La última película proyectada en la sección de competición del Festival de Cine de Málaga 2022 fue La voluntaria, el segundo trabajo de la directora catalana Nely Reguera, a quien además, tuvimos oportunidad de entrevistar. También ha sido ella la que ha escrito el interesante guion junto a Eduard Solá y Valentina Viso, ambos colaboradores del guion de la primera película de la directora: María (y los demás).

Sin ser una denuncia sobre el drama de los refugiados, invita a la reflexión sobre los verdaderos motivos que mueven a ser solidario y cooperar en una ONG. Rodada cerca de Atenas y en Barcelona, su magnífica protagonista es ni más ni menos que Carmen Machi, aportando a este serio tema, ese toque de humor característico en ella. Ha sido producida, entre otros, por Adriá Monés, de Fasten Films, quien afirmó durante la rueda de prensa haber sido todo un reto por las dificultades que surgieron. Se estrenará en cines el 9 de junio de 2022.



La voluntaria

Crítica de 'La voluntaria'

Ficha Técnica

Título: La voluntaria
Título original: La voluntaria

Reparto:
Carmen Machi (Marisa)
Yohan Levy (Oliver)
Arnau Comas (Sergi)
Itsaso Arana (Caro)
Dèlia Brufau (Berta)
Henrietta Rauth (Ingrid)

Año: 2022
Duración: 99 min.
País: España
Director: Nely Reguera
Guion: Nely Reguera, Eduard Solà, Valentina Viso
Fotografía: Aitor Echevarría
Música: Javier Rodero
Género: Drama
Distribuidor: BTeam Pictures

FilmAffinity

IMDb

Tráiler de 'La voluntaria'

Sinopsis de 'La voluntaria'

Marisa (Carmen Machi), una doctora recién jubilada, decide viajar como voluntaria a un campo de refugiados griego donde, a su parecer, necesitan a gente exactamente como ella. Al llegar allí, se hace evidente que no tiene nada que ver con los demás. Cuando conoce al pequeño Ahmed, los límites entre la necesidad de cuidar y de sentirse útil empiezan a desdibujarse. (BTeam Pictures)

Dónde se puede ver la película en streaming



¿Qué es lo correcto?

Es una pregunta que frecuentemente se hace el ser humano ante ciertos comportamientos. Quizás nos engañamos a nosotros mismos o enmascaramos los verdaderos motivos que nos mueven a querer ayudar a quien lo necesita.

Afortunadamente nos mueve la empatía, tenemos la necesidad de ayudar si tenemos a mano las herramientas suficientes. En La voluntaria se aprecia la solidaridad y algo más. Colaborar en este tipo de actividades es una ardua tarea, no es fácil. Hay que cumplir una serie de normas establecidas que no siempre se está dispuesto a acatar, como el personaje de Marisa (Carmen Machi).

El papel más antipático o incómodo le ha tocado a Itsaso Arana (Carol), al ser quien debe hacer cumplir dichas normas necesarias, poner un poco de orden. Incluso se puede llegar a pensar si las ONG han perdido el objetivo inicial de ayuda. Ciertos gestos, aunque estén revestidos de amor, generan muchos problemas en ese sistema tan complejo y especial.

La voluntaria
Copyright Lucia Faraig

Una torre de Babel

Según palabras textuales de Nely Reguera, una de las dificultades en el rodaje de La voluntaria ha sido el cambio constante de la realidad. Es decir, los campos de refugiados cambiaban, haciendo que todo fuera muy efímero y complejo.

Pero al mismo tiempo también fue una experiencia muy bonita y enriquecedora, en la que los refugiados eran auténticos, ella ha querido que contaran sus experiencias reales y que la película se nutriera de ellas.

Por ejemplo, el niño protagonista, Hamam Aldrarweesh, en el papel de Ahmed, nació en realidad en un campo de refugiados y fue muy curioso cómo se entregó interpretando su propio papel. Su estricta familia le había inculcado hacer las cosas bien. Enseguida se familiarizó con el funcionamiento del rodaje, llegando a aprender palabras en inglés, griego, español...

En la actualidad, tanto su familia como él, viven en Alemania y acude diariamente a la escuela.

Carmen Machi
Copyright Lucia Faraig

La alegría de los niños entre tanta miseria

Resulta muy agradable comprobar cómo los niños, a pesar de las circunstancias más adversas, tienen una energía y unas ganas de jugar increíbles. Su inocencia y frescura alegran la tristeza de la dura forma de vida en los campos.

En ellos, con tanta gente abandonada, tirada, queda patente la deshumanización del sistema, algo no funciona bien. Parece que no hay ningún interés por integrarlos ni acogerlos. Tampoco hay que olvidar que muchas de las ONG que surgieron tras el conflicto sirio, son organizaciones pequeñas, algunas incluso precarias, con la impotencia de querer hacer algo pero con pocos medios.

Carmen Machi
Copyright Lucia Faraig

Denuncia política

Toda la escenografía y el planteamiento de La voluntaria refleja bastante bien el funcionamiento de este tipo de organizaciones. Y aunque pudiera parecer que es una denuncia, que también lo es, se trata de la presentación de la necesidad de satisfacer una carencia de la protagonista. De mostrar cierta soberbia o suficiencia de los occidentales al suponer que sabemos mejor que nadie cuáles son las necesidades de estas personas que lo han perdido todo.

En realidad en la película hay muchas capas y una de ellas es de crítica ante la ineficacia de estos campos. Sin embargo, predomina la de pensar qué haría el espectador en un caso similar al de la protagonista, Marisa.

¿Verdaderamente sabemos cómo ayudar? ¿Lo hacemos de una forma realmente desinteresada? ¿Qué esfuerzos estamos dispuestos a hacer por los demás? ¿Cuándo anteponemos el bienestar de los otros al nuestro?

La voluntaria
Copyright Lucia Faraig

Conclusión de 'La voluntaria'

La voluntaria es una inquietante película que mantiene en vilo y provoca en el espectador una tensión latente en todo momento.

Una forma diferente de abordar la pésima gestión del problema que viven los refugiados, dejando en evidencia que los campos no son la solución ideal.

Carmen Machi da vida a un personaje muy peculiar. Por un lado despierta simpatía, ya que actúa según le dicta su corazón, aunque por otro no puede disimular cuáles son verdaderamente sus intereses. Un formidable trabajo que la ha llevado a sentir un auténtico desasosiego, el mismo que el de la propia Marisa.

Por otro lado, también se puede apreciar el gran conocimiento de Nely Reguera sobre este asunto, ya que ella misma colaboró como voluntaria, hace unos años, en una ONG. Allí se cuestionó el papel que llevaba a cabo. Le llamó la atención la generosidad y hospitalidad que mostraban los refugiados a pesar de carecer de todo.

Reportaje de La voluntaria en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí