Andrei Konchalovsky dirige y co-escribe, junto a Elena Kiseleva, Miguel Ángel (el pecado), film que aborda la vida de Miguel Ángel Buonarroti, toda una eminencia del mundo del arte. El film se alzó con el premio a mejor fotografía, diseño de vestuario y diseño de producción en los Premios Nika 2020. Asimismo, optó en el mismo certamen al premio a mejor película. Después, en el Russian Guild of Cinematographers estuvo nominada a mejor fotografía en una película. Protagonizada por Alberto Testone, se ha destacado la labor exquisita del acrtor en pantalla. De mano de Surtsey Films, se estrena en las salas de cine españolas a partir del 6 de mayo.



Miguel Ángel (El pecado)

Crítica de 'Miguel Ángel (El pecado)'

Ficha Técnica

Título: Miguel Ángel (El pecado)
Título original: Il peccato

Reparto:
Alberto Testone (Miguel Ángel)
Jakob Diehl (Peppe)
Francesco Gaudiello (Pietro)
Federico Vann (Sansovino)
Glenn Blackhal (Raphael)

Año: 2019
Duración: 134 min
País: Italia
Dirección: Andrei Konchalovsky
Guion: Elena Kiseleva y Andrei Konchalovsky
Música: Eduard Antermev
Fotografía: Aleksandr Simonov
Género: Drama
Distribución: Surtsey Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Miguel Ángel (El pecado)'

Sinopsis de 'Miguel Ángel (El pecado)'

Miguel Ángel (El pecado) muestra cómo Miguel Ángel vive momentos de angustia y éxtasis de su genio creativo, mientras dos familias nobles rivales se disputan su lealtad, la cual se pone a prueba cuando el Papa León X, de la familia Medici, accede al papado y le entrega un nuevo encargo lucrativo – la fachada de la basílica de San Lorenzo. Obligado a mentir con el fin de mantener los favores de ambas familias, Miguel Ángel es atormentado gradualmente por sospechas y alucinaciones que lo llevan a examinar su propia moral y sus fracasos artísticos. (SURTSEY FILMS).

Dónde se puede ver la película en streaming



Miguel Ángel (El pecado)
Foto de Surtsey Films

Las obsesiones del talento

Miguel Ángel Buonarroti es uno de los artistas más famosos, habiendo dejado tras de él un legado que todavía perdura hoy. Creador de la Capilla Sixtina, su famoso David y otras creaciones, Andrei Konchalovsky aborda la vida del autor en un espacio concreto de su vida. Así se evita realizar un biopic que recoja la vivencia completa del italiano, para mostrar su personalidad y decadencia hacia las obsesiones que le embadurnan. Asimismo, aprovecha para analizar el contexto histórico y político en el país mediterráneo, con las guerras entre las familias Médici y della Rovere. Por lo tanto, la densidad del libreto va más allá de los trabajos del autor, sino también las envidias, conspiraciones y decisiones que marcaron este lapso de su vida. Por un lado, se vive con interés aquellos detalles específicos, que le dan verdad y humanidad a su personaje.

Sin embargo, hay momentos en los que se siente que hay una narrativa excesivamente espesa al ofrecer una multitud de datos y sucesos. Aun así, se valora que hayan sabido establecer una estructura coherente, donde se expone la manera de vivir de la época y nace una necesidad por ver más allá del mito. Gracias a ello, el espectador obtiene un retrato verosímil y con una carga combinada de cotidianidad en Miguel Ángel (el pecado). Su mayor flaqueza es una duración excesiva sin un gancho más potente en el último tercio del film, pese a tener algunas de las escenas más emotivas y el giro que desemboca en el final de la propia cinta. En consecuencia, el espectador puede sentir que se aletarga en exceso y se podría haber apostado por una condensación más efectiva de las acciones, aprovechando el simbolismo creado.

Surtsey Films
Foto de Surtsey Films

El retrato

Uno de los puntos más fuertes de Miguel Ángel (el pecado) es la interpretación entregada de Alberto Testone como el mismísimo Miguel Ángel. Desde la primera escena se puede ver una construcción muy cuidada en todo los aspectos que se ven en su personaje. Desde la vertiente psicológica, con una expresividad que transmite ese revoltijo de sensaciones y pensamientos, al igual que los focos de luminosidad. También sabe dar ese efecto de carácter, haciendo posible que no caiga en un solo perfil, sino que obtenga distintos matices con una coherencia interna espléndida. Por lo cual, hay que aplaudir el excelente trabajo que hace en la pantalla, siendo uno de los pilares fundamentales del resultado global del largometraje. Asimismo, mencionar la conexión que mantiene con sus compañeros de escena, lo cual indica que no acapara pantalla.

Tanto Massimo De Francovich como Nicola De Paola ofrecen dos trabajos que indican un buen espejo del poder del Papa en sendos casos. Mientras que De Francovich expone esa relación personal con Miguel Ángel con una interpretación más cercana, incluso tierna, De Paola apuesta más por la pomposidad y la superficialidad que se desea dar a su personaje. Después, Francesco Gaudiello regala jovialidad y conecta muy bien con la cámara, ofreciendo un atractivo visual muy seductor. Por otra parte, hay que aplaudir la actuación de Federico Vanni, quien pese a ser uno de los personajes secundarios del film, logra quedarse en la retina del público. Además, consolida esa dicotomía más campechana con lo colérico, dando esas pinceladas que terminan por completar su interpretación. En general, el reparto presenta un rendimiento positivo, con actores muy bien elegidos.

Surtsey Films
Foto de Surtsey Films

La recreación del mármol

La producción de Miguel Ángel (el pecado) apuesta por una realización de altura, en el que abundan multitud de escenarios naturales que acercan al espectador a la realidad del artista. Gracias a ello, el film adquiere un tono diferente, en el que se aprecia el cuidado de la selección de los distintos lugares por los que se pasea el film. También hay que valorar que se dé importancia al propio proceso creativo de Miguel Ángel, aunque se puede echar en falta una mayor influencia en su estilo artístico en las referencias visuales que hay en el film. A pesar de ello, deja esa sensación de estar realizando un paseo por la historia, lo que da mayor verosimilitud al discurso desde el apartado técnico. Gracias a ello, se comprueba que hay un despliegue de medios importante.

También hay que aplaudir la labor del diseño de vestuario y maquillaje, que establecen una línea artística en consonancia con el sello de identidad del propio largometraje. Por lo cual, adquiere una cohesión y una armonía estética, que se transfiere de principio a fin. Además, no solo busca lo bello, sino también la propia suciedad y el estilo de vida precario que rodea al mítico artista. Por otro lado, el diseño de sonido tiene un resultado potente, en el que también cabe espacio para los silencios y el misterio de algunas partes más introspectiva. Sin embargo, peca en una duración excesiva con un ritmo que se encalla en algunos momentos. En consecuencia, se fragua una sensación de menguar la velocidad, mediante una justificación poco tangible. Aun así, el interés que despierta el conjunto hace que sea un film recomendable, por los entresijos en torno al famoso escultor.

Miguel Ángel (El pecado)
Foto de Surtsey Films

Conclusión

Miguel Ángel (el pecado) un retrato bastante realista de la figura de Miguel Ángel, rompiendo la elevación del mito, para exponer lo que hay detrás de su figura. Asimismo, lo mejor de la película es el reparto, liderado por un magnífico Alberto Testone, el cual brilla en su propuesta interpretativa. También hay que mencionar que el resto de intérpretes principales realizan una labor más que notable. Después, a nivel técnico, se debe destacar la selección amplia y efectiva de paisajes naturales, así como el cuidado del vestuario y maquillaje, que son atractivas. El análisis exhaustivo de una figura histórica, que gana en la humanidad de su relato y el contexto en el que lo envuelve.

Reportaje de Miguel Ángel (el pecado) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7,5 / 10
75 %
Artículo anterior“Doctor Strange 2 en el multiverso de la locura”: entretenimiento endiablado y oscuro
Artículo siguienteQuinta temporada de "Sunset: La milla de oro (Selling Sunset)": Christine Quinn y poco más
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
miguel-angel-el-pecado-critica-peliculaUn retrato bastante realista de la figura de Miguel Ángel, rompiendo la elevación del mito, para exponer lo que hay detrás de su figura. Asimismo, lo mejor de la película es el reparto, liderado por un magnífico Alberto Testone, el cual brilla en su propuesta interpretativa. Después, a nivel técnico, se debe destacar la selección amplia y efectiva de paisajes naturales, así como el cuidado del vestuario y maquillaje, que son atractivas. El análisis exhaustivo de una figura histórica, que gana en la humanidad de su relato y el contexto en el que lo envuelve.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí