Morir todavía (1991), o como a mí me gusta llamarla Kenneth Manostijeras, es un excelente thriller de intriga, de nacionalidad estadounidense, dirigido por Kenneth Branagh.

Tras su magistral ópera prima como director Enrique V (1989), donde el británico fue nominado al Óscar (también como actor), se embarcó en esta pequeña joya de historias cruzadas y suspense fantástico.

Una película a caballo entre el plató y las tablas de teatro, que sorprendió al público y la convirtió en un éxito de taquilla.

Producida por Paramount Pictures y Mirage Enterprises, es recuperada para la pequeña pantalla por la plataforma de streaming, Amazon Prime Video a partir del 24 de Julio de 2020.



Morir todavía

Crítica de ‘Morir todavía’

Ficha Técnica

Título: Morir todavía
Título original: Dead Again

Reparto:
Emma Thompson (Grace / Margaret Strauss)
Kenneth Branagh (Roman Strauss / Mike Church)
Andy García (Gray Baker)
Robin Williams (Dr. Cozy Carlisle)
Derek Jacobi (Franklyn Madson)
Hanna Schygulla (Inga)
Campbell Scott (Doug O’Malley)
Wayne Knight (‘Piccolo’ Pete Dugan)
Richard Easton (Padre Timothy)

Año: 1991
Duración: 107 min.
País: Reino Unido
Director: Kenneth Branagh
Guion: Scott Frank
Fotografía: Matthew F. Leonetti
Música: Patrick Doyle
Género: Intriga. Thriller
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Morir todavía’

Sinopsis

Mike (Kenneth Branagh), detective privado cuya especialidad es encontrar personas desaparecidas, acepta a regañadientes el caso de una misteriosa mujer amnésica, a la que llama Grace (Emma Thompson).

Una única pista; Sus continuas pesadillas, que han convertido su vida en un infierno.

Mike decide poner un anuncio en un periódico, intentado que aparezca alguien que conozca a la chica y le ayude a descubrir su identidad.

Se presenta un peculiar personaje Franklyn (Derek Jacobi), un anticuario estafador, pero con un don especial para adentrarse en los recuerdos de las personas mediante la hipnosis.

Premios

  • Festival de Berlín: Sección oficial de largometrajes. 1992
  • Globos de oro: Nominada Mejor banda sonora original. 1991
  • Nominada Premios BAFTA: Mejor actor secundario (Derek Jacobi). 1991

Donde se puede ver la película



Dead Again plot

Con un título original enormemente acertado, e incluso con el que se estrenó en Hispanoamérica Morir otra vez.

Habría que explicar al lumbreras que eligió Morir todavía para España, que “todavía” no es lo mismo que “otra vez”. En fin…..

Gracias a Frankie, el experto en hipnosis, Grace empieza a recordar, pero no su propia vida, sino la de Margaret Strauss (Emma Thompson), una famosa pianista de los años 40 que murió asesinada a manos de su esposo, el afamado compositor y director de orquesta Roman Strauss (Kenneth Branagh).

La hipnosis regresiva de Grace comenzará a desvelar detalles del pasado del matrimonio Strauss.

El gran amor que Roman le profesaba a Margaret, la convivencia con el ama de llaves y su hijo, así como la figura de un periodista Gray (Andy García) que queda prendado de Margaret y por el que Roman sufre unos celos excesivos.

La connivencia entre dos épocas que se entrelazan, bien diferenciadas por el uso del blanco y negro y del color, los avances en las sesiones de hipnosis y el acercamiento emocional cada vez mayor entre Mike y Grace, llevaran a este a la búsqueda de la existencia todavía o no, de Gray.

Quizás la única persona capaz de desvelar el misterio de una telaraña de cine negro, intriga incesante y reencarnaciones dignas de cualquier interpretación.

Morir todavía
Fotos de Universal Pictures

El elenco artístico 

Hoy me van a permitir pasar de puntillas por la estupenda interpretación de todos y cada uno de los actores y actrices, sencillamente porque para cualquier mínima referencia, necesitaríamos una enciclopedia.

Magníficos Kenneth y Emma en sus dobles papeles, como si de una función teatral cargada de elementos de otra época se tratase.

Evidentemente marca la parte de los años 40, aunque sea mucho más breve pero no quita un ápice de interés a la época real en la cual se desarrolla la cinta.

Genial Derek Jacobi, en su papel de astuto estafador de antigüedades, y como único enlace entre pasado y presente gracias a su don, dándole un toque de glamour a la película que destila lirismo por los poros de su piel.

La eterna sonrisa entre pícara y socarrona de Andy García, excepcional en la escena de la cárcel y el beso de Roman, crea un punto de inflexión entre el matrimonio Strauss y el periodista, como justificación a un hecho del que no tiene la menor idea.

Magnifico el encuentro entre Mike y Gray, ya muy mayor y en circunstancias nada agradables, pero que dilucidan a través de ese humo casi embriagador, lo que será el destino de nuestros protagonistas.

Apariciones testimoniales de Robin Williams, Hanna Schygulla, Campbell Scott y Wayne Knight que aportan mesura y calidad a la marca de fábrica Branagh, en esta visión teatral de la puesta en escena.

Morir todavía
Fotos de Universal Pictures

¿Es el mismo Branagh que el de Enrique V?

¿Y quién lo duda?. Pues claro que . Un experimento pero con gaseosa.

El hecho de dirigir esta nada convencional cinta de intriga, nos traslada a un Kenneth en estado totalmente puro, muy original y teatralizado, con un reparto superlativo y engendrando una curiosidad que a muchos pasará desapercibida y que aclararé en el Spoiler.

¿Morir o no morir? ¿Esa es la cuestión?. Pues quizás, pero con las botas puestas y renaciendo como el ave fénix desde su ópera prima, para con esta taquillera cinta de carácter totalmente comercial, poder llevar a cabo películas como la impagable Los amigos de Peter (1992).

Comparar Morir todavía con el cine del maestro Hitchcock creo que es bastante acertado, aún guardando las distancias, que las hay, entre ambos. No así con Welles, alguna vez lo leí y difiero totalmente de esa idea.

Excelente montaje y fenomenal banda sonora del amigo de Kenneth, Patrick Doyle, sin cuya ejecución la cinta nunca hubiera sido la misma.

El camino hacia la maravilla que es Mucho ruido y pocas nueces (1993), solo acababa de empezar.

Dead Again
Fotos de Universal Pictures

Conclusión de ‘Morir todavía’

Con todas sus virtudes y defectos (que los tendrá) y a quién los años han respetado moderadamente bien, no deja de ser una muy original película de suspense, bañada en la intriga fantástica de las reencarnaciones, pasadas por un filtro rezumante de cine negro.

Con final tramposo, ¿Puede ser? Y puede que no, pero bien es cierto que al menos curioso, muy curioso y llamativo, desde el punto de vista del ávido espectador.

Para los abonados a Amazon, les llega una joyita envuelta en papel de celofán, que aunque transparente, fino y flexible, no les dejará atravesar esa fina capa, sino ponen un poco de imaginación por su parte.

Y eso sí, un consejo, al menos durante los 107 minutos que dura Morir todavía, absténganse de tener cualquier tipo de tijeras al alcance de sus ojos.

Spoiler

Cuando el hipnotizador asesino le hace a Mike la hipnosis regresiva, este no está reencarnado en Roman Strauss, sino en su mujer Margaret. La explicación se la da el querido Robin Williams. Atentos a este dato.

[plegar]

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí