Orfeo Negro es una colorida reinterpretación del mito griego de Orfeo y Eurídice. Con una perspectiva social desarrollada en las favelas en Brasil, combina el baile y la fiesta con el tono trágico de su historia. Dirigida por Marcel Camus. Ganadora del Óscar como Mejor Película Extranjera en 1960. Protagonizan Breno Mello, Marpessa Dawn y Lourdes de Oliveira.



Orfeo Negro Póster

Crítica de ‘Orfeo Negro’

Ficha Técnica

Título: Orfeo Negro
Título original: Orfeu Negro

Reparto:
Breno Mello (Orfeo)
Marpessa Dawn (Eurídice)
Marcel Camus (Ernesto)

Léa Garcia (Serafina)
Ademar Da Silva (Muerte)

Año: 1959
Duración: 103m
País: Francia
Director: Marcel Camus
Guion: Vinicius de Moraes y Marcel Camus
Fotografía: Jean Bourgoin
Música: Antonio Carlos Jobim, Luiz Bonfá
Género: Drama. Romance

Filmaffinity

IMDb

Trailer de ‘Orfeo Negro’

Donde comprar la película

Sinopsis

En Rio de Janeiro, Orfeo se gana la vida como conductor de tranvías y músico, feliz con su novia Mira. Durante la semana de Carnaval, cruza la mirada con Eurídice, una chica que ha llegado a la ciudad huyendo de un acosador, y tiene un flechazo inmediato. Resulta que la prima de Eurídice, Sarafina, es amiga de Orfeo y Mira, por lo que el joven no tarda en volver a encontrarse con su misterioso objeto de deseo, que se le acerca bailando una provocativa samba mientras lleva puesto un vestido de su prima.

Mira se pone hecha una furia cuando descubre la identidad de la bailarina, pero esa no es la mayor preocupación de Orfeo, sino que Eurídice está siendo acechada por la Muerte, que la persigue entre la multitud que se agolpa festejando en las calles y la conduce hasta una morgue. ¿Podrá Orfeo salvar a su amada y no echar la vista atrás?. (SENSACINE)

Premios

  • Oscar: Mejor película de habla no inglesa. 1959
  • Festival de Cannes: Palma de Oro. 1959
  • Premios BAFTA: Nominada a Mejor película. 1960


Orfeo y Eurídice: La tragedia en Brasil

Basada en la obra del escritor Vinícius de Moraes, Orfeo Negro rescata algunos de los elementos más reconocibles de la tragedia de Orfeo y Eurídice.

Orfeo (Breno Mello) es un conductor de trenes en Brasil. Mujeriego y con talento para bailar, toca la guitarra e interpreta canciones que cautivan a los vecinos de una favela. Eurídice (Marpessa Dawn) arriba a la ciudad, huyendo de un misterioso hombre que desea matarla. Allí, encuentra refugio con su prima Serafina (Léa Garcia).

Orfeo Negro
Copyright D.R.

En primera instancia, el encuentro entre Orfeo y Eurídice sucede en un tren que augura la tragedia. El paralelismo resulta fidedigno al periplo griego tras conocer sus respectivos nombres y orígenes del mito. Así, su romance cobra vida durante la festividad, amenazado por Mira (Lourdes de Oliveira), la celosa novia de Orfeo.

La esencia del teatro en Orfeo Negro

El realizador Marcel Camus ejecuta una narrativa que evoca en forma al dramatismo del teatro. Con la elaboración de los trajes que forman parte del carnaval y la organización del desfile, inserta también al hombre que busca a Eurídice. El personaje, vestido de negro y con una máscara, representa a la muerte y el destino ineludible.

La idealización del romance enfatiza con la interacción de la pareja en el interior del hogar de Orfeo. Reforzada con sencillez, recrea un toque íntimo que sumerge al espectador en el juego de miradas y suavidad en los comportamientos de sus protagonistas.

El carnaval de Rio de Janeiro

Orfeo Negro transita también en las tradiciones brasileñas. Camus coloca, en primera instancia, atención al carnaval. Con ello, realiza una sutil transición al contexto del mito griego.

La música de Luiz Bonfá y Antonio Carlos Jobim sobresalta los tonos de la trama. La samba captura la alegría ante el carnaval. En tanto, la bossa nova logra lo propio en la transmisión de esperanza.

Así, refleja el poder de Orfeo para manifestar estados de ánimo y acciones sobrenaturales. Capaz de convocar la salida del sol con su guitarra, las canciones representan el punto álgido del amor y la tristeza del romance.

La fotografía de Jean Bourgoin en Orfeo Negro

Además de retratar el folclor y luminosidad entre el baile y la música, la fotografía de Jean Bourgoin exalta también el inevitable entorno de peligro en el guion de Marcel Camus y Jacques Viot.

El alcance de la muerte acompaña al recorrido de Orfeo en busca de Eurídice. Los vastos espacios lo representan con oscuros depósitos de tranvía y los edificios públicos. La penumbra mezclada con iluminación rojiza por parte de Bourgoin evoca el infierno que atraviesa su protagonista.

Orfeo Negro
Copyright Cinéma Public Films

A su vez, acentúa una esencia de fantasía. El joven camina por un amplio corredor hacia la muchacha guiado por un empleado que representa a Caronte, barquero de la muerte, en la mitología. La presencia de santería en el edificio recrea las creencias religiosas en Brasil. La noche rodea a Orfeo al regresar a casa con el cuerpo de Eurídice. Con ello, el sol apunta el fin de una travesía que apunta hacia su trágico destino.

Conclusión

Si bien Orfeo Negro cuenta con una premisa sencilla y un retrato social brasileño que peca de idealista con el entorno de las favelas y las clases bajas, es una solvente readaptación del mito griego.

El filme destaca gracias a la convergencia de la oscuridad de la tragedia con la animosidad de la alegría y carnaval de Rio de Janeiro, apoyado con un estilo visual que resalta paisajes, colores, música y baile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí