Crítica de No se lo digas a Nadie dirigida por Guillaume Canet

No se lo digas a nadie (2006) o como a mí me gusta llamarla Grítalo al cielo, es un fascinante thriller de nacionalidad francesa, dirigido por Guillaume Canet (actor de cine habitual) e interpretado en su papel principal por Francois Cluzet.  La película está basada en la novela “Tell no one” de Harlan Coben y el guión adaptado por el propio director, en colaboración con Philippe Lefebvre.

Detrás de su producción se encuentra, entre otros, nuestro querido amigo Luc Besson, sobran las palabras, y es sin duda alguna el mejor thriller europeo que he visionado en los últimos treinta años.



No se lo digas a nadie

Crítica de No se lo digas a nadie

Ficha Técnica

Título: No se lo digas a nadie
Título original: Ne le dis à personne

Reparto:
François Cluzet (Alexandre Beck)
Marie-Josée Croze (Margot Beck)
André Dussollier (Jacques Laurentin)
Kristin Scott Thomas (Hélène Perkins)
François Berléand (Eric Levkowitch)
Nathalie Baye (Elysabeth Feldman)
Jean Rochefort (Gilbert Neuville)
Marina Hands (Anne Beck)
Gilles Lellouche (Bruno)
Olivier Marchal (Bernard Valenti)
Jalil Lespert (Yaël Gonzales)
Guillaume Canet (Philippe Neuville)
Laurent Lafitte (El vasco)

Año: 2006
Duración: 125 min.
País: Francia
Director: Guillaume Canet
Guion: Guillaume Canet, Philippe Lefebvre (Novela: Harlan Coben)
Fotografía: Christophe Offenstein
Música: Matthieu Chedid
Género: Thriller. Intriga
Distribuidor:  A Contracorriente Films

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
No Se Lo Digas A Nadie [Blu-ray]
  • Karma Films, S.L. (10/26/2011)
  • Blu-ray, No recomendada para menores de 16 años
  • Tiempo de ejecución: 131 minutos
  • François Cluzet, André Dussollier, Marie-Josée Croze, Kristin Scott Thomas, Nathalie Baye
  • Castellano, Francés

Donde comprar la novela

Oferta
No se lo digas a nadie (NOVELA POLICÍACA BIB)
  • Harlan Coben, Roser Verdaguer Costes
  • Editor: RBA
  • Tapa blanda: 400 páginas

Sinopsis

Alexander (Francois Cluzet), médico de la Seguridad Social Francesa (o al menos eso entiendo por el tránsito del hospital), de clase acomodada, perdió a su esposa Margot (Marie-Josée Croze) , a manos de un asesino en serie que se confiesa autor de siete asesinatos, pero no el de Margot (caso cerrado).

Ocho años después, Alexander (incapaz de recuperarse de la pérdida), recibe un correo electrónico en el que se encuentra la imagen en tiempo real de su esposa, la asesinada Margot.

Premios

  • Premios Cesar: 4 premios: Mejor director (Guillaume Canet), actor (Francois Cluzet), banda sonora (Mathieu Chedid) y montaje (Hervé de Luze). 9 nominaciones. 2006
  • British Independent Film Awards (BIFA): Nominación mejor película internacional independiente. 2007


Calentando motores 

Antes de comenzar a abrir el armario, ya os parezca esta crítica buena, mala o regular, hacer constar que No se lo digas a nadiepor imposible que parezca y si mi información es correcta, nunca se estrenó en salas de cine españolas, aunque generó casi veinte millones de dólares en la taquilla francesa durante sus primeras semanas de exhibición. Su mundo en España quedó reducido al Dvd, siendo incluso bastante difícil de encontrar por aquella época, yo mismo, incluso tuve que recurrir al a veces excelente mercado de segunda mano para poder visionarla.

Gran tirón de orejas a las distribuidoras españolas, que viendo el taquillaje francés acompañado de una excelente crítica y de varios premios César, aparte de ser un film totalmente comercial (se habló varias veces de un remake USA), decidieron mirar para otro lado en una absurda e ilógica decisión.

No se lo digas a nadie

Parece que a los españoles solo nos interesa el cine de humor francés, a veces bueno por supuesto, pero tres de diez y sin embargo, siguen estrenando y estrenando sin parar, comedietas francesas que me hacen recordar a veces a nuestro cine patrio de Pajares, Esteso y Ozores (con todos mis respetos para estos tres monstruos maravillosos).

Descifrando el enigma

Ocho años de dolor continuo del entregado médico Alexander (Francois Cluzet) que incluso sigue celebrando el aniversario con sus suegros, y de repente recibe un e-mail en el que parece ver a su esposa asesinada, vivita y coleando.

No, esto no es ” El Sexto Sentido(1999) ni mucho menos, pero verdad que pica la curiosidad.

En la finca del médico, nuestro amigo Alexander, aparecen los cadáveres de dos hombres y la policía, en una especie de reapertura del caso, empieza a cuestionarse la inocencia del mismo.

Porque allí, en aquella finca y aquel lago, fue donde asesinaron a Margot (Marie -Josée Croze), su esposa y porque la policía siempre tuvo dudas de cómo Alexander, tras ser golpeado, no se ahogó y pudo salvarse, aún estando varios días en coma ( y ya que estamos, por un seguro de doscientos mil dólares, que no es moco de pavo).

No se lo digas a nadie

¿ Queréis que siga contando ? Está bien, un pelin mas.

Acusación directa de la policía a Alexander tras varias pruebas inculpatorias, huida del mismo con la inestimable ayuda de un paciente sacado de una película de Charles Bronson (agradecido por el trato a su hijo), asesinato de una antigua amiga de su esposa, malos tratos, infidelidad, abusos sexuales a menores, pareja femenina (hermana y mejor amiga de Alexander) con cierta información enquistada, abogada fuera de órbita, malos muy malos, inspector que cree en la inocencia de Alexander, suegro ex-capitán (lo de ex, lo digo yo por la edad y lo de capitán de qué, no se especifica), que sabe más de lo que aparenta, y antiguo amigo de su esposa, hombre mayor y poderoso, que colaboraba con ella en ayudas sociales a niños desfavorecidos.

Y hasta aquí amigos puedo leer, no se si en la siguiente crítica artística me puedo equivocar y deslizar sin querer algún otro dato significativo para la trama, desordenado como los de arriba, pero relevante, intentaré que no sea así.

Actores

Lo siento señores, pero me van a permitir que me extienda un poco más de lo habitual en este interesante apartado.

Alexander (Francois Cluzet), el médico, más conocido en España por “Intocable” (2011), hace el papel de su vida; esposo enamorado, viudo ejemplar, profesional entregado, zombie viviente que resucita como Lázaro ante una imagen de la que cree puede ser su esposa asesinada.

Cambia de hombre común, normal y corriente, a una especie de detective incipiente, que no dudará ante nada hasta encontrar la verdad, aunque sea a costa de su propia vida ( para él, Margot era su verdadera vida).

Combina perfectamente todas sus emociones sin necesidad de excesos actorales; Thriller, drama, romanticismo, suspense, intriga, todo en su justa medida y como si la situación la viviera cualquiera de los que estamos disfrutando de la visión de esta excelente cinta.

Margot (Marie-Josée Croze), canadiense, la esposa asesinada,  papel corto pero intenso (me refiero a los flashbacks), no seáis mal pensados, bellísima y sin pudor en enseñarnos su hermoso cuerpo en las escenas iniciales. Cumple dignamente con el rol de estar diez minutos en pantalla y sin embargo ser la actriz clave y principal en el cuerpo de la historia.

El suegro (André Dussollier), excepcional en su breve papel, nominado a los Premios César como mejor actor de reparto. Hombre duro, autoritario, recto como una vara, ex-capitán de algo, obligado a tomar decisiones que harían vomitar a un cerdo pero que se ve abocado irremediablemente a ello. Pasa por alto los sentimientos de su yerno, quizás de su esposa (no se sabe), y por supuesto los suyos propios, pero todo en la vida tiene un motivo………….

El inspector (Francois Berléand), poli bueno rescatado de Transporter por su amigo Besson, el único que realmente tiene dudas y las va aportando, sobre la culpabilidad de Alexander, al que considera inocente. Como siempre, secundario de lujo, está y no está, viene y no va, te suelta y te atrapa. Buen ojo de Luc en la elección.

La mejor amiga (Kristin Scott Thomas), pobre papel para la musa británica que ya venía de conocer las mieles del éxito con “Cuatro bodas y un funeral” (1994) y “El paciente inglés“(1996), con nominación al Óscar incluida. Entiendo que leyendo el guion del futuro film haya querido participar en él, aún con un rol muy secundario, con el objeto de ser parte de esta Joya, pero querida tú estas para otras cosas, hazme caso, y piensa que todas las actrices tienen que comer, aunque sea poquito y mal. Pequeño pero buen trabajo, como siempre.

El maleante (Gilles Lellouche), famoso actor francés habitual en películas de acción. Correcto como siempre, en un rol que no le suena raro, ángel de la guarda del médico y Al Capone suburbial, capaz de matar a un ejército por una pequeña deuda de gratitud hacia un médico que trató a su hijo con dignidad y respeto (como era su obligación).

El millonario, compañero y amigo de la esposa asesinada (Jean Rochefort), muy bien en su breve papel, solo su presencia imprime carácter, elegancia y discreción, se asea perfectamente las manos sin ni siquiera jabón.

Dirección/Montaje

Y vamos con la dirección, el director, único e intransferible (Guillaume Canet), adaptador también de la novela, actor habitual del cine francés, en esta su segunda película como director, lo borda, te atrapa, te acaricia, te da y no te da, hace que le pidas más. Si la película es excelente, el guion adaptado genial, los actores se salen y además te ayuda la inigualable banda sonora de Malthieu Chedid y el soberbio montaje de Hervé de Luze, por cierto ambos ganadores de los Premios César, al director hay que hacerle un monumento en la plaza de su pueblo, o al menos hijo adoptivo de no sé yo que lugar (Canet se reserva un pequeño papel en la película, tipo Alfred, pero en francés).

No se lo digas a nadie

Qué soberbio montaje, ordenando planos y secuencias de forma que disfrutemos de este regalo según quiere el director, con pausa pero sin prisas, y ojo que no son tan fáciles como creemos la introducción de los flashbacks ( y hay bastantes en el film) sin hacer mella a la película, sin descubrir datos, contando sin contar, y mostrando sin mostrar.

Magníficos planos de esos amores infantiles que con el tiempo llegarán a convertirse en algo mucho más sólido, más real, más íntimo, pero también más cruel y doloroso, regreso al pasado para poder seguir viviendo el presente. Recuerdos de la vida rutinaria, de la boda o del entierro como necesidad imperiosa de seguir avanzando hacia delante, para poder trabajar, comer, dormir e incluso soñar que todo ha sido un mal sueño.

Conclusión

Les ruego que vean la cinta, que la disfruten como a un buen vino, no importa si te gusta o no el cine francés, en este caso particular, basta con que te guste el cine.

No parpadeen hasta el último suspiro de la película, cuando conozcan la verdad y a partir de ahí, decidan si han merecido la pena o no, las dos horas y algo de intenso visionado.

No se lo digas a nadie

No se preocupen, no hay final abierto, no tendrán que calentarse la cabeza para deducir lo que realmente ha ocurrido, pero eso sí, si les gusta como a mí, la volverán a ver más de una vez y en cada nuevo visionado descubrirán nuevos detalles del film, nuevos aspectos y facetas que parecían escondidas en la maraña de un maravilloso guion, complicado eso sí, pero nunca mentiroso, porque esconde pero no engaña, enseña pero no muestra, de ahí su genialidad, de ahí su generosidad. Nunca digan que no les he advertido.

En fin, no me quiero despedir, aún a riesgo de equivocarme, sin citar una pequeña joyita rodada unos años después por Guillaume Canet y protagonizada otra vez por el amigo Francois Cluzet, evidentemente nada tiene que ver con esta pero merece la pena muy mucho “Pequeñas mentiras sin importancia” (2010), la vida como tal, pura y dura, y además podéis disfrutar de la impagable Marion Cotillard.

Consejo

Un consejo, esta es una película para estar atentos, para atraparla con los cinco sentidos, para visionarla sin cerrar los ojos, para disfrutarla sin interrupciones, quizás para llorar o para lamentar, pero nunca para verla sin el debido respeto (niños jugando, palomitas que van y vienen, teléfono que suena, opiniones en voz alta que aseguran saber quien es el famoso asesino, and so on……). Si no estan dispuestos a respetarla, le aconsejo que no la vean, entre otras cosas porque no la entenderán, porque cada detalle perdido es un pequeño universo que se autodestruye, cada frase no escuchada pide venganza, cada escena no contemplada clama justicia. Por favor, respétenla y todos seguiremos siendo amigos, es posible que más que antes.

Un pequeño favor

Estimados amigos, si esta crítica les ha parecido positiva, atractiva o simplemente interesante, les ruego lean también mi crítica anterior sobre “Tres anuncios en las Afueras“, divina obra que yo he desmenuzado demasiado tarde por la demora en salir al mercado del Dvd (no voy al cine, alquilo o compro DVDs), les estaré eternamente agradecido por el detalle. Muchas gracias.

Enhorabuena y bienvenidos al espectáculo.

 

CLASIFICACIÓN: 9/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aficionado al mundo del cine y su entorno desde temprana edad.

Amante y consumidor habitual de DVDs  (alquilados y comprados) y de Revistas mensuales de cine que imagino ya todos conocéis.

No me he equivocado, alquilados, aún existe un pequeño reducto inexpugnable llamado Moviegame en Tomares (Sevilla) donde podemos deleitarnos con el alquiler de películas de todo tipo de nacionalidades y géneros a precios estupendos. Larga vida para un espacio de ocio en medio de la nada y la indiferencia institucional.

Mis preferencias son el cine comercial USA, español, francés, británico y algo de nórdico (no descarto alguna joyita que no proceda de estos mercados, comercial o no).

Me cuesta entender la vida sin el cine, pero lógicamente, esto es sólo una ligera apreciación.

Asisto muy poco al cine en salas, esporádicamente, mi universo cinematográfico se remite al DVD.

Enhorabuena a todos los que os interesan mis críticas y bienvenidos al espectáculo.

Miguel Ángel Santos Isidoro

Aficionado al mundo del cine y su entorno desde temprana edad. Amante y consumidor habitual de DVDs  (alquilados y comprados) y de Revistas mensuales de cine que imagino ya todos conocéis. No me he equivocado, alquilados, aún existe un pequeño reducto inexpugnable llamado Moviegame en Tomares (Sevilla) donde podemos deleitarnos con el alquiler de películas de todo tipo de nacionalidades y géneros a precios estupendos. Larga vida para un espacio de ocio en medio de la nada y la indiferencia institucional. Mis preferencias son el cine comercial USA, español, francés, británico y algo de nórdico (no descarto alguna joyita que no proceda de estos mercados, comercial o no). Me cuesta entender la vida sin el cine, pero lógicamente, esto es sólo una ligera apreciación. Asisto muy poco al cine en salas, esporádicamente, mi universo cinematográfico se remite al DVD. Enhorabuena a todos los que os interesan mis críticas y bienvenidos al espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *