre” es la historia que nos narra La Emperatriz. Aunque con un inicio un tanto simplista y de poca emoción, la serie consigue remontar gracias a sus intrigantes personajes y la tensión in crescendo de la historia. No es un drama de época que destaque por su originalidad o fotografía, pero aun así se convierte en un visionado entretenido sobre un personaje histórico tan conocido como Sissi.

2 COMENTARIOS

  1. No sé ni cómo calificar esta serie, para mí ha sido una decepción. Me parece muy al estilo de Los Bridgerton, quieren vestirla de una «supuesta modernidad» y termina siendo un extraño pupurri que te deja descolocada. Dejando aparte su escandalosa falta de rigor histórico, hay un montón de detalles que chirrían. Es lógico que se tomen licencias, nadie pide que todo sea fiel a la historia, pero otra es inventarse tantas cosas. Para empezar, la actriz que escogieron es muy desacertada, sus facciones duras, su edad, no encajan… Peinados ridículos, una «fiesta» el día antes de la boda que parece una bacanal, Sissi con resaca el día de la boda, una dama de compañía colándose en la corte cuando estaba súper controlado…y solo por nombrar unos pocos detalles absurdos, hay muchísimos más! . Pero lo peor para mí es el desastre que hicieron con Maximiliano, lo han cambiado por completo, por favor! Hay un montón de información sobre Sissi, y no entiendo por qué nadie hasta ahora se ha animado a hacer una serie o película del personaje real. Tenía tantos matices, era una mujer tan compleja, obsesionada con su cuerpo, con pánico a envejecer…que para mí sería muy interesante y sin necesidad de inventar. En fin, somos mucha gente que conocemos la historia y la vemos como un desastre. Querían venderla como la nueva The Crown y me parece que no le llega ni a los talones. Si quieren verla como puro entretenimiento, puede valer, pero no busquen nada más profundo porque no lo hay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí