Mis funciones secretas es una película de Micha Lewinsky (The Friend, La Alcaldesa). Esta producción del 2020 proveniente de Suiza, cuenta con Philippe Graber (Papa Moll), habitual del director, en el papel protagonista. Como principal personaje femenino tenemos a la actriz Miriam Stein (Hijos del Tercer Reich, Goethe).  Tenemos también en el reparto a Mike Müller (Temporada de Caza). Estreno en salas de cine españolas el 10 de septiembre de 2021.



Mis funciones secretas

Crítica de ‘Mis funciones secretas’

Ficha Técnica

Título: Mis funciones secretas
Título original: Moskau Einfach!

Reparto:
Philippe Graber (Viktor Schuler)
Miriam Stein (Odile Lehmann)
Michel Maertens (Carl Heymann)
Mike Müller (Marogg)
Kamil Krejcí (Berti)
Martin Ostermeier (Fritz)
Fabian Krüger (Reto)
Oriana Schrage (Klara)

Año: 2020
Duración: 99 min
País: Suiza
Dirección: Micha Lewinsky
Guion: Plinio Bachmann, Micha Lewinsky, Barbara Sommer
Música: Ephrem Lüchinger
Fotografía: Tobias Dengler
Género: Comedia. Espionaje
Distribución: Con Un Pack

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Mis funciones secretas

Sinopsis 

Otoño de 1989: mientras el muro está a punto de caer en Berlín, la policía secreta vigila a cientos de miles de personas en Suiza. Viktor, un policía de buen comportamiento, es infiltrado de incógnito en el Schauspielhaus de Zúrich por su superior Marogg para recabar información sobre la gente de izquierdas del teatro. Cuando se enamora de la actriz Odile, la persona a la que debe observar, no hay vuelta atrás: debe decidir entre su misión y su corazón. (CON UN PACK)



Planteamiento

Mis funciones secretas nos cuenta una historia sobre Suiza poco antes de la caída del Muro de Berlín. Corre el año 1989 y los servicios de seguridad interior de la Confederación Helvética realizan de forma sistemática labores de espionaje a sus propios ciudadanos.

En esta situación se encuentra Viktor (Philippe Graber) un anodino, aburrido y solitario policía. A Viktor le encomiendan infiltrarse en un grupo de teatro de fuerte orientación comunista. Desde este momento, la sátira política, la comedia romántica con toques de enredos están más que servidas y se desarrollarán a lo largo de la trama.

Esto se debe a que gran parte de la película funciona por la confrontación de ambos mundos. Estos están representados principalmente en el personaje de Odile (Miriam Stein), hija de militar de carrera y actriz revolucionaria con conciencia política. Por el lado reaccionario y burocrático tenemos al fanático policía Marogg (Mike Muller).

Mis funciones secretas
Copyright Arsenal Filmverleih

Confrontación

La clave de la comedia en esta película está en la confrontación de ambos mundos e ideas. A lo largo de toda la cinta la sátira sobre el poder es constante. Pero tampoco se libran del azote satírico los intelectuales de izquierdas acomodados en su poltrona académica y elitista.

En este sentido, los mundos chocando funcionan de forma aceptable. Provocando más de un divertido gag y alguna que otra situación entrañable. Pone también en evidencia el exceso de celo por parte de algunos elementos del funcionariado, que se complementa con su falta de cultura y de miras por el mundo. Sin hacer spoiler hay un par de gags buenísimos debido a esto.

Mis funciones secretas
Copyright Arsenal Filmverleih

Denuncia social

Suiza siempre se ha presentado como una suerte de paradigma de las libertades individuales. Una confederación democrática donde cantidad de asuntos de Estado se deciden por el voto directo de sus ciudadanos. Pero todo conjunto de luces esconden sus sombras. Podemos reseñar lo tardío del derecho de sufragio para las mujeres suizas (1971) o su servicio militar obligatorio.

Pero lo que Mis funciones secretas denuncia es como una democracia que ha presumido siempre del máximo respeto al individuo a su libertad, acaba espiando a sus ciudadanos. Si es cierto que la clave de comedia romántica permite satirizar y quitar hierro al asunto.

No obstante, esta denuncia de una situación lesiva para las libertades individuales, acaba siendo un mero decorado y un problema de fondo. No se incide más en esta idea, que aunque importante en la película, no pasa de mostrar a un policía con exceso de celo y a otro que no se cuestiona el seguir órdenes.

One-way to Moscow
Copyright Arsenal Filmverleih

Conclusiones de ‘Mis funciones secretas’

Mis funciones secretas es ante todo una película divertida. Tiene bastantes dosis de comedia romántica y de enredo. Su ambientación está bastante lograda al mostrar diferentes ambientes de finales de los 80 a través de decorados y del vestuario.

Si bien es cierto que es una película modesta, esta al final cumple. Su apartado de denuncia social podría haber sido más profundo e interesante. Pero esta película no se asemeja a Los Otros, título sobre el espionaje, pero que ahonda más en el drama humano.

El resultado final es una película ligera, entretenida y con bastante buen humor. Es una lástima que quizás por la temática y su lugar de procedencia, pueda echar para atrás a algunos espectadores. Pero en resumen, es una comedia bastante sencilla, simpática y asequible, aunque podría haber dado más de sí al hablar sobre el espionaje a los ciudadanos de Suiza.

Reportaje de Mis funciones secretas en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí