Eduardo Casanova estrena este año su último cortometraje: Lo siento mi amor. El proyecto fue presentado en el prestigioso Festival Internacional de Sitges y ha sido nominado en los Premios Fugaz, los Goya del cortometraje. El realizador es conocido por ser el creador de la película ‘Pieles‘, nominada en los Premios Goya en las categorías de mejor actor y actriz revelación y mejor maquillaje y peluquería.

Casanova es célebre en la industria española también por su faceta como actor, en especial por su papel de Fidel en la famosa serie de televisión Aida. Próximamente estrenará su segundo largometraje: ‘La Piedad’.



Lo siento mi amor

Crítica de Lo siento mi amor

Ficha Técnica

Título: Lo siento mi amor
Título original: Lo siento mi amor

Reparto:
Sara Rivero (Jackie Kennedy)
Javier Botet (El Extraterrestre)

Año: 2018
Duración: 8 min
País: España
Director: Eduardo Casanova
Guion: Eduardo Casanova
Fotografía: José Antonio Muñoz Molina
Género: Comedia
Productora: The Other Side Films, Elora Post House, The Stoat & Pipa Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de Lo siento mi amor

Sinopsis

Un matrimonio que representa para el mundo entero el sueño americano está en crisis personal. Jackie está cansada de fingir, pero la responsabilidad es mucha y ahora mismo ser consecuente es complicado. En plena guerra fría del matrimonio de los Kennedy, aparece un tercero inesperado. Un tercero que cambiará la historia, o como nos la han contado. (THE OTHER SIDE FILMS)



Lo siento mi amor

La planificación del divinismo Casanoviano

Eduardo Casanova se ha convertido en uno de los jóvenes realizadores más prometedores de la industria española. El joven director debutó en el cine con ‘Pieles’, film que vino a raíz del cortometraje ‘Cómete mi mierda’. Con Lo siento mi amor vuelve a ese estilo que caracteriza a las obras de Casanova. Un estilismo entre extravagante, excéntrico, pintoresco, mezclado con cierta elegancia y orden de los detalles. El color rosa vuelve a ser el gran protagonista, en concordancia con los principales protagonistas. No se puede negar que el corto tenga un gusto estético muy elevado y sea visualmente impecable. La manera de recrear la puesta en escena, la posición de los objetos, la utilización del espacio y la presencia escénica. La realidad es que a nivel artístico, no se excede en lo estrafalario, sino que ello le da un sello de identidad a su realizador. Un cortometraje artísticamente muy interesante.

Sin embargo, no se puede negar que la divinidad de Casanova se hace patente en su contenido y en su manera de plasmarlo en pantalla. Lejos de estorbar, deja claro que tiene personalidad propia y es algo de valorar en tiempos dónde es difícil destacar por encima del resto. Los detalles de la cultura pop y americana son hilarantes. Pero, no ocurre lo mismo con la música y los sonidos que aparecen en el corto. Peca un tanto de estar sobrecargado. El corte de la canción que da nombre al proyecto es abrupto y nada elegante. Aunque la primera composición es bonita de escuchar y acompaña perfectamente a las imágenes, da la sensación de estar viendo una especie de videoclip. No ha estado totalmente atinado en la musicalización del corto, pero tiene un resultado que cumple con su función dramática. No es redondo, pero es admisible.

Sara Rivero y Javier Botet, protagonistas del cortometraje

Oh, Jackie

A nivel narrativo, Lo siento mi amor es una obra regular. La idea principal es original, pero la manera de expresarlo en pantalla se queda a medio gas. Casanova es un gran amante de los personajes estrambóticos y eso gusta, pero en esta ocasión, se ve desnivelado la calidad de creación. El extraterrestre no termina de entrar dentro de la trama, estéticamente es curioso, pero narrativamente pasa sin pena ni gloria. La problemática que se presente, parece resuelta de una manera fácil y dando todo por hecho. Por una parte, está bien pensado hacer trabajar al espectador, pero por otra, se queda en una obra que no tiene un sentido más allá de crear comedia folclórica con los Kennedy. Está más cerca del sketch televisivo, que de un cortometraje de calidad creativa en cuanto a la historia. Se puede decir que es un pasatiempo ligero para unos minutos de diversión.

La interpretación de Sara Rivero como la gran Jackie Kennedy está a la altura de la creación de su personaje. Es una caricatura, pero hay que aplaudir la calidad actoral de Rivero. Convence en esta versión extraña de Jackie, lo que le da identidad al personaje. Esa naturalidad del desnudo, ese carácter frente a cámara… convierten a Rivero en uno de los factores más a destacar del corto. Junto con la imagen visual, son lo mejor del proyecto. Tristemente, no brilla del todo por el tratamiento que se da a la historia. Aunque, el “plot twist” que se presenta en su trama principal, le da cierta frescura que la coloca desde una perspectiva distinta. Una Jackie Kennedy a la española en la que su propio ADN patrio hace que el humor que desprende sea natural. No es una actuación que haya que tomar como reflejo de la propia realidad.

Eduardo Casanova con Javier Botet y Sara Rivero

Conclusión

Lo siento mi amor es un cortometraje brillante de forma estética. Las imágenes, la fotografía, la puesta en escena, etc., están hechas de forma concienzuda. El trabajo técnico es impresionante. Sara Rivero da una Jackie Kennedy españolizada que no defrauda y entra muy bien en la comedia folclórica de Casanova. Tristemente, no se ve acompañado por una narrativa elevada. Está cerca de ser una secuencia cómica de ‘Homo Zapping’, en ese aspecto no está muy conseguido. Pero, destacar la personalidad propia con las que Eduardo Casanova firma sus propias obras.

Guerreros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí