Lucy in the Sky es un drama de ciencia ficción dirigido por Noah Hawley, creadora de series como Legión o Fargo. Se inspira en hechos reales y narra la difícil adaptación a la vida cotidiana de una astronauta, tras regresar de una misión espacial. La película estuvo a competición en el Festival de Toronto 2019.

Está protagonizada por Natalie Portman (Aniquilación, Cisne Negro), Jon Hamm (The Report, ¡Tú la llevas!), Dan Stevens (El apóstol, Caminando entre las tumbas), Zazie Beetz (Joker, Wounds), Ellen Burstyn, Colman Domingo y Pearl Amanda Dickson. La película no llegó a estrenarse en salas de cine en España y lo hace a través de la plataforma VOD de Movistar+ el día 15 de mayo de 2020.



Lucy in the Sky

Crítica de ‘Lucy in the Sky’

Ficha Técnica

Título: Lucy in the Sky

Reparto:
Natalie Portman (Lucy Cola)
Jonn Hamm (Mark Goodwin)
Zazie Beetz (Erin Eccles)
Dan Stevens (Drew Cola)
Ellen Burstyn (Nana Holbrook)
Colman Domingo (Frank Paxton)
Jeremiah Birkett (Hank Lynch)
Pearl Amanda Dickson (Blue Iris)
Stella Edwards (Chelsea)

Año: 2019
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos
Director: Noah Hawley
Guion: Brian C. Brown, Elliott Diguiseppi, John-Henry Butterworth, Noah Hawley
Fotografía: Polly Morgan
Música: Jeff Russo
Género: Ciencia Ficción. Drama
Distribuidor: 20th Century Studios España

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de Lucy in the Sky

Sinopsis 

Lucy in the sky es una película de ciencia ficción que cuenta la historia de Lucy Cola, una astronauta que regresa a la Tierra. Una vez de vuelta en su hogar, se da cuenta de que todo le resulta más extraño, como si hubiera perdido la percepción de la realidad. Natalie Portman es la intérprete que da vida a la astronauta que protagoniza la historia, que está dirigida por Noah Hawley, creador de ‘Fargo’.



Mejor la canción que la película

Parafraseando parcialmente el título de una maravillosa canción de The Beatles, Lucy in the Sky narra de forma igualmente parcial, unos hechos reales acontecidos en 2007 que protagonizó la astronauta norteamericana Lisa Marie Nowak. 40 años separan ambas anécdotas, su único vínculo será la experiencia extrasensorial que proponen.

La canción Lucy in the Sky with Diamonds que John Lennon compuso para el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, siempre se ha vinculado con la alucinación provocada por el consumo de LSD (siglas de la canción). En la película, una experiencia casi mística de la astronauta mientras está flotando en el espacio, le provocará una vuelta a la realidad algo alucinógena. Dicho así, hasta parece interesante.

Pero no, la película de Noah Hawley, abandona pronto su tono de ciencia ficción existencialista que la habría podido emparentar con la fabulosa Ad Astra (James Gray, 2019), para caer en un aburrido melodrama telefilmero con triángulo amoroso incluido.

Lucy in the Sky
Copyright 20th Century Fox

Del existencialismo al melodrama romántico

Lucy in the Sky no sabe lo que quiere contar. El inicio de la película en el espacio y la posterior inadaptación de la astronauta a una vida familiar normal, son un punto de partida atractivo. Tras ver el mundo con los ojos de Dios (dicho esto sin connotaciones religiosas), la cotidianidad de su vida anterior se vuelve insignificante. Solo desea regresar a la inmensidad del espacio exterior, es como una ex combatiente con trastorno de estrés postraumático.

Hasta ahí, empatizamos con el personaje, podemos entenderlo perfectamente sin haber vivido nada parecido a ella. Pero, poco a poco, la historia deriva hacia al melodrama sentimental con la aparición de otro astronauta por el que se siente atraída. Los dos triángulos amorosos que se forman con esa relación, restan más que aportan al desarrollo vital del personaje, convirtiendo la película en otra totalmente distinta, mucho menos interesante.

Y la cosa se pone peor con el descenso a la locura de la protagonista. Está interpretada por una esforzada Natalie Portman que termina asumiendo el control absoluto de la película, sin ella no existe. Pero ni siquiera la actriz puede hacer que continuemos empatizando con su personaje. Dejamos de entender muchas de sus reacciones y no se nos explica bien la evolución que tiene hacia un desenlace que tenía muchas más posibilidades dramáticas de las que se terminan por explotar.

Lucy in the Sky
Copyright 20th Century Fox

Conclusión de ‘Lucy in the Sky’:

Lucy in the Sky combina de forma errática, melodrama romántico con ciencia ficción existencialista. Se inspira vagamente en la historia real de la astronauta Lisa Marie Nowak, de la que ni siquiera se conserva su verdadero nombre. El director Noah Hawley, equivoca el tono y la forma, escogiendo el camino más aburrido y frívolo para contar su historia. Tiene una puesta en escena engolada que utiliza distintos formatos de pantalla, sin que se entienda mucho su verdadera utilidad narrativa.

Por otro lado, esa ciencia ficción existencialista se deja de lado a los 5 minutos, apoyando todo el discurso sobre la enajenación paulatina del personaje principal, en un previsible triángulo amoroso más propio de una tarde de domingo en Antena 3. El guion es tan inconsistente que hay personajes como el de la sobrina que podrían eliminarse de un plumazo sin que nadie los echara en falta.

Lucy in the Sky desperdicia un buen material de partida, donde asoma con timidez la patita de la reivindicación feminista, algo que tan bien llevaba a cabo Próxima (Alice Winocour, 2019), con otra mujer astronauta como protagonista. Aquí todo sabe a rancio y poco creíble, aunque paradójicamente se base en hechos reales. Lo único salvable del film es la interpretación de Natalie Portman, en la piel de esa mujer incapaz de regresar a su vida normal, tras experimentar un paseo espacial que le hace ver el mundo desde otra perspectiva.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí