La punta del iceberg supuso para el cineasta canario David Cánovas su debut en el largometraje en el año 2016. Con un importante reparto encabezado por Maribel Verdú, la cinta española aborda el complejo mundo de las relaciones laborales en un intenso y genuino thriller.



Crítica de ‘La punta del iceberg’

La punta del iceberg

Ficha técnica

Título: La punta del iceberg
Título original: La punta del iceberg

Reparto:
Maribel Verdú (Sofía Cuevas)
Carmelo Gómez (Alejandro García)
Fernando Cayo (Carlos Fresno)
Bárbara Goenaga (Gabriela Benassar)
Jesús Castejón (Carmelo Luis)

Año: 2016
Duración:
 91 minutos
País: España
Director: David Cánovas
Guion: David Cánovas, José Amaro Carrillo, Alberto García Martín (Obra: Antonio Tabares)
Fotografía: Juan Carlos Gómez
Música: Antonio Hernández
Género: Intriga, drama

Distribuidora: Tornasol Films

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘La punta del iceberg’

Sinopsis

Una gran empresa multinacional se ve sacudida por el suicidio de tres de sus empleados. Sofía Cuevas (Maribel Verdú), alto cargo de la compañía, es la encargada de llevar a cabo un informe interno que trate de aclarar lo sucedido. En sus encuentros con los trabajadores irá descubriendo abusos de poder, mentiras encubiertas y un ambiente laboral enfermizo. (Tornasol Films)



Adaptación teatral llevada al cine

La punta del iceberg es la estupenda ópera prima del guionista y director español David Cánovas que adaptó la la obra teatral homónima del dramaturgo Antonio Tabares. Cabe destacar que el realizador estudió periodismo en la misma clase y facultad que los cineastas Alejandro Amenábar y Mateo Gil.

El argumento inicial se presenta bastante inquietante. Nos encontramos ante tres suicidios casi consecutivos que se producen en una de las sedes de una importante multinacional. La fuerte presión laboral a las que son sometidas sus ejecutivos y trabajadores de distinto rango, hacen sospechar que el clima creado por su director general tiene algo que ver en estos sucesos. Para intentar averiguar que es lo que está pasando, el máximo directivo de la corporación encarga una auditoría interna y escoge para llevarla a cabo a una de sus ejecutivas mas brillantes e incisivas. Esa mujer es Sofía, esa mujer es Maribel Verdú.

La punta del iceberg

La punta del iceberg es un excelente retrato sobre las relaciones laborales dentro de una gran empresa desde el punto de vista femenino. En esta ocasión, el papel fuerte de la trama corre a cargo de una alta ejecutiva, recordándonos pero en versión opuesta, la historia que nos trajo de la mano Jason Reitman con su filme Up in the air.

La película también supone una reivindicación necesaria de la mujer en su derecho a ejercer liderazgos en puestos decisivos en las grandes empresas.

Cine social, periodismo de investigación, y tabús

Cine con trasfondo social, pues el suicidio sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad. David Cánovas lo sabe y por ello trata de buscar las causas. La narrativa del filme nos lleva a reflexionar sobre si realmente el miedo a perder un empleo puede llevar a situaciones límite en el comportamiento humano.

La originalidad de la propuesta es destacable, pues no es muy común ver en el cine historias sobre las relaciones laborales. El trabajo aparece como un lugar de encuentros, conflictos, penas y alegrías. Muestra la codicia, el recelo, los miedos y la presión que en alguna ocasión, muchas personas han sentido en su puesto de trabajo y lo hace de una manera bastante eficaz.

La punta del iceberg

El único punto que deja alguna duda, es la nula presencia policial en la trama. Esto es extraño, ya que tres suicidios en un mismo centro de trabajo hubiera sido muy llamativo para las autoridades. Tampoco tenemos indicios de investigaciones judiciales que podrían haber enriquecido la trama. Sin embargo, si hay presencia de periodismo de investigación, y este será una de las claves de la cinta. De hecho, esta subtrama nos deja una sorpresa fundamental para descifrar La punta del iceberg.

Interpretaciones, música y dirección de arte

Maribel Verdú es la protagonista absoluta con su papel de Sofía y nos regala una portentosa actuación que quedará para la memoria del buen aficionado al cine. Todo el peso de la película recae sobre sus espaldas en una brillante analogía a la importancia de su personaje en la trama central. Brilla con luz propia.

Fernando Cayo actor camaleónico, da vida al director general investigado y resuelve la papeleta de una manera bastante eficaz. Carmelo Gómez es el representante del comité de empresa y nos deja con ganas de volver a verle en papeles de mayor envergadura. Bárbara Goenaga, eficaz en su papel de una secretaria chantajeada por su jefe y Ginés García Millán cumple con gran nota representando a una de las víctimas del tiránico jefe.

La banda sonora compuesta por Antonio Hernández es de una precisión absoluta, nos acompaña con unos matices deliciosos que enriquecen perfectamente la producción. Sus pinceladas de trazo fino resaltan algunas escenas de la cinta de una manera muy delicada.

La dirección de arte se encarga de mostrar a la perfección los espacios escenográficos de la sede de la empresa multinacional. Un diseño de producción por lo tanto muy cuidado y respetuoso con el espectador.

Conclusión

La punta del iceberg es un cine vanguardista, sutil y de excelente factura técnica. Si además, nos encontramos con la imponente interpretación de Maribel Verdú, y con una historia pegada a la actualidad, el debut en el largometraje de David Cánovas se salda de manera notable.

El artículo también puedes leerlo en Cine y Crítica Marcianas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí