Extraordinaria puesta en escena para conocer La verdadera identidad de Madame Duval.

Durante unos días, de martes a domingos, entre el 22 de junio hasta el 4 de julio, en el Teatro Echegaray de Málaga, tendrá lugar esta especial y sorprendente obra.

Sorprendente por su peculiar escenario: una mesa de mezclas, tres divanes blancos, un gran marco circular rotatorio y tres mujeres que no necesitan nada más.

Nada más y nada menos, para transportarnos a escenarios tan lejanos en el tiempo y la distancia como son Paris, un campo de concentración y Nueva York.

En el tiempo porque se trata de los años de la Guerra Civil Española, la ciudad de París durante la ocupación nazi y los años 50 en la "Gran Manzana".

La directora, performer y actriz "Roma Calderón", recuperó el texto de Antonio Miguel Morales para presentarnos esta maravillosa "alabanza" a la amistad, a la rebeldía y al amor. Ella misma es quien ha compuesto la banda sonora de la producción. Sencillamente sublime. Provista de una belleza que se acerca a la poesía.



La verdadera identidad de Madame Duval

Crítica de 'La verdadera identidad de Madame Duval'

Ficha Técnica

Título: La verdadera identidad de Madame Duval
Título original: La verdadera identidad de Madame Duval

Reparto:
Adriana Bocalon
Alejandra Cid
Tirititando de Luisa (DJ/VJ)

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Roma Calderón
Dramaturgia: Antonio Miguel Morales
Música: Roma Calderón
Escenografía: Rosa Chicle
Diseño de iluminación:
Antonio Arrabal
Vestuario:
Bárbara Balloqui
Video mapping:
Tirititando de Luisa
Ayudante de dirección:
Angélica Gómez
Producción: Factoría Echegaray

Tráiler de 'La verdadera identidad de Madame Duval'

Sinopsis de 'La verdadera identidad de Madame Duval'

La verdadera identidad de Madame Duval es un espectáculo teatral multimedia para dos actrices y una video-jockey / disc-jockey. Una intérprete encarnará a Victoria Kent; otra, al resto de personajes y la VJ/DJ será la herencia de la memoria y, al mismo tiempo, el interior de la mente de la abogada y política republicana malagueña en un trabajo de investigación sobre el cuerpo en constante movimiento con el apoyo de nuevas tecnologías y la composición en vivo del espacio audiovisual y sonoro. A través de ello, Calderón narrará la historia de Madame Duval, una española refugiada en París cuya verdadera identidad nadie conoce pero que está inscrita en la lista negra de Franco y es buscada por la Gestapo y por el sanguinario policía español Pedro Urraca. (FACTORÍA ECHEGARAY).



La verdadera identidad de Madame Duval
Foto de Factoría Echegaray

República versus fascismo

Para empezar, lo mejor será conocer un poco mejor a La verdadera identidad de Madame Duval. Malagueña de nacimiento, la protagonista de esta interesante obra. Primera mujer en colegiarse en el Colegio de Abogados de Madrid, segunda en Valencia, tras Ascensión Chirivella Marín. Y la primera mujer en el mundo que ejerció como abogada ante un tribunal militar, ahí es nada.

Afiliada al Partido Republicano Radical Socialista, fue elegida diputada en varias ocasiones. Junto con Clara Campoamor y Matilde Huici, impulsaron los ideales feministas. Sin embargo, se enfrentaría con Clara en una batalla dialéctica sin precedentes, sobre el "sufragio femenino". Dicho debate serviría para espolearlas con todo tipo de burlas y comentarios condescendientes y machistas, tan propios en aquella época.

A favor de Victoria, hay que mencionar que ella pensaba, ante todo, por el bien de la República. Idealista sin remedio, su oposición al voto de la mujer se debía al creer que las mayoría de las mujeres, no estaban preparadas suficientemente. Que su escaso acceso al mundo de la cultura, obligado por diferentes causas, e influidas por la Iglesia, perjudicarían a la República.

Durante la obra teatral, en sus memorias, se arrepentirá de ello profundamente, cuando se dio cuenta de que debía haber apoyado a las mujeres en su momento. Mujeres que posteriormente, fueran quienes fuesen, la ayudarían, incluso con su propia vida, para salvar la suya.

Factoría Echegaray
Foto de Factoría Echegaray

Mujeres excepcionales

Finalmente, el debate lo ganaría Campoamor, logrando el voto para las mujeres en 1933. La "Derecha", unida y bien organizada, se presentó y ganó. Culpando la "Izquierda" a las dos mujeres, en especial a Clara Campoamor, de aquella victoria.

La continuación, de sobras la conocemos, estallando tres años después la lamentable Guerra Civil. Lamentable por la cantidad de tropelías que se llevarían a cabo, en un principio, por ambos bandos.

Continuando con sus sorprendentes logros en aquellos tiempos, La verdadera identidad de Madame Duval, cuando la mujer era relegada, a ser madre y esposa. También merece la pena comentar que fue nombrada Directora de Prisiones durante la II República. A ella, y a otra excepcional mujer llamada Concepción Arenal, se les debe el intento de las reformas llevadas a cabo. Una de ellas sería la rehabilitación de los presos y humanizar su estancia el sistema penitenciario.

Logró mejorar la alimentación de los reclusos, la libertad de culto en la prisiones, retiradas de grilletes y cadenas, etc, etc, etc.

Por todo esto, y mucho más, merece la pena ver esta magnífica obra que nos muestra el lado más vulnerable y al mismo tiempo, valiente y fuerte de la mujer en general.

Factoría Echegaray
Foto de Factoría Echegaray

Espíritu femenino reivindicativo

La verdadera identidad de Madame Duval, o Victoria Kent, su seudónimo en París, está interpretada con la gran expresividad y vehemencia de la que es capaz la veterana Adriana Bocalón. Malagueña de nacimiento, al igual que su personaje. El que tanto añoraba la luz de su Málaga natal.

Como tantos republicanos tuvo que marchar al exilio. Primero se refugió en París, ayudando a los niños refugiados, creando incluso guarderías para ellos. Allí se vería obligada a refugiarse en la Embajada Mexicana, pero tras su cierre, fue juzgada por los tribunales de Franco. Afortunadamente, bajo la identidad de Madame Duval, vivió en un piso donde escribiría "Cuatro años en París".

En 1948 marchó a México y después a Nueva York. Allí conocería a la gran filántopa "Louise Crane", siendo la también actriz malagueña "Alejandra Cid", quien se pone en la piel de la norteamericana. Licenciada en la Escuela de Arte Dramático de Málaga, "constantemente aprendiendo y llena de dudas", según sus propias palabras.

También da vida a otra mujer muy especial, a quien la guerra le quitó a quien más quería, su bebé. Es la portera de la casa de París, en el "Bosque de Bolonia", un barrio con un gran parque, uno de los pulmones de la gran ciudad.

Pero nada sería lo mismo, sin la participación de la "indómita", "Tirititando de Luisa". Una joven que canta, baila, recita, y "pincha música", todo ello con una natural maestría.

La verdadera identidad de Madame Duval
Foto de Factoría Echegaray

Conclusión

Resulta emotiva y muy entrañable, la manera de contar su vida, Victoria Kent, a la ya olvidadiza, quizás con principios de alzheimer, Louise. Y, sobre todo, comprobar la "hermandad" entre mujeres. La fuerza que nace cuando las circunstancias son hostiles.

Una extraordinaria ocasión de conocer, no sólo a unas mujeres fuertes y valientes, sino a valorar la amistad por encima de todo. Y por qué no decirlo, a reivindicar a las mujeres silenciadas. Un silencio enfermizo, de una clase que quiere escribir la historia a su modo.

Definitivamente, La verdadera identidad de Madame Duval es un ejemplo de cómo, con un bajo presupuesto, se puede conmover al público. Hacer vibrar, reír, llorar y ante todo a admirar el papel de la mujer, en tiempos convulsos, brutales incluso.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí