Creación Guiones

La compañía Bambolina Teatro se encuentra en los Teatros Luchana con la comedia La peor cita de mi vida, de Rubén Gómez. Asimismo, cuenta con la dirección de Sandra Bernat y Víctor Páez. También cabe destacar que Ben Nieto, Javier Dut, Marina Campos, Laura Martínez y Adrián Manuel Parejo forman el reparto actoral. Se puede disfrutar hasta el 26 de septiembre, en los Teatros Luchana, todos los domingos, a las 21:15 horas.



La peor cita de mi vida

Crítica de 'La peor cita de mi vida'

Ficha Técnica

Título: La peor cita de mi vida
Título original: La peor cita de mi vida

Reparto:
Ben Nieto
Javier Dut
Marina Campos
Laura Martínez
Adrián Manuel Parejo

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Sandra Bernat y Víctor Páez
Dramaturgia: Rubén Gómez
Diseño de iluminación y sonido: Alex Bonet
Escenografía y atrezzo:
Hugo Ánia y Pascual Escrig
Peluquería y maquillaje:
Elena Aparici
Diseño gráfico:
Álex Reula
Escenas 3D:
La Cubitera
Comunicación: Carlos Tejedo
Utilería:
Gloria Grau
Vestuario:
Silvia Giménez
Producción: Bambolina Teatro

Teaser de 'La peor cita de mi vida'

Sinopsis de 'La peor cita de mi vida'

La peor cita de mi vida nos presenta a Guille, que convence a su amigo Ernesto para acudir a una cita doble con una chica que ha conocido, que vive con su prima en un pequeño apartamento de la ciudad. El primero, con altísima autoestima, es un mujeriego dispuesto a hacer cualquier cosa y asumir cualquier situación por conseguir los favores de la mujer deseada. El segundo, inexperto en relaciones y algo deprimido por el poco éxito que tiene con las mujeres, es un hombre educado, algo clásico, apasionado de la lectura, el saber y los buenos modales, convencido que la mejor forma para enamorar a una mujer es ser «un caballero» siguiendo el ejemplo de los galanes que lee en sus libros.

Ideas enfrentadas sobre cómo conseguir enamorar a una chica que a ninguno de los dos darán la razón, especialmente por la peculiaridad de un pequeño detalle inesperado, que cambiará por completo los planes que tenían para esa gran noche. (TEATROS LUCHANA).



La peor cita de mi vida
Foto de Bambolina Teatro

Donde caben dos, caben cuatro, o más

Los líos amorosos y las marañas que surgen en el proceso de seducción es uno de los temas que más se aprecian en las comedias románticas. Rubén Gómez se suma a este género con La peor cita de mi vida, una neo-screwball en su máximo apogeo, que demuestra que tirar de los clichés y estereotipos puede ser una buena estrategia si está bien llevada. El guion de Gómez rezuma frescura, rapidez y puro humor pícaro y alocado. Asimismo, comprende la naturaleza de su obra, por lo que no planea ser algo que no quiere, sino que lleva esa hilaridad hasta el final, con escenas rocambolescas que hacen de la pieza un auténtico frenesí de carcajadas. Sabe reírse del género masculino, pero sin ridiculizarlo ni tampoco caer en una falsa honestidad, por lo que se aplaude la inteligencia para introducir esta caricatura tan bien realizada.

Por otro lado, las problemáticas que van surgiendo, van evolucionando de una forma absolutamente ascendente, por lo que llega a un clímax exquisito. Durante las últimas escenas, el público está completamente dentro de la obra, acepta todo tipo de disparates, lo que indica que lo absurdo es un gran aliado cuando se sabe en qué punto introducirlo. Los personajes que aparecen en escena no necesitan contar su trasfondo como tal, siguen un prototipo que acaban encontrando su propio sello según transcurre el espectáculo. Tan variopintas como las situaciones que se suceden, el espectador se deleita ante una comedia que sabe complicarse lo suficiente para impresionar, pero manteniendo su ligereza principal. Un cóctel de histrionismo, desternillante y en continua actividad. Además, no decae en ningún momento, lo que es complicado, dada la naturaleza de la propia pieza teatral.

Teatros Luchana
Foto de Bambolina Teatro

Juntos y revueltos

El mundo de la seducción y de las problemáticas que trae, en ocasiones, el sexo toma los cuerpos de Ben Nieto, Javier Dut, Marina Campos, Laura Martínez y Adrián Manuel Parejo. En primer lugar, Ben Nieto lidera el reparto con una socarronería necesaria, comprende a la perfección su personaje y lo lleva hasta el final. Sin juzgarlo y sin caer en posibles trampas dramáticas, disfruta de la comedia y afronta su papel de casanova de manual. Una interpretación más que notable. Junto a él, un magnífico Javier Dut, el cual demuestra que tiene una capacidad para el humor más sutil, pero igual de efectiva. Su principal dificultad es mostrar la extraña naturaleza de su personaje sin ser excesivo y redundante, lo que, indudablemente, Dut cumple y de una manera brillante. Los dos son uno de los pilares interpretativos más importantes de La peor cita de mi vida.

Y si Nieto y Dut son uno de los pilares, el otro está formado por Marina Campos y Laura Martínez, las cuales mantienen el mismo nivel actoralmente. Para comenzar, Campos está sembrada, magnífica en todas sus escenas. Su calidad como actriz es proporcional a las risas que provoca en los espectadores, las cuales son muchísimas. Esa expresividad seductora, mezclada con un humor más literal, otorgan la combinación perfecta. Por su lado, Laura Martínez, mantiene esa ligereza más blanca, donde no se hallan tantos matices como sus compañeros. Aun así, es un punto de anclaje necesario a nivel dramático, sin ella podría no haber un buen equilibrio de sinergias. Por último, pero no menos importante, es Adrián Manuel Parejo, la guinda del pastel. Su llegada a escena es lo que redondea la obra, desarrollando un personaje efímero, pero igual de contundente y memorable que los demás.

Teatros Luchana
Foto de Bambolina Teatro

Disparatada e hilarante

Desde la primera escena el espectador sabe ante que se encuentra con La peor cita de mi vida, donde el montaje y la dirección de escena van a ser fundamentales. Y así es. Durante toda la obra hay un control de energía que logra que el público demande más dinamismo y se vea recompensado con ella. Sabe equilibrar entre el peso del texto y la propia acción en el espacio. No se puede negar que hay que aplaudir la labor de Sandra Bernat y Víctor Páez, que han exprimido cada uno de los elementos que hay sobre las tablas y han obtenido un resultado estupendo. El ritmo no mengua en ningún momento, sabe donde dar los golpes de efecto y se disfruta que incorpore todo ese torrente de humor físico sobre la escena.

Por otra parte, el diseño de iluminación selecciona pertinentemente los momentos en los que debe hacerse notar, aportando y construyendo una composición acorde a lo que se busca en cada escena. De esta forma, aunque se mantiene estática en la mayor parte del tiempo, sabe encontrar su lugar para no convertirse en un elemento plano. Lo mismo sucede con la música, la cual adquiere un significado totalmente paródico, pero cumple su función y aporta esos momentos cómicos puntuales. Para terminar, sería conveniente destacar que la interacción con el atrezzo es magnífica, ver cómo se transforma de un mero escaparate a un lugar lleno de posibilidades para desarrollar la extravagancia y excitación que se vive sobre el escenario. Es difícil cerrar piezas que llegan a un nivel de frenesí alt, pero ésta lo logra con un final coherente, acorde a la personalidad de la obra.

La peor cita de mi vida
Foto de Bambolina Teatro

Conclusión

La peor cita de mi vida es una comedia desternillante, alocada, llena de energía que invade al público con todo ese frenesí. El guion sabe utilizar los clichés, los estereotipos de lo romántico y hacerlos suyos, mezclándolos con puro humor físico y un histrionismo que evoluciona al máximo. En ningún momento decae el ritmo, con un montaje muy bien realizado y una combinación de elementos artísticos y expresivos espléndidos. En todo momento va a más y se agradece poder vivir esa diversión en el teatro. Asimismo, el reparto está en plena forma, dándolo todo sobre el escenario, destacando unos brillantes, Ben Nieto, Javier Dut y Marina Campos. Una sensación renovada, gracias a una historia de enredos, que deja sin aire al espectador por las carcajadas y el buen rollo que genera.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí