La verdad (La vérité) es el último film de Horikazu Kore-eda (Un asunto de familia) y su primera incursión cinematográfica fuera de su Japón natal. Catherine Deneuve (Mala hierba), Juliette Binoche (High Life) y Ethan Hawke (Juliet, desnuda) protagonizan la película, que gira en torno al reencuentro entre una estrella del cine francés y su hija cuando la primera decide publicar su libro de memorias, generando un conflicto entre ambas. La verdad inauguró el pasado Festival de Venecia y llegará a los cines españoles el próximo 25 de diciembre.



La verdad

Crítica de ‘La verdad’

Ficha Técnica

Título: La verdad
Título original: La vérité (The Truth)

Reparto:
Catherine Deneuve (Fabienne Dangeville)
Juliette Binoche (Lumir)
Ethan Hawke (Hank)
Clémentine Grenier (Charlotte)
Manon Clavel (Manon)

Año: 2019
Duración: 106 min
País: Francia
Director: Hirokazu Kore-eda
Guion: Hirokazu Kore-eda y Léa Le Dimna
Fotografía: Eric Gautier
Música: Alexei Aigui
Género: Drama
Distribuidora: Golem Distribución

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘La verdad’

Sinopsis de ‘La verdad’

La verdad (La vérité) se centra en Fabienne, una estrella del cine francés. Vive rodeada de hombres que la aman y admiran: su nuevo compañero, su exmarido, su agente… Decide publicar sus memorias y su hija Lumir regresa de Nueva York, donde vive con su familia, para la presentación. La reunión entre madre e hija no tardará en convertirse en un enfrentamiento: se revelarán verdades, se ajustarán cuentas, se hablará de amor y de resentimiento. (GOLEM DISTRIBUCIÓN).



La verdad
Foto de Golem Distribución

A París con amor

Muchos directores laureados por los Óscar y/o por los festivales internacionales aprovechan el éxito y la fama que le otorgan los premios para hacerse las Américas. Como muchos recordarán, no siempre sale bien. No es el caso de Hirokazu Kore-eda pues, si bien arrancó la producción de La verdad (La vérité) meses después de haber ganado la Palma de Oro en Cannes por Un asunto de familia (Shoplifters, 2018), ha preferido irse a París a rodar su primera película fuera de su Japón natal en vez de a Hollywood. La sensibilidad del director nipón casa a la perfección con la europea, de ahí que La verdad parezca rodada por un director local y no por el extranjero que con mirada de turista se ensimisma demasiado en la ciudad que le acoge.

Conflicto con mesura

Al igual que el grueso de la filmografía de Kore-eda, La verdad (La vérité) está centrada en una familia, pero no tan humilde como las que suelen protagonizar sus historias. De hecho, humildad es lo que le hace falta a su protagonista, una diva del cine francés que está a punto de publicar un libro de memorias lleno de mentiras y ausencias destacadas que enfadan a su hija, una guionista que ha venido a visitarla desde Nueva York junto a su marido, un actor de segunda, y su hija.

Foto de Golem Distribución

Al principio parece que va a estallar un conflicto de gran magnitud entre madre e hija, pero siendo fiel a su sereno estilo, Kore-eda sustituye los gritos por alguna que otra discusión en un tono normal y por esfuerzos dirigidos a que las dos se encuentren y entiendan. Por supuesto que hay momentos incómodos, palabras hirientes y dolorosos recuerdos que salen a la luz, pero el ambiente general es cálido, acogedor y familiar.

La complicidad de la diva

Kore-eda aborda en La verdad (La vérité) la vanidad propia de la estrella de cine con más cariño y curiosidad que ánimo crítico. Por eso, aunque el personaje de Catherine Deneuve sea esencialmente antipático y mezquino, resulta entrañable. Además, cuenta con la complicidad de la propia actriz, que aporta de su propio bagaje una actitud de estar pasada de vueltas de todo y ese estatus de mito y diva que la rodea, lo cual enriquece la tesis que elabora la película sobre el paso del tiempo, la belleza y la inseguridad y vehemencia ególatra del que se dedica a la interpretación. Deneuve cuenta con la no menos fantástica Juliette Binoche para que le haga una réplica a su altura, y también está por ahí Ethan Hawke en un rol menor pero simpático.

La verdad
Foto de Golem Distribución

Conclusiones

La verdad (La vérité) es una sólida y agradable película, pero carece del costumbrismo y ese toque especial que ha consagrado a Hirokazu Kore-eda a nivel internacional. Funciona mejor cuando se entrega a la comedia a través de la lengua viperina de Deneuve que cuando gira al drama, demasiado ligero como para resonar. No obstante, contiene lecturas sobre la volatilidad de los recuerdos, las relaciones maternofiliales, la fragilidad del ego, los remordimientos y la madurez que merecen que acompañemos con gusto a Kore-eda en su incursión europea.

Reportaje de La verdad (La vérité) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

  1. Tras leer la crítica muy precisa y sintética iré a ver la película. Es una buena noticia que Francia siga atrayendo a directores de Japón, Rusia, Estados Unidos u otras zonas del mundo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí