Agustín Díaz Yanes cumplió 70 años el pasado 9 de septiembre. Razón por la que FlixOlé ha celebrado su cumpleaños con la llegada a la plataforma, en exclusiva, de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Por lo cual, el film de 1995 se encuentra disponible solo para sus suscriptores, por primera vez en este formato digital. Además, también les acompañan otros dos films: “Sólo quiero caminar”, secuela de esta cinta, con Victoria Abril también. Y, “Demasiado corazón”, donde el realizador ejerce únicamente de guionista, bajo la dirección de Eduardo Campoy.

La película protagonizada por Victoria Abril, Pilar Bardem y Federico Luppi, cambió muchas cosas en nuestro cine. Por fin se vio capaz de incorporar el imaginario del Nueva York de Scorsese o Coppola a nuestras calles. Esta historia de mentiras y chantajes, pero también de solidaridad y de mujeres fuertes. Una película a la vez violenta y contenida, se convirtió enseguida en un clásico que no ha dejado de deslumbrar desde su estreno.

Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto
Foto de “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto” (FlixOlé)

Reconocido por la industria del cine

La ópera prima de Agustín Díaz Yanes, ganó, entre otros muchos premios, 8 premios Goya, incluyendo mejor película, guion original y mejores actrices protagonista y de reparto. Obtuvo el Premio Especial del Jurado y la Concha de Plata a la mejor actriz para Victoria Abril en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Por otro lado, se alzó con el premio José María Forqué a la mejor película en 1996.

Desde entonces, la carrera de Díaz Yanes ha sido una de las más firmes y las más potentes de nuestro cine. Ha revisitado a veces el cine negro, como en “Sólo quiero caminar” (2008). O el drama social en “Sin noticias de Dios” (2001). O el cine histórico, con películas ambientadas en nuestro Siglo de Oro, como “Alatriste” (2006) u “Oro” (2016), ambas adaptaciones de Arturo Pérez Reverte, uno de sus grandes amigos. Pocos directores como él cumplen las expectativas que sus películas crean. No en vano, es uno de nuestros directores más dotados para la acción y la reflexión.

Agustín Díaz Yanes
Agustín Díaz Yanes en los Premios Goya (Academia de Cine)

La vocación de Agustín Díaz Yanes

Hijo de un torero y de una secretaria, estudiante de Historia, profesor de estudiantes norteamericanos, militante del Partido Comunista en la clandestinidad, Agustín Díaz Yanes nunca creyó que podía dedicarse profesionalmente al cine. Para él, el cine era sólo una pasión, como las novelas de espías que soñaba escribir algún día. Y sin embargo, pocos directores tienen la aureola de autor que él posee, porque pocos como él han conseguido cambiar radicalmente el curso de la historia de nuestro cine.

Tras unos comienzo como guionista en los que revitalizó el cine policiaco, demostró con su primera película, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (1995), que se podía hacer cine negro en España, con un pulso narrativo digno de los maestros del género y con un argumento inconfundiblemente nuestro.

FUENTE ZENIT COMUNICACIÓN

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí