Crítica de Nadie Nos Mira dirigida por Julia Solomonoff

Nadie Nos Mira es la última cinta de la directora argentina Julia Solomonoff, el film repasa la historia de Nico Lencke, un joven actor argentino, quien, a pesar de disfrutar de ciertos status en su país, decide emprender un camino hacia Nueva York con el propósito de darle un salto de calidad a su carrera y autoexiliarse de algunos demonios en Argentina. Tras arrasar en el Festival Iberoamericano de Cine Ceará con 4 premios, Nadie Nos Mira estará en las salas españolas desde el próximo 22 de junio.



Nadie nos mira

Crítica de Nadie nos Mira

Ficha Técnica

Título: Nadie nos mira
Título original: Nadie nos mira

Reparto:
Katty Velasquez (Lena)
Guillermo Pfening (Nico)
Pascal Yen-Pfister (Pascal)
Nadja Settel (Aupair)
Ana Carolina Lima (Tikki)
Fernando Frias (Director)
Petra Costa (Petra)
Rafael Ferro (Martín)
Paola Baldion (Viviana)
Paige Sciarrino (Barman)
Tomike Ogugua (Policía)
Mirella Pascual (Madre)
Kerri Sohn (Claire)
Rachel Rossin (Rachel)
Mariana Anghileri (Sofía)
Elena Roger (Andrea)
Jamund Washington (Jamund)

Año: 2017
Duración: 102 min
País: Argentina
Director: Julia Solomonoff
Guion: Christina Lazaridi, Julia Solomonoff
Fotografía: Lucio Bonelli
Música: Sacha Amback, Pablo Mondragón
Género: Drama
Distribuidor:  Versus Entertainment

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Insatisfecho con una relación complicada, Nico, un actor de Buenos Aires se muda a la ciudad de Nueva York para empezar de nuevo y rodar una supuesta película. Cuando el proyecto se estanca, el muchacho se las apaña para trabajar de lo que sea con el fin de no renunciar a su sueño de actuar. Pese a su tez pálida y sus conexiones con cierta esfera privilegiada, Nico no tarda en encontrarse con los problemas que afligen al resto de inmigrantes indocumentados del país. Cuando pierda la confianza de un generoso amigo, Nico deberá enfrentarse de una vez por todas a la realidad: su vida es imperfecta, y su futuro en Estados Unidos, incierto.

Premios

  • Festival de Tribeca: Sección oficial largometrajes internacionales. 2017
  • Festival de Gijón: Sección oficial largometrajes a concurso. 2017


¿Nadie nos mira?

A través del título mismo y a lo largo del metraje, Julia Solomonoff explora la idea de la individualidad en el contexto económico. Si bien conforme avanza la cinta, el espectador va encontrándose y conociendo a muchos personajes que acompañan o estuvieron con Nico a través de diferentes situaciones, estos se vuelven un elemento circunstancial en la vida del protagonista.

Nadie Nos Mira

Es que el personaje principal, interpretado de forma brillante por Guillermo Pfening, nunca es puesto en un grupo determinado, no es juzgado ni discriminado, tan sólo está solo, muchos lo quieren apoyar, pero no pueden reconocer que su orgullo no le permitirá recibir ayuda.

Lo que nos lleva a la siguiente idea planteada por el título de la película, estamos ante una ceguera al otro, nadie puede mirar al otro cómo el otro quisiera, hay una separación inherente entre los protagonistas que se debe a la incapacidad de mirarse y reconocerse, sólo se llegan a enterar parcialmente del otro. Entonces nadie nos mira.

Una economía tambaleante

Nico sufre a causa del dinero, pero específicamente a causa de un proyecto que fue a grabar a Estados Unidos y que no para de aplazarse a causa de los productores. Los que manejan el efectivo le juegan una mala pasada, viéndose en la tarea de dedicarse a ser niñero o mesero, trabajos muy respetables, pero que están lejos de las aspiraciones que fue a cumplir.

Nadie Nos Mira

El panorama retratado por Nadie Nos Mira es más admirable en las escenas que transcurren en un parque “internacional” en medio de Nueva York, donde concurren muchas personas de otras naciones latinoamericanas que se van haciendo un espacio en la vida de Nico y sirven para que funcione muy bien la temática del inmigrante en busca del sueño americano sin caer en lugares comunes como la victimización.

Mantener el ritmo: El mayor acierto de Nadie Nos Mira

Julia Solomonoff hace una tarea brillante a la hora de permear su cinta con un tinte muy específico durante toda su duración. La narración amena y la interpretación de Pfening hacen que toda la cinta se sienta una sola pieza, aunque vaya a distintos lugares en la historia del protagonista. En otras palabras, la película mantiene al espectador atrapado a través de su personaje principal mientras lo lleva a explorar distintas facetas de su vida.

Nadie Nos Mira

Un factor que encontré muy encantador y a su vez extraño es el tinte a documental que tiene la cinta, es como si no fuera una película en realidad, se siente muy natural. Igual que en lo señalado en el párrafo anterior, hay que decir que esta sinceridad, tan bien lograda, nunca se le va de las manos a Solomonoff, no cae en el aburrimiento, ni se va a picos muy altos de inverosimilitud emocional que pudieran afectar al resultado global del filme.

Conclusión

Nadie Nos Mira es un retrato sincero de un inmigrante que se somete a un autoexilio, mientras vive en una economía tambaleante rodeado de personas muy amistosas pero incapaces de mirarlo realmente. Una película que enseña mucho a través de muy poco a nivel narrativo gracias a un personaje muy bien concebido en sus cualidades y defectos, sumado a una dirección muy dinámica, un guión espontáneo y actuaciones destacables.

CALIFICACIÓN: 7.5/10

Reportaje de Nadie Nos Mira en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Soy comunicador social y periodista colombiano, tengo una pasión especial por escribir sobre cine, me parece que el séptimo arte es un espacio de reconocimiento y crecimiento por lo que vale la pena analizarlo.

Andrés Tejada

Soy comunicador social y periodista colombiano, tengo una pasión especial por escribir sobre cine, me parece que el séptimo arte es un espacio de reconocimiento y crecimiento por lo que vale la pena analizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *