Madame Claude es una película francesa de 112 minutos dirigida por Sylvie Verheyde. Retrospectiva que profundiza en la realidad de ésta famosa mujer polémica la mayor parte de su vida. Madame Claude es la nueva versión cinematográfica de 2021 de la biografía de la dueña de una célebre casa de prostitución de lujo en París con importantes clientes de la política y la alta sociedad francesa. Hace años sobre éste personaje se realizaron “Madame Claude” en 1977 por el director Just Jaeckin y su secuela “Madame Claude 2. Momentos íntimos” de 1981 dirigida por Francois Mimet.

Madame Claude de Sylvie Verheyde ha sido estrenada el viernes 2 de abril de 2021 en la plataforma Netflix.



Madame Claude

Crítica de ‘Madame Claude’

Ficha Técnica

Título: Madame Claude
Título original: Madame Claude

Reparto:
Karole Rocher (Madame Claude)
Roschdy Zem (Jo Attia)
Garance Marillier (Sidonie)
Pierre Deladonchamps (Serge)
Annabelle Belmondo (Kate)
Hafsia Herzi (Nadège)
Joséphine de La Baume (Josie)

Año: 2021
Duración: 112 min.
País: Francia
Director: Sylvie Verheyde
Guion: Sylvie Verheyde, Patrick Rocher, Antoine Salomé
Fotografía: Léo Hinstin
Género: Drama. Romance
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Madame Claude’

Sinopsis

París, años 60. La influencia de Madame Claude va más allá del mundo de la prostitución… hasta que una joven acomodada amenaza con cambiarlo todo. (Netflix)

Dónde se puede ver la película



“No hablo, actúo”

La nueva versión de Madame Claude de 2021 según guión de la directora Sylvie Verheyde, Patrick Rocher y Antoine Salomé trata de recrear la vida de la famosa madame francesa.

Madame Claude (alter ego de Fernande Grudet) nació en julio de 1923 en Angers (Francia). Su embarazo involuntario a los 17 años así como la incomprensión y rechazo familiar le hacen irse de la casa familiar marchando a París tras dejar la crianza de la hija a su madre. Mujer ambiciosa y de carácter fuerte tras sus duros comienzos “haciendo la calle” triunfa diez años después con más de trescientas “chicas” trabajando para ella.

La presentación de la película a través de unos estéticos cuidados primeros planos de maquillaje de ojos adelanta la gran fotografía a cargo de Léo Hinstin que complementa la buena ambientación de Madame Claude.

El tratamiento fílmico que hace el guión va alternando en planos paralelos escenas retrospectivas que nos ilustran en flash back aspectos de la vida personal de Madame Claude (Karole Rocher).

A los veinticinco años deja de creer en el amor tras una decepción haciendo una ingesta autolítica de fármacos, volviéndose desde entonces fría y ambiciosa en sus relaciones con los hombres.

Ella decía en ocasiones que “El amor es una enfermedad y no se puede vivir enfermo”.

Se entrega totalmente al negocio con su gran ambición por conseguir poder a través del sexo pagado con sus comisiones del treinta por ciento de las ganancias de sus “chicas”.

Madame Claude
Copyright Netflix

Una película erótica como las de los años setenta

La película Madame Claude nos hace la radiografía guionizada de la personal forma de llevar el negocio de la alta prostitución con su importante agenda de personajes públicos. También muestra su labor de confidente con la Policía para tener amplio margen de actuación con su selecta mansión de citas.

El guión cita sin ocultamientos nombres concretos de algunos de sus famosos clientes y amistades como Kennedy, Marlon Brandon, Dalí o Pompidou.

Se ve envuelta en la larga investigación policial desde 1968 del asesinato de Stefan Marcovich  (secretario de Alain Delon) que organizaba orgías para luego chantajear a sus participantes. La red de araña entre jóvenes hermosas, diplomáticos, miembros del Gobierno, empresarios y otros personajes célebres se entremezcla con investigadores policiales y miembros del Servicio Secreto.

El ritmo de la película es dinámico bien llevado por lo que su larga duración no se hace pesada en ningún momento. La alternancia de secuencias entre variadas escenas sexuales, sus tratos con personajes influyentes y flash backs sobre la protagonista principal hacen fluido su seguimiento.

Karole Rocher
Copyright Netflix

La ambientación parisina

Tiene una gran ambientación especialmente en clubs y salones de baile con una selecta banda sonora de temas de la época con la sensual música francesa dando brillo a Madame Claude.

Destaca la música de nousdeuxtheband supervisada por Elise Luguera  amplia y variada en estilos destacando las interpretaciones de Francoise Hardy, Sylvie Vartan, Nicoletta, Los Cubaztecas y Erik Satie.

Claro producto comercial bien construido para mejor recibimiento por un público adulto que echa de menos los años setenta en que se realizaron muchas buenas películas eróticas.

La década de los setenta fue sin duda alguna la “edad de oro” del mejor cine erótico de la Historia del Cine. Sus principales directores  fueron Tinto Brass, Just Jaeckin, Nagisa Oshima, Bertolucci, Pasolini, G. Damiano, W. Borowczyk y Joe D ‘Amato.

Karole Rocher
Copyright Netflix

La caída de Madame Claude

El segundo personaje importante de Madame Claude es Sidonie (Garance Marillier), ambiciosa joven de clase acomodada que voluntariamente y decidida pasa a ser mano derecha de la madame. La película nos muestra desde su proceso de selección hasta sus principales misiones delicadas que le encarga Claude para satisfacer las parafilias de diplomáticos y políticos.

Para la madame “mi familia son mis chicas” llevando de vacaciones en verano a sus preferidas como gratificación por su fidelidad y buen hacer. Sin embargo Claude se comporta dura, violenta y vengativa con las chicas y los clientes que la decepcionan.

Buenas interpretaciones de los dos personajes principales cómplices, Madame Claude y Sidonie, así como en general del amplio reparto con una acertada dirección actoral.

Sidonie es una atractiva joven íntima de Madame Claude y víctima como ella de abusos sexuales en su pasado, igualmente enfrentada a su progenitor, por lo que se cruzan las denuncias entre hija y padre.

A comienzos de la década de los setenta comienzan los problemas para Madame Claude con la pérdida de apoyos en las altas esferas del poder y el cambio de presidente del Gobierno tras la muerte de George Pompidou. Comienza su declive con denuncias y condenas judiciales por lo que se acaba yendo a Estados Unidos pero es expulsada por Inmigración en 1992. Regresa a Francia comenzando con una pequeña red de veinte chicas siendo de nuevo detenida y condenada a prisión.

Viéndose abocada a su caída confiesa “No me puedo quejar, vivo bien. La soledad nunca me ha dado miedo y la muerte lo pensaré mañana”.

Sus últimos años de su larga vida son de soledad y descreimiento total hasta su fallecimiento a mitad de diciembre de 2015 en Niza.

Madame Claude
Copyright Netflix

Conclusión de ‘Madame Claude’

“Madame Claude” de Sylvie Verheyde realizada en 2021 es una interesante nueva versión del personaje real de Madame Claude. Biopic  de la famosa dueña de la más célebre parisina mansión de citas de servicios sexuales para la alta sociedad francesa y destacados miembros de la Política y la Diplomacia.

La película recorre la larga vida de noventaidos años de Claude diseccionando sus orígenes modestos y el triunfo social por su ambición y fuerte personalidad. Se movía con gran malabarismo entre su agenda de importantes clientes y como confidente de sus contactos policiales. Retrato interesante de una época desde dentro a partir de su vida imaginada tras la publicación de las memorias de Claude.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí