Crítica de Un Tango Más dirigida por Germán Kral

Un Tango Más es la maravillosa historia de amor odio de la pareja de tango más famosa de todos los tiempos, dirigida por el director alemán nacido en Buenos Aires, Germán Kral. La película fue estrenada en septiembre del 2015 en el Festival Internacional de Toronto, además de participar en el Festival de Mar de Plata de ese mismo año y de ser presentada en el Festival de Berlín del año pasado. Estreno 1 de septiembre.



Un Tango Más

Crítica de Un tango más

Ficha Técnica

Título: Un tango más
Título original: Un tango más

Reparto:
María Nieves Rego
Juan Carlos Copes
Pablo Verón
Alejandra Gutty
Ayelén Álvarez Miño
Juan Malizia

Año: 2015
Duración: 85 min.
País: Argentina
Director: Germán Kral
Guion: Germán Kral
Fotografía: Jo Heim, Félix Monti
Música: Luis Borda, Sexteto Mayor, Gerd Baumann
Género:  Documental. Baile
Distribuidor: Surtsey Films

Tráiler

Donde comprar la película

Un tango más [DVD]
  • Cameo (05/09/2018)
  • DVD, Control parental recomendado
  • Tiempo de ejecución: 85 minutos
  • Documental, María Nieves Rego, Juan Carlos Copes, Pablo Verón, Alejandra Gutty
  • Ninguno, Español

Sinopsis

María Nieves Rego (81) y Juan Carlos Copes (84) se conocieron en una milonga de Buenos Aires, cuando ella tenía catorce años y él diecisiete, a finales de los años 40. A partir de ese encuentro, bailaron juntos durante casi cincuenta años. Durante todo ese tiempo se amaron, se odiaron, pasaron por varias separaciones dolorosas, pero siempre volvieron a bailar juntos.

En Un Tango Más Juan Carlos Copes y María Nieves le cuentan su historia a un grupo de jóvenes bailarines y coreógrafos de tango de Buenos Aires, que transformarán los momentos más bellos y dramáticos de sus vidas, en increíbles coreografías de tango.



Ginger y Fred vs Rego y Copes

A través de la historia de María Nieves Rego y Juan Carlos Copes, dos leyendas del tango, el director Germán Kral realiza una declaración de amor al tango al mismo tiempo que relata la particular y apasionada relación de amor odio entre ambos bailarines, aunque siempre alimentada por el respeto mutuo. Se conocieron por primera vez a finales de los años 40, en una de las muchas milongas o salones de tango que Buenos Aires tenía por aquellos años.

Elegir al socio adecuado en cualquier aspecto de la vida es siempre importante, y más sobre todo en el mundo de la danza, donde la confianza en la pareja es fundamental para que el baile y los movimientos fluyan armoniosamente. En el tango,  la compenetración para el entrelazamiento de las piernas, la posición del hombro tocado por la pareja o las miradas de complicidad son esenciales para el espectáculo. Para Juan, aquel primer baile con María fue el día que “había encontrado mi Stradivarius”, mientras que para ella supuso enamorarse a primera vista.

Germán Kral explora magníficamente la turbulenta relación de 50 años entre Nieves y Copes. “Odio a este hombre”, dice María, pero media vida vivió y bailó con él. Su química cuando actuaban juntos era indiscutible, pero su compatibilidad fuera del escenario era muy diferente. A pesar de todo, Nieves afirma que si tuviera que morir y nacer de nuevo volvería a hacer lo mismo, ser una bailarina de tango pero puntualiza, “sin Juan”. Ahora los octogenarios, Nieves y Copes se sientan por separado con Kral para explicar lo que salió mal en su unión. En la actualidad Juan está felizmente casado con una mujer mucho menor que él, con la que tiene dos hijos, mientras María vive sola.

Relación de Amor Odio

En Un Tango Más aparecen reflejadas dos personas que no podían ser más diferentes. Ella estuvo muy enamorada de él, un amor que al final la dejó sola y su único consuelo fue sentirse realizada bailando tangos, mientras que Juan se enamoró de una joven y bella bailarina a la que nunca amó de verdad en esos años. Dos maneras muy diferentes de pensar y sentir, el egoísmo y el sentido de la posesión de Juan hacía ella como compañera de baile: “Ella me pertenecía”, y el amor no correspondido de ella que se transformaría en odio, por las continuas traiciones sexuales de Juan y el final de su matrimonio sentimental y profesional.

Sin embargo, como ella declara, se trata de un odio que la inspiró y la ayudó para perfeccionar su baile mientras continuaron juntos. Juan Carlos Copes, desde un inicio, ha estado obsesionado con su ambición de ayudar al tango a ser mundialmente famoso, mientras el interés de María Nieves Rego por el baile, por el contrario, es, al principio, sólo un medio para acercarse al hombre amado.

La belleza de María Nieves Rego es radiante a sus 81 años y su mirada es sincera y directa. A Juan Carlos Copes se le nota incomodo en la entrevista, parco en palabras y mantiene todavía una mirada seductora a los 84 años. A pesar de sus edades, sorprende la espléndida condición física de los dos y su compromiso con el baile. Ya no están juntos pero irradian pasión y alegría de vivir. Ella es, para todos los efectos, el narrador de la película, y es su historia la que prevalece. Ella es la verdadera protagonista de la película, mucho más presente y profunda que Juan Carlos.

Un Tango Mas, un viaje en el tiempo

Un Tango Más comienza con un viaje en el tiempo a la vibrante pista de baile de los años 50, la Sala Atlanta. No había televisión ni internet, y por eso la juventud de aquella época se entretenía con el cine, el fútbol y el baile. En aquella pista fué donde María Nieves y Juan se asociaron como pareja de baile durante un par de años antes de que otros tipos de música como el rock reemplazaran al tango. Sin embargo, Juan un enamorado del tango, se vio obligado a innovarlo para conseguir su mayor difusión y llevarlo a un público más amplio. Para ello, primeramente empezó a entrenar y preparar a bailarines para después realizar coreografías con ellos y montar espectáculos en escenarios. María le seguiría en su aventura a todos los lados como su inseparable pareja de baile.

Juan concibió el tango como la respuesta argentina al jazz americano, una forma de arte que podría ser exportada por todo el mundo. De hecho, hoy en día, se le conoce como el creador de una manera única de concebir el tango, el estilo Copes. Una de sus famosas innovaciones fueron los espectaculares bailes encima de una pequeña mesa, algo que provocó siempre pánico en Nieves por miedo a caerse, como cuenta ella misma en el documental. Ambos fueron la personificación del tango argentino durante muchísimos años y redefinieron juntos una forma de arte.

Se presentaron con sus shows por América Latina, Estados Unidos e incluso Japón. En 1983 consiguieron llevar su espectáculo y triunfar en Broadway. María Nieves y Juan Carlos Copes son considerados héroes nacionales en su país y los más importantes embajadores del Tango en Argentina al contribuir directamente a su reconocimiento mundial.

Espectaculares coreografías

El éxito de Un Tango Más se basa en la recreación de María y Juan, en diferentes etapas de su vida, a través de dos parejas de bailarines de tango actuales, dando la sensación al espectador de estar viendo una película de ficción. Reencarnan interpretando y bailando los momentos más destacados de la pareja: el primer encuentro, la seducción, sus frecuentes disputas, instantes gloriosos…, en coreografías de refinada elegancia y repletas de sensualidad.

En Un Tango Más se muestra a la pareja en danza a través de jóvenes bailarines espléndidamente coreografiados que se imaginan todos los momentos bellos, dramáticos y trágicos de la historia de la pareja y, también, en entrevistas por separado combinadas con material histórico de vídeo y fotografías antiguas. Asimismo, vemos a María interviniendo, contando sus recuerdos, entrenando a los jóvenes bailarines con un firme entusiasmo.

Win Wenders referente de German Kral

El director alemán Germán Kral nacido en Buenos Aires en 1968 a pesar de haber vivido más de dos décadas en Munich no se olvida de su país natal y con Un Tango Más realiza su tercera película sobre Argentina, su segunda sobre tango. En esta ocasión ha logrado reunir a la legendaria pareja al menos una vez más en un escenario, a pesar de la deteriorada relación personal existente entre ambos. El estilo de Germán Kral está claramente influenciado por su maestro Win Wenders con el que trabajó como asistente de dirección. Además, Win Wenders, participa en la producción de Un Tango Máscon lo que la inspiración de Kral en la famosa película Pina (2011) de su mentor resulta muy evidente.

Conclusión

La idea de explicar los sentimientos usando la danza es brillante, con coreografías que muestran las sucesivas crisis de la pareja, la intrusión de un amante que Nieves desechó por el tango o las diferentes elecciones tomadas por ambos a lo largo de toda una vida. Existen muchos momentos grandiosos en la película, pero destaco uno sobre el resto, el excelente tango al estilo Cantando bajo la lluvia, bailado de forma elegante y sensual simulando a Gene Kelly y Debbie Reynolds. Las imágenes de Un Tango Más absolutamente maravillosas y su brillante luz desperterá los sentidos del espectador.

CALIFICACIÓN: 7,5/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *