El reconocido director nipón Hirokazu Kore-eda estrena su nuevo filme Un asunto de familia. El largometraje supone una revisión entrañable de las vinculaciones entre los lazos familiares elegidos y los biológicos. La película fue presentada en el pasado Festival de San Sebastián, donde el realizador japonés obtuvo el premio honorífico a toda su carrera. El largometraje fue ganador de la Palma de Oro de Cannes 2018 y suena en todas las apuestas para conseguir el Oscar 2019 a mejor película de habla no inglesa. La cinta se estrena el 21 de diciembre en las salas españolas.



 

Un Asunto de Familia

Crítica de Un asunto de familia

Ficha Técnica

Título original: Manbiki kazoku / Shoplifters
Un Asunto de Familia
Año: 2018
Duración: 121 min.
País: Japón
Dirección: Hirokazu Kore-eda
Guion: Hirokazu Kore-eda
Reparto: Kirin Kiki, Sôsuke Ikematsu, Lily Franky, Moemi Katayama, Sakura Ando, Mayu Matsuoka
Productora: AOI Promotion / Fuji TV / Gaga Communications Inc
Género: Drama. Pobreza
Distribuidora: Golem Distribución

Filmaffinity

IMDB

Tráiler subtitulado en español

Sinopsis

Después de uno de sus habituales hurtos, Osamu y su hijo encuentran a una niña en la calle aterida de frío. Al principio, la esposa de Osamu no quiere que se quede con ellos, pero acaba apiadándose de ella. A pesar de sobrevivir con dificultades gracias a pequeños robos, la familia es feliz, hasta que un incidente imprevisto revela un secreto que pone a prueba los lazos que les unen. (Golem Distribución)

Premios

  • Festival de Cannes (2018): Palma de Oro Mejor Película
  • Globos de Oro (2018): Nominada a mejor película de habla no inglesa
  • Asociación de críticos de Los Ángeles (2018): Mejor film extranjero (ex aequo)
  • National Board of Review (NBR)(2018): Mejores películas extranjeras del año
  • Critics Choice Awards (2018): Nominada a mejor película de habla no inglesa
  • Premios Independente Spirit (2018): Nominada a mejor película extranjera
  • British Independent Spirit (2018): Nominada a mejor película extranjera:
  • Asociación de Críticos de Chicago (2018): Nominada a mejor película extranjera
  • British Independent Film Awards (BIFA)(2018): Nominada a mejor film internacional
  • Satellite Awards (2018): Nominada a mejor película de habla no inglesa


El ensamblaje familiar

La narración se basa en la historia de una atípica familia que no comparte lazos de sangre pero que está muy unida. Este grupo se ve en una situación de pobreza que les empuja a realizar hurtos y algunas actividades delictivas. En su camino se cruza de repente Yuri, una niña pequeña que huye de una vida muy dura en su casa.

Un asunto de familia alaba desde el comienzo la formación de familias que se cuidan entre sí a pesar de no compartir sangre. El mensaje está claro como crítica social: no hay que juzgar los vínculos establecidos por las personas porque nunca sabemos lo que se esconde en la intimidad de cada hogar. Así mismo, trata sin reparo temas tan delicados como el maltrato infantil o la prostitución, ambos escogidos con mucho atino y delicadeza, pero demostrando la dureza de los mismos.

Un asunto de familia

Comprendiendo a los personajes

Kore-eda no demoniza en ningún momento a los personajes o la inmoralidad de algunos de sus actos. El japonés hace entendible las duras circunstancias de cada persona y las expone ante el gran público.

Ninguno de los componentes de la extraña familia ha sufrido una vida fácil. Entre estos  papeles destacan algunos como el de Nobuyo (Sakura Andō), una madre fuerte que lucha por sacar a todos adelante. También llama la atención la interpretación de la abuela (Kirin Kiki), el bastión de una familia que sirve como pegamento de la misma. La fortaleza de la feminidad tiene lugar en sus personas.

Los niños son uno de los aspectos más destacados de la cinta, con unas excelsas interpretaciones. No dejan de ser un fiel reflejo de las etapas de la vida tras una infancia dura, que llevan a un niño pequeño a meterse en líos siendo adolescente y a ser un delincuente de mayor.

Un asunto de familia

Sencillez como clave

La historia se va descubriendo poco a poco con pequeñas píldoras, bajo la construcción de una narración inteligente cocinada a fuego lento. La simpleza y la sencillez de la cinta japonesa hace que el mensaje crítico se encuentre presente en todo momento y el espectador se sienta más introducido dentro de la propia historia.

La muestra de lo tradicional de Japón puede llegar a parecer fácil, pero los planos están muy medidos. Técnicamente es una película que pese a su aparente simpleza se muestra muy cuidada por el director. Destacan las escenas ancladas sobre el rostro de Nobuyo, unos segundos de tensión sin mediar palabra, centrados tan sólo en la propia actuación de la actriz.

Un asunto de familia

Tradición y simbolismo

El costumbrismo japonés está de moda en las películas niponas de los últimos años. De hecho, Kore-eda es uno de los máximos exponentes de este humanismo patrio, a través de otras películas anteriores como Después de la tormenta o De tal padre, tal hijo, entre otras.

En algunas ocasiones da la sensación de que hemos abandonado Japón. Nos podríamos encontrar en esta situación con personajes similares en cualquier parte del mundo. Todo esto pese a vernos introducidos en un mundo con muchas diferencias respecto al occidental.

Es llamativo que varias de las escenas más representativas del último año se produzcan en la playa y el mar, como símbolo de inmensidad, de pureza, de comenzar algo nuevo, de dramatismo… Esta representación no sólo la hemos podido comprobar en Un asunto de familia sino que es muy destacada en Roma y en Quién te cantará. Además, la muerte es tratada como un paso más natural de la vida, sin demasiados dramas pero con la ritualidad que supone la misma. Esto nos lleva a ver la cercanía entre el cine internacional independientemente de la procedencia. 

Un asunto de familia

Sentimentalismo exacerbado

En ocasiones el guion puede ir hacia derroteros de sentimentalismo fácil. A veces se usan recursos cinematográficos muy quemados, con el fin de enternecer al espectador y se pueden ver muy forzados. Aparte, la trama es demasiado lenta y pesada para un tipo de cine tan determinado como es el humanismo japonés.

Hasta que la acción explota la cinta tarda mucho en hacer este recorrido. El motivo de esto está claro: el construir una empatía con esta familia, pero puede llegar a resultar contraproducente cuando el objetivo ya ha sido entendido y suficiente.

Un asunto de familia

Conclusión

Sin duda nos encontramos ante una de las mejores cintas asiáticas de este año. El realizador japonés Kore-eda vuelve a apelar al humanismo y lo refleja a través de los vínculos familiares. Una simpleza muy cuidada y el costumbrismo japonés son la base de la cinta, donde los vínculos familiares se suceden mucho más allá de la propia biología. La familia es la que se escoge y se cuida, no la que nos viene impuesta de serie. En la aparente sencillez se encuentra la clave de su éxito.

Es destacable la importancia del filme, que junto a la coreana Burningha puesto en relieve este año el buen hacer del cine asiático. Un asunto de familia ya ha cosechado muchos premios, pero sin duda aún le quedan muchos por conseguir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí