Palm Beach es una comedia dramática australiana dirigida por Rachel Ward (Beautiful Kate), que también escribe el guion junto a Joanna Murray-Smith (Georgia, The Divorce). Está protagonizada por Bryan Brown (Sweet Country, F/X Efectos Mortales), Sam Neill (Parque Jurásico, Peaky Blinders), Richard E. Grant (Dom Hemingway, La dama de hierro), Greta Scacchi (El violín rojo, El juego de Hollywood), Jacqueline McKenzie, Heather Mitchell, Matilda Brown, Claire van der Boom y Frances Berry. La película no ha tenido estreno en cines en España y nos llega a través de la plataforma de Movistar+ el día 13 de abril de 2.020.



Palm Beach

Crítica de Palm Beach

Ficha Técnica

Título: Palm Beach
Título original: Palm Beach

Reparto:
Frances Berry (Caitlin)
Ryan Bown (Hombre de autógrafos)
Bryan Brown (Frank)
Matilda Brown (Ella)
Roelene Coleman (Rock Chick de los 80)
Richard E. Grant (Billy)
Aaron Jeffery (Doug)
Jacqueline McKenzie (Bridget)
Heather Mitchell (Eva)
Sam Neill (Leo)

Año: 2019
Duración: 100 min.
País: Australia
Director: Rachel Ward
Guion: Joanna Murray-Smith, Rachel Ward
Fotografía: Bonnie Elliott
Música:
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: Movistar

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Palm Beach en versión original

Sinopsis

Un grupo de amigos de toda la vida se reúne para celebrar una pequeña fiesta entre ellos en la localidad de Palm Beach (Sydney).



El reencuentro como detonante de un conflicto pasado

El reencuentro de un grupo de amigos es un tema recurrente en el cine. Son muchos los ejemplos que podríamos encontrar que han dado lugar a grandes películas como Beautiful Girls (Ted Demme, 1996), Reencuentro (Lawrence Kasdan, 1983), Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1991) o Las invasiones bárbaras (Denys Arcand, 2003). Es un punto de partida que también ha sido útil para el cine de terror como demuestran It (Andy Muschietti, 2017) o La invitación (Karyn Kusama, 2015). Incluso el cine español ha utilizado la premisa, por ejemplo, Las distancias (Elena Trapé, 2018).

En general, la reunión se produce tras haber fallecido uno de los miembros del grupo o porque alguno está a punto de hacerlo. Son reencuentros que sirven para hacer aflorar algún secreto del pasado o como detonante en la confrontación de temas que habían quedado pendientes en sus relaciones pasadas. Palm Beach es una comedia ligera con elementos de tragicomedia que repite todos los elementos de este tipo de reuniones.

Joanna Murray-Smith
© Universal Pictures

Del éxito al olvido

Sin embargo, Palm Beach, difícilmente será recordada en los próximos años en un listado como el que he elaborado antes. Es una película inofensiva y simplona, que se deja ver con la misma facilidad que se olvida. En esta ocasión, el grupo de amigos en edad de jubilación había tenido durante su juventud un grupo de pop que hasta apareció como portada en la revista Rolling Stone.

Fue un éxito efímero, un único hit que les aupó a las listas de éxitos. Tras la muerte de la cantante, cada uno tomó un camino distinto que les llevó a convertirse en lo que ahora son. Mientras que alguno se ha convertido en un empresario adinerado, otro intenta sobrevivir componiendo jingles para anuncios estúpidos de televisión. Lo que sí tienen todos en común es la necesidad de volver al pasado para saldar cuentas pendientes.

Palm Beach
© Universal Pictures

Una selección musical espectacular

Palm Beach no aporta muchas cosas, más allá de tener un reparto con algunos buenos talentos veteranos como Sam Neill, Bryan Brown, Greta Scacchi o Richard E. Grant, que siempre son agradables de ver en pantalla. Otro aspecto a destacar es la impresionante selección musical con canciones de Frank Sinatra, Otis Redding, Steppenwolf, Donovan, Louis Jordan, Joe Cocker o The Carpenters (éstos últimos en un cover moderno, supongo que por temas de derechos). Creo que se fue todo el presupuesto de la película en la banda sonora.

Como curiosidad comentar que el hit que cantan en varias ocasiones estas viejas glorias de la música, es un tema titulado Fearless compuesto por James Reyne. Uno se puede deleitar escuchando todas esas canciones, pero lo cierto es que el guion es tremendamente flojo y previsible. Las historias sentimentales que se entrecruzan resultan poco consistentes, algunos personajes femeninos están poco desarrollados y, en general, ni la parte cómica nos hace reír ni la dramática nos emociona. Así que asistiremos a una reunión de amigos mientras construyen un horno para pizzas, surfean, cantan, se pelean y se reconcilian, sin que nada nos importe demasiado.

Palm Beach
© Universal Pictures

Conclusión de ‘Palm Beach’

Palm Beach es una comedia dramática inconsistente y llena de tópicos. Sus mayores virtudes son contar con un estupendo reparto de actores veteranos entre los que encontramos a Sam Neill, Bryan Brown, Greta Scacchi o Richard E. Grant, y una banda sonora espectacular que recopila grandes canciones de artistas como Frank Sinatra, Otis Redding o Joe Cocker, entre otros.

Más allá de eso, Palm Beach utiliza el esquema clásico de las películas de reencuentros para generar los conflictos entre los personajes. Tiene un guion encorsetado que no va más allá de algunos líos sentimentales demasiado obvios. Es una película que solo recomiendo para escuchar buena música y ver a unos buenos actores sacando partido de sus endebles personajes.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí