Padre no hay más que uno es la primera comedia familiar dirigida y protagonizada por Santiago Segura. Al resto de los adultos que forman parte de la familia protagonista les dan vida Toni AcostaSilvia Abril y Leo Harlem. Completan el reparto la youtuber Martina D’Antiochia, Luna Fulgencio y los debutantes Carlos González, Calma Segura y Sirena Segura. Padre no hay más que uno se estrena en España el 1 de agosto.



Crítica de ‘Padre no hay más que uno’

Padre no hay más que uno

Ficha Técnica de Padre no hay más que uno

Título: Padre no hay más que uno
Título original: Padre no hay más que uno

Reparto:
Santiago Segura (Javier)
Toni Acosta (Marisa)
Leo Harlem (Tío Paco)
Wendy Ramos (Rosaura)
Martina D’Antiochia (Sara)
Calma Segura (Carlota)
Luna Fulgencio (Rocío)
Carlos González (Dani)
Sirena Segura (Paulita)

Año: 2019
Duración: 95 min.
País: España
Dirección: Santiago Segura
Guion: Santiago Segura, Marta González de Vega
Fotografía: Ángel Iguacel
Música: Roque Baños
Género: Comedia
Distribuidor: Sony Pictures Releasing de España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Padre no hay más que uno

Sinopsis de Padre no hay más que uno

Javier es lo que hemos bautizado como un “marido-cuñao”. Ese que sin ocuparse en absoluto de lo que supone el cuidado de la casa y de los niños, sabe perfectamente qué es lo que hay que hacer, y que continuamente regala a su mujer frases del tipo: “Es que no te organizas”, o “no te pongas nerviosa”, ya que considera que su desbordada mujer se ahoga en un vaso de agua. Javier tendrá que enfrentarse a la realidad que supone bregar con cinco hijos (de entre cuatro y doce años) cuando su mujer decide irse de viaje y dejarle solo con ellos. La caótica situación que se provoca en casa evolucionará de forma progresivamente cómica hasta el desastre más absoluto, pero a la vez les dará la oportunidad a padre e hijos de conocerse y disfrutarse por primera vez. (Sony Pictures España)



Una comedia argentina a la española

Santiago Segura no es nuevo en esto de adaptar películas extranjeras y darles un toque español. Ya lo hizo en 2018 con Sin rodeos, una comedia protagonizada por Maribel Verdú y coescrita por Marta González de la Vega, que también colabora en el guion de Padre no hay más que uno.

En esta ocasión, Segura se inspira en la película argentina Mamá se fue de viaje (2017), dirigida por Ariel Winograd (Sin hijos) y protagonizada por Diego Peretti (Casi leyendas). Sin embargo, este no es el primer remake de la cinta original, sino el cuarto. De hecho,  la versión italiana, 10 días sin mamá, se estrenó hace solo unas semanas en los cines españoles. Y es que la trama en torno a un padre que «se enfrenta» a sus hijos sin tener a su esposa cerca para sacarle de apuros funciona a nivel internacional. 

Luna Fulgencio, Santiago Segura, Sirena Segura y Calma Segura en Padre no hay más que uno
Luna Fulgencio, Santiago Segura, Sirena Segura y Calma Segura en Padre no hay más que uno | Copyright Jorge Alvarino

Como ya hicieron en Sin rodeos, Santiago Segura y Marta González de la Vega adaptan el contenido original para el público español y hacen cambios que alejan a la película de la cinta en la que se inspira. No solo desarrollan ciertas subtramas e ignoran otras, sino que introducen nuevos  personajes a los que dan vida actores muy conocidos. Y, por si cuatro fueran pocos, aumenta también el número de hijos que ponen al protagonista de Padre no hay más que uno en un sinfín de aprietos.

Lo que mal empieza bien acaba

Son demasiadas las películas que arrancan muy bien para, a mitad de camino, descarrilarse. En Padre no hay más que uno, ocurre todo lo contrario. La película empieza de forma desastrosa. Las actuaciones resultan planas y forzadas,  sobre todo la de Santiago Segura, que parece sentirse como pez fuera del agua en su papel. Además, para tratarse de una comedia, hay demasiados chistes que no cuajan y personajes, como el interpretado por Silvia Abril, al que le sobra histrionismo por los cuatro costados. 

Toni Acosta y Silvia Abril en Padre no hay más que uno
Toni Acosta y Silvia Abril en Padre no hay más que uno | Copyright Jorge Alvarino

Por suerte, la cosa mejora a medida que avanza la película. Aunque la subtrama vacacional protagonizada por Toni Acosta y Silvia Abril nunca llega a funcionar, es en el segundo acto cuando empezamos a encariñarnos con los personajes más pequeños y, por fin, llegan las risas. Además, como colofón, disfrutamos de un tema musical que será imposible no tararear al salir del cine. 

Pequeñas estrellas

Los principales responsables de salvar Padre no hay más que uno del fracaso absoluto son las jóvenes estrellas. Sobre todo dos de ellas: Sirena Segura, una de las hijas de Santiago Segura, y Carlos González. La primera, con solo cinco años de edad, encarna a la benjamina de la familia a la perfección. De hecho, sus ataques de ira y sus miradas desafiantes parecen tener más de cierto que de ficción

Sony Pictures Releasing de España
Santiago Segura y las jóvenes estrellas de Padre no hay más que uno | Copyright Jorge Alvarino

Carlos González, por su parte, da vida a un niño tan encantador como travieso que está atravesando una fase con muchos interrogantes. El joven actor interpreta su papel con tal desparpajo que resulta difícil no augurarle una larga y exitosa carrera en el mundo del cine.

Cosas de padres

Otro de los aspectos que introducen en la segunda parte de la película y que eleva el contenido de la misma son los guiños a la dinámica que se desarrolla entre adultos dentro del entorno escolar. Grupos de whatsapp, padres a los que no les pones cara, problemas con dirección, actividades extraescolares…  Cualquier situación es buena para que el padre «novato» de una familia numerosa aprenda los gajes del oficio a marchas forzadas

Eso sí, el protagonista juega con ventaja porque solo no está. A su rescate acude, en más de una ocasión, Rosaura (Wendy Ramos), una niñera/asistenta que confirma la ineptitud del protagonista para hacer frente a la paternidad a tiempo completo y por sus propios medios.

Sony Pictures Releasing de España
Padre no hay más que uno | Copyright Jorge Alvarino

Conclusión

Después de un inicio nada prometedor, Padre no hay más que uno  consigue alzar el vuelo, dibujar sonrisas y provocar un par de carcajadas. Este remake, por supuesto, también es una invitación para descubrir el original y juzgar cuál de las dos versiones es la mejor. En caso de empate, siempre hay otras dos adaptaciones por ver.

Reportaje de Padre no hay más que uno en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí