‘Hunter Killer: Caza en las profundidades’: Tocado y hundido

El director sudafricano Donovan Marsh lanza una nueva película bélica de grandes dimensiones: Hunter Killer: Caza en las profundidades. La producción se considera china, estadounidense e inglesa, aunque predomina el país asiático. Protagonizada por dos actores reconocidos dentro de la industria hollywoodiense: Gerard Butler y Gary Oldman. Un reparto coral que se completa con nombres destacados en el cine como Michael Nyqvist, Linda Cardellini o Common. Un proyecto en el que se parte de la idea de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial. Estreno el 31 de octubre.



Hunter Killer: Caza en las profundidades

Hunter Killer

Ficha Técnica

Título: Hunter Killer: Caza en las profundidades
Título original: Hunter Killer

Reparto:
Gerard Butler (Capitán Joe Glass)
Gary Oldman (CJCS Charles Donnegan)
Common (RA John Fisk)
Linda Cardellini (Jayne Norquist)
Michael Nyqvist (Capitán Andropov)
Michael Gor (Almirante Dmitri Durov)
Alexander Diachenko (Presidente Zakarin)
Zane Holtz (Paul Martinelli)
Carter MacIntyre (XO Brian Edwards)
Shane Taylor (TMC Turner)
Will Attenborough (Kaplan)
Sarah Middleton (Liddy)
Taylor John Smith (Belford)
Caroline Goodall (Presidenta Dover)

Año: 2018
Duración: 121 min.
País: China, Estados Unidos y Reino Unido
Director: Donovan Marsh
Guion: Arne L. Schmidt y Jamie Moss
Fotografía: Tom Marais
Música: Trevor Morris
Género: Acción, bélica y thriller
Distribuidor: TriPictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

Un golpe militar en Rusia provoca que el presidente Zakarin esté secuestrado. Para evitar una Tercera Guerra Mundial, Estados Unidos decidirá tomar cartas en el asunto y planear un rescate. El Capitán Joe Glass será el encargado de ser partícipe de una misión dentro de un submarino, junto a los Navy Seals. Coordinados con un grupo especial, se jugarán la vida para evitar que se produzca un nuevo conflicto bélico mundial.



Hombres de acción

Lo que comienza siendo una película de marines al uso va tejiendo poco a poco la telaraña que llevará al espectador a un film bélico de grandes proporciones. En la industria, en especial la norteamericana, es un tema muy recurrente. Hunter Killer intenta innovar con la creación de un universo donde podría estallar una Tercera Guerra Mundial. Desgraciadamente, a nivel narrativo flojea y se pueden ver las flaquezas de un guion que únicamente pretende hacer una demostración del cine espectáculo.

Se puede percibir una falta de profundización en los personajes y sus historias. Hay una intención moralizante de la rectitud, la lealtad y cómo ha de ser una persona que se debe a su país, lo que le hace flaco favor al resultado final.

Algo a destacar es el plantel de actores que dan vida a este proyecto, encabezados por una interpretación potente de Butler. El actor escocés deja apartada su fama de galán de antaño para mostrar a un Butler más maduro pero que todavía tiene mucho que dar. La capacidad de tener esa presencia escénica es lo que hace que sea un buen timón para el equipo artístico. Gary Oldman también pone su granito de arena como partenaire, pero no se luce tanto como el actor de 300. Desgraciadamente, el resto de los actores se convierten en meros figurantes de la escena.

Aun así, se denota que todavía hay un prejuicio con la diversidad de género y se cae en el cliché de desarrollarse toda la acción en un mundo de hombres. Las mujeres de este film quedan relegadas a las funciones administrativas. Tristemente, incluso el personaje más potente, el de la Presidenta de Estados Unidos, se ve opacada por figuras masculinas de su alrededor. Una gran dosis de testosterona que se ha sido visto en muchas ocasiones en el séptimo arte.

Hunter Killer

El laberinto de las tramas

Hunter Killer podría dividirse en cuatro facciones generales como composición fílmica: la situación en Rusia con su presidente; las decisiones del gobierno estadounidense; la misión el submarino, y el equipo especial de rescate. Lo que debería ser un conjunto termina por hacer una gran diferenciación entre una facción y otra.

El problema es que se desvía la atención del espectador por un aporte tan grande de información en tan poco tiempo. Se cuentan cuatro historias totalmente distintas que compartan una misión. Es una cinta que ha pretendido acaparar varios campos a la vez, pero no ha sabido gestionarlos y ha caído en la falta de prioridad y sustancia.

El entramado del laberinto que se forma se puede observar en cómo se intenta dar importancia a varios personajes, pero no se empatiza con la mayoría. Se busca la emotividad en el público, pero, al no focalizarlo en personajes principales, acaba por no cumplir su función. Se presentan subtramas que no llegan a ninguna parte o que ni siquiera se retoman durante toda la película. Se entremezclan los personajes, luego se retorna a los explicados anteriormente… Un desconcierto descontrolado.

Hunter Killer

Entre bombas, cañones y tiros

La trama principal de Hunter Killer y la intención de hacer un ejemplo audiovisual el dicho de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” está bien planteado. Hay un esquema que, a grandes rasgos, le da momentos de verosimilitud. Un buen esqueleto, que no se ha visto acompañado por los factores más complejos.

Desde tiempos inmemorables, las películas de guerra han sido un escaparate para mostrar la artillería, nunca mejor dicho, de los efectos y la inversión técnica que se hace para tener un acabado creíble. En Hunter Killer hay que aplaudir que se haya hecho un gran trabajo a nivel técnico, dado que consigue transportar al espectador a dicho universo. Pese a tener fallos en la historia y a nivel creativo, eso no quita que haya sido una buena muestra del poder de la imagen.

Ciertamente, el montaje del film ayuda a que sea pasable y entretenida. No es un film que tenga un sello propio como tuviesen títulos como Salvar al Soldado Ryan o la más reciente Hasta el último hombre Una buena realización visual sobre este tipo de conflictos que gustara en especial a los seguidores de la acción, la violencia física y los planes a contrarreloj. Lo único, destacar que la duración juega en negativo y debería haberse simplificado más.

Hunter Killer

Conclusión

Hunter Killer es una película bélica más en la industria del cine. Juega con la eterna rivalidad entre estadounidenses y rusos, a la que pretenden dar un giro de tuerca. La duración y la falta de sustancia hace que se perciba un guion flojo y sin la profundización necesaria para poder captar la empatía del espectador. Una sobreexplotación de personajes y tramas, que se salda con no poder focalizar más allá de saber cuál es el principal motivo del film. Mejorable a nivel creativo, pero muy bien realizada a nivel técnico. Un resultado regular que entretiene pero no fascina.

CALIFICACIÓN: 4/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 2 Average: 4]

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: “Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”.

Diego Da Costa

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This