Monster Hunter, antes de llegar a manos de Paul W.S Anderson y convertirse en una película, fue y sigue siendo una de las sagas de videojuegos más queridas y exitosas de Capcom. Es por este motivo que cuando se anunció quién estaría detrás de este proyecto y sus antecedentes en adaptaciones como la de Resident Evil, los amantes del videojuego comenzaron a temerse lo peor. Estreno en salas de cine españolas el 26 de marzo de 2021.

En mi caso, decidí darle un voto de confianza a este director e intentar disfrutar de su obra sin mayor expectativa que la de pasar un rato divertido. Después de haberla visto y analizado llega el momento de hablar de lo bueno y lo malo de Monster Hunter.



Monster Hunter

Crítica de ‘Monster Hunter’

Ficha Técnica

Título: Monster Hunter
Título original: Monster Hunter

Reparto:
Mila Jovovich (Artemis)
Tony Jaa (Hunter)
Ron Perlman (The admiral)
T.I Harris (Lincoln)
Diego Boneta (Marshall)
Meagan Good (Dash)

Año: 2020
Duración: 99 min. 
País: Estados Unidos
Director: Paul W.S Anderson
Guion: Paul W.S Anderson
Fotografía: Glen MacPherson
Música: Paul Haslinger
Género: Fantástico. Acción
Distribuidor: Sony Pictures Releasing de España

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Monster Hunter’

Sinopsis ‘Monster Hunter’

Detrás de nuestro mundo, hay otro: un mundo de peligrosos y poderosos monstruos que reinan en su dominio con una ferocidad mortal. Cuando una inesperada tormenta de arena transporta a la teniente Artemis (Milla Jovovich) y a su unidad (TI Harris, Meagan Good, Deigo Boneta) a un nuevo mundo, los soldados se sorprenden al descubrir que ese desconocido y hostil entorno es el hogar de enormes y aterradores monstruos que son inmunes a su potencia de fuego.

En su desesperada batalla por la supervivencia, la unidad se encuentra con un misterioso cazador (Tony Jaa), cuyas habilidades unicas le permiten plantar cara a las peligrosas criaturas. A medida que Artemis y el cazador ganan confianza, ella descubre que él es parte de un equipo liderado por el Almirante (Ron Perlman). Enfrentándose a un peligro tan grande que podría amenazar con destruir su mundo, los valientes guerreros combinan sus habilidades únicas para unirse en la última batalla. (SONY PICTURES RELEASING DE ESPAÑA)



Monster Hunter
Foto de Sony Pictures España

Lo bueno de ‘Monster Hunter’

Cuando se anunció que Paul W.S. Anderson estaría detrás de la película Monster Hunter y que la protagonizaría Milla Jovovich comencé a prepararme para la que supuse que sería una experiencia de total decepción. Me basaba en la filmografía completa de este director que, dejando a lado las infames adaptaciones de Resident Evil, en su mayoría eran bastante flojas. Sin embargo, como ya he dicho, a la hora de verla decidí dejar de lado los prejuicios e intentar disfrutar de una obra llena de acción con un guion al que no debía prestarle demasiada atención.

Acción sin tregua

Desde el primer momento sabemos que Monster Hunter girará alrededor del personaje de Milla Jovovich, quien no está nada mal en las escenas de acción. Y si hablamos de ellas no pongo en duda que Paul W.S. Anderson es un buen director de acción, pues creo que todas están bastante logradas. Cuentan con un ritmo muy frenético y momentos bastante épicos. Además, el diseño de sonido está realmente logrado, y si bien es cierto que los efectos visuales a veces cantan un poco, por regla general cumplen con su objetivo.

Por otro lado, algunos de los monstruos creados para la película llegan a ser tan fascinantes como repugnantes. En ocasiones me descubrí a mí mismo poniendo cara de asco ante algunos momentos en los que estas bestias eran las auténticas protagonistas, algo que en mi opinión es digno de elogiar.

Monster Hunter es como la casa del terror de una feria en la que su protagonista va pasando por cada habitación deslumbrándose (y aterrándose) por lo que encuentra en ellas. Todo esto funciona hasta que llegamos a la mitad de la película. A partir de aquí todo va cuesta abajo… y entonces llega el momento de hablar de lo malo de Monster Hunter.

Milla Jovovich
Foto de Sony Pictures España

Lo malo de ‘Monster Hunter’

Ahora que ha llegado el momento de hablar de lo malo no podemos obviar uno de sus mayores defectos: los personajes.

La falsa profundidad de los personajes

Al comienzo de Monster Hunter una vez más se nos presenta al típico pelotón del ejército americano (¿no estáis tan cansado de esto como yo?) que aspira a ser la fiel representación del heroísmo, un hecho que, en tiempos de pandemia, hemos descubierto que es un totalmente fraudulento.

Nos hacen creer que cada uno de ellos tiene un trasfondo detrás, pero no es así. Estamos ante un grupo de personajes planos y que no aportan prácticamente nada a la historia de la protagonista. Esta, por su parte, se pasa toda la cinta huyendo de monstruos y dando volteretas, haciendo gala de las habilidades de Jovovich y su marido para rodar escenas de acción. Pero aún así siento que hay mucho metraje que se quedó en la sala de montaje y que hubiera ayudado a dar contexto a los protagonistas de esta obra.

Monster Hunter
Foto de Sony Pictures España

A la hora de hablar es mejor tener algo que decir

Como he dicho anteriormente, las escenas de acción funcionan muy bien. De hecho, el problema viene cuando los personajes abren la boca para tener conversaciones de besugo que no aportan nada a la trama o al universo que se pretende construir.

La relación del personaje de Milla Jovovich y el de Tony Jaa se basa en chistes manidos sobre sus diferencias culturales. Si en toda la cinta los protagonistas no tuvieran ni un solo diálogo esta se hubiera entendido exactamente de la misma forma.

Monster Hunter
Foto de Sony Pictures España

La recta final de la película

Es curioso que cuando más intenta parecerse al videojuego es cuando más falla Monster Hunter. A mitad de la película aparecen nuevos personajes que aspiran a asimilarse a los del videojuego. No podemos obviar el aspecto ridículo que se le otorga al actor Ron Perlman, quien parece estar haciendo un cosplay de Will Ferrer en Zoolander. El resto de nuevos personajes, igual de planos, no aportan absolutamente nada, y su aspecto es igual de ridículo (o más si cabe) que el de Ron Ferrer.

Ya estamos algo quemados de tanta acción cuando nos damos cuenta de que aún nos queda la mitad del film. Pero las escenas que se nos presentan ahora son mucho más absurdas. Es como si el director hubiese dicho “¡Vaya! Se nos acabó el guion y todavía nos queda media película. Venga ¡todos a saltar y a dar volteretas!.

Del mismo modo, la resolución de la historia no es una resolución como tal, quizá porque, si te paras a pensarlo, tampoco hay una historia como tal.

Milla Jovovich
Foto de Sony Pictures España

En definitiva

Monster Hunter funcionaría genial entre el público chino si no la hubiesen retirado en este país, pero para mí está muy lejos de funcionar.

Diría que esta película es ideal para desconectar durante una rato, para disfrutar de las trepidantes escenas de acción y terminar con la sensación de habértelo pasado bien. Pero es que, honestamente, salvando algunos minutos del principios, no vale ni para eso. Lo que tenemos en Monster Hunter es a Paul W.S. Anderson haciendo de Paul W.S. Anderson: personajes que están ahí por estar, un sinsentido argumental y a Milla Jovovich dando volteretas, muchas volteretas.

Si alguna vez amaste el videojuego de Capcom solo puedo recomendarte una cosa: ¡Aléjate de esta película! ¿Recordáis cuando el personaje de Dewey Wilkerson (el hermano pequeño en la serie Malcolm in the Middle) dijo esa famosa frase de "Nunca esperé nada de ustedes y aun así logran decepcionarme"? Pues eso, Paul. Pues eso.

Reportaje de Monster Hunter en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí