La Protegida (The Protege) es la nueva película de Martin Campbell (El extranjero), uno de esos directores invisibles, de esos que han dirigido películas que todos hemos visto, pero cuyo nombre no ha quedado registrado en el cerebro general del aficionado al cine. Como especialista en el thriller y en la acción, el director nos trae ambos géneros mezclados con comedia y un reparto tan llamativo como talentoso. Estreno en España el 18 de marzo de 2022.



La protegida

Crítica de 'La protegida'

Ficha Técnica

Título: La protegida
Título original: The Protégé / The Asset

Reparto:
Maggie Q (Anna)
Michael Keaton (Rembrandt)
Samuel L. Jackson (Moody)
Robert Patrick (Billy Boy)
Ori Pfeffer (Athens)
Ray Fearon (Duquet)
Madalina Anea (Amigo de Anna)
Florin Piersic Jr.(Ram)
Caroline Loncq (Claudia)
Velizar Binev (Don Preda)
Ekaterina Baker (Technician Lotta)
Cosmin Dominte (Anton)
Jack Derges (Randy)

Año: 2021
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Martin Campbell
Guion: Richard Wenk
Fotografía: David Tattersall
Música: Photek
Género: Thriller
Distribuidor: Vértice Cine

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'La protegida'

Sinopsis

Anna (Maggie Q), fue rescatada y entrenada en el negocio familiar, cuando no era más que una niña, por Moody (Samuel L. Jackson), un legendario asesino, su mentor y figura paterna. 20 años después, Anna se ha convertido en una de las asesinas a sueldo más hábiles del planeta.

Cuando Moody es brutalmente asesinado, Anna jura venganza y, para ello, se alía con Rembrandt (Michael Keaton), un enigmático asesino.

A medida que crece el acercamiento entre ambos, la confrontación se va volviendo más y más peligrosa. (Vértice Cine)



La forma de la acción

El género de acción siempre ha sido una categoría difícil: denostada históricamente por la crítica, sufrió en esa primera década del siglo XXI con la explosión (risas) digital y padece constantemente de problemas narrativos. Todo esto no suele importar al fan del género, quien suele buscar cintas con buenas coreografías y situaciones de peligro creativas y originales. Los últimos años nos han traído un cine de acción que han querido potenciar esto último en detrimento de toda narrativa o personajes.

El buen cine de acción, en una balanza, por incorrecto que parezca, siempre se ha caracterizado por tener uno de sus brazos más caído que otro. En el brazo derecho: un guion simple y ligero. En el brazo izquierdo: la creatividad al servicio de la estética visual y la violencia, esa nueva forma de disparar, de conducir, de saltar; esas maneras  genuinas de salvarse de peligros que hemos visto tantas veces.

La protegida

La protegida, expuesta

Martin Campbell no se adscribe a esa citada forma de hacer cine de acción en La protegida, quiere dotar de peso a la narrativa combinando el género con el thriller. Pretende, además, agregar dimensiones a los personajes con la inclusión del factor cómico. La idea, en base a un guion escrito por Richard Wenk, responsable de la escritura de The Equalizer, es loable, pues el intento de añadir capas a un tipo de cine que solo funciona en una es algo de agradecer. Por desgracia, el resultado no ha sido tan redondo como dicha idea planteaba.

El principal problema de La protegida radica en que los esfuerzos colocados en la acción no son suficientes. No hay ninguna escena que se sienta completamente única y original, todos los tiroteos, los golpes y las caídas podrían pertenecer a cualquier otra película. Esto no sería grave si esa esencia en el thriller funcionase bien, pero tampoco lo hace. El guion no tiene la fuerza ni el interés suficiente como para que la narrativa rescate a esa acción poco estimulante. Los giros de guion se sienten gratuitos y simples y la propia película los presenta como si no tuviésemos que tomarlos demasiado en serio. Si no impacta la acción y el guion se toma a sí mismo a broma, ¿Dónde destaca La protegida?

The Asset

Dispárame otra vez

En nada. La protegida no destaca en nada. Sería injusto indicar que la película es inferior o, como se suele decir, mala. La iluminación es fantástica, el sonido muy bueno, el diseño de escenarios y localizaciones está cuidado con bastante talento y el reparto es muy admirable. Maggie Q prevalece como experta en las secuencias de acción y no decae en el tono dramático o cómico, Samuel L. Jackson trata de adoptar su inflexión más irónica y Michael Keaton está desatado de estrés interpretativo: sus escenas junto a Maggie Q son lo más divertido e interesante de la película. No se puede decir, con estos elementos, que La protegida sea una película mala, pero sí que es una muy buena producción audiovisual al servicio de una narrativa y una selección de planos convencionales y poco novedosos.

El montaje musical pertenece a otra época y lo convierte en un pequeño desastre. Este tipo de composición pretende enfatizar lo espectacularmente cool que son algunos de sus personajes. El estructura ya sonará a muchos: el personaje realiza un acto ultraviolento que debe ser percibido como ingenioso y, por si el espectador no ha percibido lo ingenioso que es, se eleva desde el infierno el volumen de esa música pop mientras dicho protagonista demuestra lo absolutamente intocable que resulta con respecto a sus rivales. Es algo que sucede también en las páginas del guion de La protegida, dedica tanto tiempo a explicar por qué sus personajes son tan chulos y frescos que uno espera que al menos muestren alguna razón de peso para creer en esas líneas.

La protegida

Y llegó el flashback, y os hizo libres

Merece la pena mencionar en un nuevo párrafo el uso del flashback que muestra La protegida, muy desacertado tanto narrativa como estéticamente. Se aplica como elemento explicativo a esa información escondida previamente al espectador, un truco narrativo tramposo y que conspira con la inteligencia del público. En su forma: se le aplican unos efectos de postproducción muy antiestéticos que subrayan tanto la trampa como el poco ingenio. Esta forma del flashback ejemplifica que si hay pocas cosas que destaquen para bien en La protegida (más allá de ese Sr. y Sra. Smith que acaban componiendo Maggie Q y Michael Keaton), sí hay diversos detalles que despuntan de forma negativa. Todo lo demás es tan correcto que frustra el mínimo ofrecimiento de La protegida en los apartados que, por género, deberían ser medulares.

The Asset

Conclusión de 'La Protegida'

En conclusión, La protegida es una película pasable, correcta, cuyas ventajas e inconvenientes se anulan entre sí para dar un producto que no indignará a nadie pero con el que pocos querrán repetir. Es una producción de buena calidad, donde veremos distintas localizaciones del mundo bien rodadas y fotografiadas protagonizadas por un casting de gran talento. Si el reparto de peso se hubiese centrado más en la acción o en la narrativa probablemente tendríamos una película memorable en al menos uno de esos apartados, pero el peso de sus elementos se equilibran dando lugar a algo tan plano como la perpendicular de esta balanza.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí