El último proyecto de Netflix apuesta por las leyendas artúricas, sin embargo, este cuenta con un enfoque distinto. Maldita reinventa el mito artúrico acudiendo a uno de los personajes de las leyendas, la Dama del Lago. Para ello realizan una adaptación del libro del mismo nombre escrito por Thomas Wheeler e ilustrado por Frank Miller. Maldita empodera a la mujer en pleno siglo XII, y lo hace con una gran actriz protagonista, Katherine Langford. Estreno en Netflix el 17 de julio de 2020.



Maldita

Crítica de ‘Maldita’

Ficha técnica

Título: Maldita
Título original: Cursed

Reparto:
Katherine Langford (Nimue)
Daniel Sharman (El monje llorón)
Sebastian Armesto (El Rey Uther Pendragon)
Devon Terrell (Arturo)
Gustaf Skarsgård (Merlín)
Shalom Brune-Franklin (Morgana)

Año: 2020 –
Duración: 60 min.
País: EE.UU
Directores: Jon East, Daniel Nettheim, Zetna Fuentes, Sarah O’Gorman
Guion: Frank Miller, Tom Wheeler
Fotografía: Damian Bromley, Stuart Howell, James Friend
Música: Jeff Russo
Género: Aventura. Drama
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de Maldita

¿Dónde comprar la novela?

Oferta
Maldita
  • Miller, Frank (Author)

Sinopsis

Provista de poderes misteriosos y una espada legendaria, la joven Nimue se embarca en una misión junto con el mercenario Arturo para salvar a su gente. (Netflix)

Dónde se puede ver la serie



Una propuesta atractiva

Indudablemente, Maldita es una propuesta atractiva que tiene mucho que contar, pero que en su primera temporada no deja ver su potencial. A menudo, el empoderamiento de la mujer en pleno siglo XII se sentiría desubicado, impropio de la época. A pesar de ello, Maldita construye muy bien los cimientos para colocar como protagonista a una mujer en un mito artúrico. Nimue no viene a quitarle el trono al rey Arturo, ni mucho menos a hacer su papel, solo se nos pretende mostrar la importancia que tiene Nimue en la leyenda artúrica, una Dama del Lago siempre presente, pero desconocida en los relatos.

El empoderamiento de la mujer está muy presente en todos los aspectos de la ficción. Las mujeres de esta historia son mujeres fuertes, valientes que no van a sucumbir ante nadie, ni necesitan ser salvadas. Son mujeres que se cuidan ellas mismas. Esto es algo que la serie pretende implantar con autoridad.

No obstante, el logrado empoderamiento de la mujer en la ficción se acaba manchando con el resultado de la ficción. Maldita acaba fallando en demasiados aspectos, tenemos escenas de acción torpes, errores en la filmación, una banda sonora que pasa muy desapercibida, falta pulir el CGI, una dirección poco destacable y un ritmo pesado. A esto se le suma la falta de interés que llega a producir la historia, genera pocas expectativas durante su visionado y parece no tener en cuenta al espectador. No hay suspense, hay pocos momentos destacables, y la parte emocional de la serie se siente muy desaprovechada.

Maldita
Copyright Netflix

Cambios y más cambios

Puestos a reinventar el mito artúrico, la ficción nos cambia hasta a los personajes más conocidos, como Merlín o Arturo. Físicamente no esperemos encontrar un Merlín como el que hemos conocido durante nuestra vida, y lo mismo con Arturo. Asimismo, el carácter de dichos personajes también ha sido algo modificado y cuesta ver reflejado al Arturo de las leyendas artúricas con el de Maldita. Lo mismo ocurre con el Rey Uther y con Merlín.

Es entendible la involución de algunos de los personajes respecto a cómo los conocíamos. Maldita transcurre antes del reinado de Arturo y dichos personajes tienen que sufrir transformaciones para llegar a ser como los conocemos. Sin embargo, estas transformaciones no se percibirán en esta primera temporada.

Maldita
Copyright Netflix

Los personajes

Si Maldita tiene potencial que explotar eso es gracias a sus personajes y a la leyenda artúrica. A pesar de algunos cambios en estos, los personajes con los que nos topamos son realmente interesantes. Además, sus arcos de transformación si son bien tratados y se desarrollan adecuadamente podrían ser un gran punto a favor de la serie. Sin embargo, en la primera temporada, de transformación tenemos poco.

Katherine Langford 

Katherine Langford bajo mi opinión es una actriz que da mucho a la cámara. La hemos podido ver en Por trece razonesCon amor, SimonPuñales por la espalda. En todas ellas la joven actriz destaca por un magnetismo que consigue atrapar al espectador. Situarla como protagonista en Maldita, aparte de servir como reclamo para el público, es más que una acertada decisión. El papel de Nimue le va como anillo al dedo, Katherine Langford transmite muy bien la fuerza de su personaje, la valentía y la elegancia. Es un lujo ver a la joven actriz en este papel, valorando que la habrá supuesto un desafío debido a lo que este dista de anteriores interpretaciones.

El resto del elenco

Por otro lado, Devon Terrell es el encargado de meterse en la piel de Arturo. Pese a los esfuerzos del actor, la mala definición por el momento de dicho personaje no llega a convencer. Se siente demasiado en segundo plano, y es una versión de Arturo demasiado light. También cabe destacar a Merlín interpretado por Gustaf Skarsgård. A pesar de, no asemejarse al físico de su personaje, el actor intenta llevar bien al mago. Sin embargo, la grandeza que posee su personaje se difumina demasiado rápido. Hay pocos momentos en los que realmente se luce y somos capaces de admirarle, no obstante, la grandeza se difumina rápido. Es un personaje con alto potencial, pero que aún está por pulir en forma y a nivel interpretativo.

También quiero nombrar al personaje de Iris. Un personaje que, a pesar de estar en tercer plano, tiene una base muy bien construida y firme que no se desmorona en su viaje por la primera temporada. Es fiel a sus principios y está muy bien llevada, además, consta de una buena interpretación por parte de Emily Coates. Se podría decir que es uno de los personajes que más llega a convencer dentro de la ficción. Lo mismo sucede con Morgana, un personaje con un carácter bien definido desde su aparición, y con un recorrido más que adecuado en esta temporada. En resumen, Nimue, Morgana e Iris son los personajes mejores definidos en esta temporada, tienen una buena interpretación y un buen tratamiento.

Cursed
Copyright Netflix

La indefinición de Maldita

De algo que no podemos dudar es de la importancia del mito artúrico en Maldita. Sin embargo, no podemos olvidarnos de la grandeza de dichas leyendas, y que en la serie no se percibe. La falta el elemento épico al relato y eso pasa factura a la serie, están contando una gran historia, y no parece verse así. Por otro lado, a pesar de pertenecer al género fantástico, la ficción deja que desear en ese aspecto. Se echa de menos la magia y una atmósfera de fantasía que envuelva al relato, porque sinceramente, esta brilla por su ausencia.

En el primer capítulo, tenemos una escena bastante bella visualmente con Nimue en el bosque, agradables animales y hermosas flores. Si bien, esto se pierde con el relato, poco veremos más de ese aspecto mágico. Al final si no fueran por algunos hechizos y ciertos personajes, perfectamente podríamos estar ante una historia del medievo normal y corriente. Le falta tanto grandeza como fantasía a un relato que debería de ser más ambicioso.

Algo positivo a destacar es la cabecera de la serie con esas magníficas ilustraciones. Además, estas también las encontramos en algunas transiciones durante los capítulos. Estas ilustraciones dan estilo a la serie, aunque luego esta lo tire a la basura. Asimismo, los parajes naturales en los que se desarrolla la historia tienen encanto, todo lo contrario a los sets de interior. La serie da la sensación de sentirse algo perdida como si no supiera todavía por dónde ir, le falta uniformidad.

Maldita
Copyright Netflix

El guion

Como ya hemos comentado con anterioridad, Maldita peca de tener un ritmo lento debido a la falta de conflicto en el relato. A esto se le suma algunos aspectos del guion que se ven algo forzados, otros algo aleatorios y alguna que otra incoherencia. Asimismo, uno de los puntos más atractivos es el origen de nuestros personajes, los recuerdos de Nimue resultan ser muy llamativos. Siempre nos dejan con ganas de más, están llenos frescura, y es lo único prácticamente que genera intriga. Lamentablemente se nos ofrece muy poco, quizás una mayor dosis ayudaría a que el espectador empatizase algo más con los personajes. Con ello se conseguiría llevar mejor el nivel emocional de la ficción, algo que también falla.

La primera temporada tiene pocos momentos destacables que lleguen a perdurar en la mente del espectador. Además, los giros de guion tampoco tienen demasiado impacto por lo general, por lo tanto, nunca llega a generar sorpresa al espectador y peca demasiado de previsible.

No obstante, es cierto que algún momento bueno hay, entre ellos quiero destacar el final de la temporada. Este creo que podría suponer un nuevo punto de partida para la serie y ayudar a su recuperación. El nivel de importancia de la escena final podría aprovecharse para terminar de definir y completar a personajes que han estado algo flojos en la primera temporada, como Merlín o Arturo.

La próxima temporada también supondrá un aumento del protagonismo en ciertos personajes que deberían entrar con fuerza. Una nueva temporada debería de significar para esta serie una nueva oportunidad para solventar los muchos errores que se han sucedido, ya sea en guion, en técnica o en el apartado más emocional.

Cursed
Copyright Netflix

 

Conclusión de Maldita

Maldita tiene un torpe comienzo, pero tiene mucho que contar. El tratamiento del universo de las leyendas artúricas es más que un acierto, y hacerlo desde el personaje de la Dama del Lago es una oportunidad de oro. Si hay algo que no debería faltar es grandeza, fantasía. Lamentablemente todo ello falta en esta temporada.

Sin embargo, Maldita todavía está por decidir su destino, si quiere ser un patito feo, o convertirse en un cisne, en su mano está. La serie tiene potencial, tiene interesantes personajes a pesar de la mala definición de alguno de estos y también tiene una gran historia que contar con buenos cimientos, pero deben de pulirse demasiados aspectos.

La segunda temporada debe de ser un nuevo comienzo, una limpieza de cara que aprenda de los errores de la primera y que consiga brillar. Esperemos que así sea.

«Nacemos al alba y morimos al ocaso».

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí