Divino Amor es la última película escrita y dirigida por el brasileño Gabriel Mascaró que se presentó en el pasado año 2019 en los Festivales de Sundance y de La Habana. Es un drama presentado como una distopía espiritual ambientada en el ya cercano año 2027 en un Brasil oscilante entre los mestizajes étnicos y culturales entremezclados con los problemas de pareja. La película Divino Amor fue estrenada en salas de cine españolas el 26 de junio de 2020. puedes leer AQUÍ otra crítica de esta película realizada por Cinemagavia.



Crítica de ‘Divino Amor’

Divino Amor

Ficha Técnica

Título: Divino Amor
Título original: Divino Amor

Reparto:
Dira Paes (Joana
Julio Machado (Danilo)
Antonio Pastich (Vigilante del Cartorio)
Rubén Santos (Genivaldo)
Clayton Mariano  (Rodrigo)
Luciano Mallmann (Mauricio)

Teca Pereira (Maestra Dalva)
Suzy Lopes  (Amanda)
Thardelly Lima (Henrique)
Tony Silva   (Pastor de la iglesia)
Gabriel Mascaro (Cartero)

Año: 2019
País: Brasil
Duración: 140 minutos
Director: Gabriel Mascaro
Guion: Esdras Bezerra, Rachel Ellis, Gabriel Mascaro, Lucas Paraizo
Fotografía: Mikhail Milashin
Música: Juan Campodónico, Kenny Santiago Marrero, Otávio Santos
Género: Drama
Distribuidora: Festival Films

Filmaffinity

IMBD

Trailer de la película Divino amor

Sinopsis 

En un futuro distópico en Brasil se celebra la fiesta del amor supremo, una fiesta donde por encima de todo está Dios. La religión ha entrado en todos los ámbitos de la vida cotidiana, inclusive en el de nuestra protagonista principal, interpretada por Dira Paes, una administradora que se encarga de los trámites de divorcios, aunque ella siempre aconseja a las parejas que se lo repiensen, porque el divorcio es algo “sagrado”. A pesar de su amor a Dios, tiene problemas matrimoniales y parece incapaz de concebir un hijo, el gran sueño de su vida. (Festival Films)



Crisis de pareja  

La protagonista de la película Divino Amor es Joana, una mujer cercana a la cuarentena con pareja y sin hijos que trabaja en la Administración del Estado de Pernambuco recogiendo y tramitando las solicitudes de divorcio de parejas muy diferentes. Se implica personalmente màs allá de su labor burocrática tratando de persuadirles para que arreglen su relación. Además, paralelamente, ella acude con su marido a las sesiones terapéuticas grupales de la exotérica Maestra Dalva, una mujer mayor que  que realiza unas sesiones de reconciliación donde con distintas parejas en el mismo grupo aplica técnicas heterodoxas. Mezcla rezos religiosos tomados de los Evangelios con ejercicios de psicología gestalt además de técnicas de expresión corporal y prácticas sexuales con cambios de pareja.

Paralelamente, ella acude periódicamente sóla en su coche a consultar individualmente con un pastor religioso, para consultar sus dudas personales, problemas de fe y tribulaciones vivenciales. El pastor evangélico, hombre maduro y tranquilo, escucha su desahogo y trata de darle apoyo emocional que fortalezca su seguridad en sí misma además de servirle de guía espiritual en su inestable fe religiosa.

Danilo, el marido es un hombre tranquilo y reservado, está muy centrado en su propio negocio, exitoso trabajo autónomo como florista al que dedica muchas horas en el porche de su casa para la confección de los encargos y su posterior entrega en el reparto a los clientes

Buena dirección de actores y actrices por Gabriel Mascaró, que muestra un conjuntos muy variado de personajes, descritos claramente con sus comportamientos naturales muy bien engarzados a la acción de la trama de éste retrato  coral de hombres y mujeres que abordan sus propias crisis de pareja desde sus idiosincrasias personales.

Divino amor

Joana y Danilo entran en su gran crisis

La protagonista principal y su marido llevan bastantes años juntos y aunque desean tener hijos no lo consiguen, lo cual empieza a agrietar su relación comenzando una larvada crisis de pareja, hasta el punto que visitan algunos centros para una posible adopción que finalmente no llegan a realizar sin aclarar los motivos

Tiempo después Joana, al entrar en un edificio el detector electrónico del frontal señala que está embarazada, por lo que acude al especialista para que le apliquen el lector genético para averiguar quién es el futuro padre, aparato electrónico futurista que muestra de manera inmediata las compatibilidades o incompatibilidades genéticas de los posibles padres.

Cuando se lo comunica a su pareja, Danilo se alegra inmediatamente pero cuando ella le dice que él no es el padre surgen las desconfianzas y su irritación, especialmente cuando ella no logra saberle decir quién es el padre biológico del futuro bebé, estallando la gran crisis entre la pareja.

Ante la situación  creada, le dice a Joana que se vaya ese mismo día de la casa al sentirse totalmente decepcionado al sentir que le oculta quién es el progenitor, por lo que ella empieza a hacer su maleta para irse sin rumbo claro así como bastante afectada emocionalmente por la repentina ruptura.

La adecuada interpretación de los principales protagonistas llevan adelante con credibilidad sostenida y sin estridencias la involución de la relación de pareja, manteniendo el tono dramático escrito por el propio director y los otros tres guionistas que describen con sutiles pero firmes trazos sus caracteres.

Divino Amor
© 2018 – Sundance Institute

Desenlace estético y musical

Es en la fase de desenlace de Divino Amor cuando Gabriel Mascaró se recrea estéticamente usando planos acuáticos para mostrar las sensaciones de ingravidez propias del embarazo a la vez que hace su parábola poética donde mixtura los sentimientos espirituales de Joana con el mensaje alegórico bíblico

También el director utiliza especialmente la música de las fiestas rave y su estética colorista en ésta parte final para exteriorizar cómo se siente la protagonista ahora ya totalmente sola desamparada en medio de mucha gente y en búsqueda de si misma

El final paradójico de la trama queda relativamente abierto de modo proyectivo a las diferentes posibles interpretaciones de cada espectador, pues seguramente habrá quienes vean desde mensajes apocalípticos hasta sociopolíticos, pero como siempre lo más interesante para cada cual será su propia percepción y aún mejor enriquecida por la de sus acompañantes cual clásico cine forum.

Divine Love
© 2018 – Sundance Institute

Conclusión de Divino Amor

Joven y prometedor director Gabriel Mascaró (Recife, 1983), artista visual que plasma en sus cuatro documentales previos a su primer largometraje “Ventos de agosto” (2014) y “Boi Neon” (2015) describe en ésta su tercera película, Divino Amor, la influencia actual y futura  del poder de la Iglesia Evangélica a nivel popular en las clases bajas y en la propia estructura del gobierno estatal. Interesante pues a nivel estético y sociológico para conocer y entender por donde podría continuar Brasil en ese ya cada vez más cercano año 2027.

Reportaje de Divino amor en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí