Noche en el paraíso (Night in Paradise) es un thriller coreano sobre las nefastas consecuencias de las actividades mafiosas, con un curioso añadido melodramático. El director es Park Hoon-jung (New World, The Tiger). En el reparto encontramos a Eom Tae-gu (El imperio de las sombras, La gran batalla), Yeo bin-Jeon (Secret zoo) y Cha Seung-won (Believer, The greatest love). Tuvo su premier en el pasado Festival de Venecia, siendo distribuida a nivel mundial por Netflix a partir del 9 de Abril.



Noche en el paraíso (Night in Paradise)

Crítica de ‘Noche en el paraíso’

Ficha Técnica

Título: Noche en el paraíso
Título original: Night in Paradise

Reparto:
Cha Seung-won (Director Ma)
Eom Tae-gu (Tae-Gu)
Yeo-bin Jeon (Jae-Yeon)
Ki-young Lee (Kim Nong-mil)
Park Ho-San (Jefe de banda Yang)
Bong-sik Hyun (Busan Ilbo)

Año: 2020
Duración: 131 min.
País: Corea del Sur
Director: Park Hoon-jung
Guion: Park Hoon-jung
Fotografía: Kim Young-ho
Música: Mowg
Género: Acción. Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Noche en el paraíso’

Sinopsis

Tae-gu, un criminal de una banda liderada por Mr. Yang, intenta corregir el rumbo de su vida para ayudar a su hermana enferma y su sobrino. Hasta que un día su hermana y su sobrino son asesinados de forma accidental cuando querían matar a Tae-gu y éste decide vengarse. (Netflix)

Dónde se puede ver la película



Una necesidad de cambio

El protagonista de Noche en el paraíso (Night in Paradise) comienza con la idea de que su vida tiene que cambiar. Tae-Gu (Eom Tae-gu) trabaja para el clan mafioso de Mr. Yang (Park Ho-San) con gran eficiencia. Tan es así, que un peligroso clan rival trata de atraerlo hacia sí y que cambie de bando. Tae-Gu no está dispuesto. Su cabeza ahora mismo está puesta en centrarse en su hermana enferma, y en su pequeño sobrino. No obstante, cuando parece que Tae-Gu va a enfilar un camino más familiar, sus allegados son asesinados. Todo indica que son los enemigos del clan de Mr. Yang. Tae Gu, furioso acomete contra los presuntos asesinos de su hermana y de su sobrino con una violentísima venganza.

Como las represalias no se harán esperar, Mr. Yang decide enviar a su sicario a una isla, fuera de la península de Corea, durante una semana, como paso previo a su huida a Rusia. En esta isla convivirá con un pescador, que tiene un peligrosos pluriempleo, y su hija Jae – Yeon (Yeo-bin Jeon) que, de forma similar a su hermana, es una enferma terminal. Entre Tae-Gu y Jae-Yeon surge un extraño entendimiento, y cierta afinidad. Pero el pasado no se da por vencido, y también vendrá a buscar a Tae-Gu a esta isla.

Noche en el paraíso (Night in Paradise) tiene en el planteamiento de su trama todas las característica esenciales de un thriller coreano canónico, particularmente en el apartado de organizaciones mafiosas. Aun así, tiene una singularidad que es potenciada, y que resulta decisiva en el resultado final de la película. El fatalismo, un sentimiento melancólico de la existencia, que hace que dentro de Noche en el paraíso (Night in Paradise) haya un marcado contraste estilístico.

Noche en el paraíso
Copyright Netflix

Violentamente intimista

Noche en el paraíso (Night in Paradise), no adolece de escenas de acción, persecuciones fulgurantes y peleas brutales. No por nada la película está dirigida por Park Hoon-jung. Pero la naturaleza de su protagonista, y de algunos acompañantes, hace que durante gran parte del metraje estemos hablando de un melodrama. Hablamos de una película de gente sin futuro, consciente de que sus posibilidades de vivir son escasas, como si avanzaran el negro futuro que se les avecina.

La relación por antonomasia entre personajes, es la que tienen entre sí Tae-gu y Jae-Yeon. Una sicario de la mafia al que probablemente vendrán a buscar con intención de liquidarlo, y una enferma terminal. Su falta de porvenir, cierta melancólica resignación y la tendencia a la soledad les confiere una química especial. Gracias a ellos, en esta apacible isla, Noche en el paraíso (Night in Paradise) adquiere casi el carácter de un  melodrama de autor. A base de una esmerada fotografía de unos bellos tonos azulados, una bonita banda sonora, y una plasticidad serena y encantadora. Noche en el paraíso (Night in Paradise), por otra parte, tiene un tempo al ralentí, y su largo metraje (131 minutos) transcurre cadenciosamente.

La otra cara de la moneda es abismalmente distinta. Particularmente en el tramo final la película recurre al uso extremo de la violencia, lo que depara escenas de alto octanaje, hectolitros de sangre y una tragedia llena de cicatrices. El problema es sí Park Hoon-jung es capaz armonizar esta dos tendencias sin que el resultado resulte esquizofrénico. Digamos que lo consigue a medias. No deja de haber un sentimiento paradójico en el trasvase de estilos, pero junto a la intensidad física hay también un aumento de la intensidad emocional. Lo que hace que la conjunción no sea grácil, pero tampoco errada del todo.

Night in Paradise
Copyright Netflix

El elenco de Noche en el paraíso 

Noche en el paraíso (Night in Paradise), salvo en algunos arrebatos de ira, es una película taciturna sostenida por una actuaciones acorde con el tono del film. Los actores ofrecen una interpretación sobria, apesadumbrada. Eom Tae-gu interpreta sin mucho derroche gestual, pero transmite eficazmente su tristeza, el cansancio de vivir del que lo ha perdido todo, o al menos eso cree él. Algo más vivaz es la actuación de Yeo bin-Jeon, a pesar de que su personaje está condenado a morir en un corto plazo debido a una enfermedad. Pero por muy arriscado que sea su carácter, no puede ocultar un profundo sentimiento de melancolía.

La parte más exagerada e histriónica, quizá porque son los portavoces de la violencia, proviene de los jefes de los clanes mafiosos, y de los políticos alimentados de corrupción. Sus mezquinas venganzas y contrapartidas dan lugar a una serie de discusiones y amenazas, difíciles de cuadrar con el resto de Noche en el paraíso (Night in Paradise), pero que forman parte del canon de los thriller de esta índole. Por supuesto, en los arrebatos de violencia todo el desempeño del reparto se intensifica y se enerva.

En las labores de dirección, Park Hoon-jung consigue una cuidada fotografía que recoge muy plásticamente tanto las noches de Seúl como los serenos paisajes de la isla. Las escenas de acción están dirigidas con habilidad y pericia técnica. La tendencia a la hipérbole existe, pero no es nada nuevo en los thrillers coreanos. Narrativamente es una película extraña, con altibajos, pero consigue salir airosa, en su mayor parte, de la difícil unión entre sentimentalismo y brutalidad.

Noche en el paraíso
Copyright Netflix

Conclusiones de ‘Noche en el paraíso’

Noche en el paraíso (Night in Paradise) propone una extraña coalición entre la delicadeza sentimental y el arrebato violento de la llamada de la sangre. Es un thriller coreano no muy lejos de la fórmula canónica, pero que no teme abismarse en zozobras intimistas. Melancólica e intensa, no siempre consigue con éxito aunar todos sus componentes, pero no deja de arrojar un saldo realmente positivo. Si conseguimos acomodarnos al juego de Noche en el paraíso (Night in Paradise) disfrutaremos de un thriller dramático francamente interesante.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí