The Boat es un thriller británico de supervivencia realizado a cuatro manos por padre e hijo, Winston Azzopardi dirige y Joe Azzopardi protagoniza, ambos escriben el guion. No necesitan más para rodar este film de bajo presupuesto sobre un hombre que queda atrapado en un barco en mitad del océano. La película se estrena en España a través de la plataforma VOD de Movistar+ el día 15 de Mayo de 2020. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.



The Boat

Crítica de 'The Boat'

Ficha Técnica

Título: The Boat
Título original: The Boat

Reparto:
Joe Azzopardi (El marinero

Año: 2018
Duración: 100 min
País: Reino Unido
Director: Winston Azzopardi
Guion:  Winston Azzopardi, Joe Azzopardi
Fotografía: Marek Traskowski
Género: Terror. Thriller
Distribuidora: Premium Cine

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de 'The Boat' 

Sinopsis

Un joven pescador a bordo de su pequeña embarcación se ve sorprendido, mientras faena, por un súbito banco de niebla. Al adentrarse en él, descubre un velero abandonado. Tras rodearlo sin encontrar rastro alguno de presencia humana, el joven sube a bordo para intentar averiguar qué ha podido ocurrirle a la tripulación. Lo que no sospecha es que está a punto de iniciar una intensa y terrorífica lucha por su propia supervivencia, enfrentado a una presencia mortífera que tratará por todos los medios acabar con su vida. (Premium Cine)

Dónde se puede ver la película



Un survival con un solo personaje y sin diálogos

Son muchos los ejemplos que el cine de supervivencia nos ha regalado. Es fácil recordar películas con estrellas como Tom Hanks, Robert Redford o Matt Damon enfrentándose a situaciones límite, ya sea en una isla, en las montañas o en un planeta lejano. Menos habitual es asumir una película con un solo personaje, casi sin diálogos y con poco presupuesto como hacen en The Boat.

Es una apuesta valiente y arriesgada que requiere de mucha pericia en la dirección y un guion con suficientes sorpresas para mantener el ritmo y la atención del espectador durante todo el metraje. The Boat lo consigue casi siempre, aunque su parte central se vuelve cuesta arriba, siendo un poco repetitiva y poco imaginativa. Aún así, es un film estimable que saca partido a sus pocos recursos escénicos y que logra momentos de tensión bastante destacables.

The Boat

Aeolus, el señor de los vientos

The Boat nos sitúa en mitad del océano. Un hombre que viaja en una pequeña barca, se topa (literalmente) con un barco de mayores dimensiones que parece abandonado. Esa primera secuencia, envuelta en una espesa niebla que crea una atmósfera terrorífica, es un gran inicio para la película. El barco tiene el nombre de Aeolus, el señor de los vientos e hijo de Poseidón (según algunos textos mitológicos). No es una referencia hecha al azar.

Subir a ese barco supondrá el inicio de la pesadilla del marinero. Como si fuera el Plymouth Fury apodado Christine por Stephen King, ese barco parecerá tener voluntad propia. Una voluntad maligna que buscará por todos los medios que la travesía marítima no sea un plácido paseo. Y ahí empieza el verdadero survival. Con algunas ideas astutas y otras demasiado obvias, la historia avanzará mientras vemos al protagonista buscar la manera de escapar del barco, sin perder la vida en el intento.

The Boat

Un ejercicio de estilo que saca partido a los espacios claustrofóbicos

The Boat sabe resultar angustiosa y asfixiante cuando lo necesita. Hay momentos en espacios muy reducidos que son francamente claustrofóbicos. Casi siempre están subrayados por un buen tratamiento del sonido y algunos golpes musicales de Lachlan Anderson, entre lo efectista y lo efectivo. Cuando la cámara respira desde el exterior de la cubierta o en su tramo final, la fotografía de Marek Traskowski nos regala algunos momentos de gran belleza plástica que contrastan con el agobio de esos interiores.

No es una película redonda. La escena del cuarto de baño se alarga hasta la extenuación y con un poco de tijera hubiera resultado más resultona. Pero, The Boat, es un ejercicio de estilo apreciable que nos hará pasar un buen/mal rato. Tras esa parte central tan repetitiva, sorprende más que su desenlace sea tan rápido en una situación que daba juego para haber originado mucha más tensión dramática.

Hurricane Films

Conclusión de 'The Boat'

The Boat es un survival juguetón sobre un hombre que queda atrapado en un barco en mitad del océano. Mantiene el interés, pese a contar solo con un personaje en escena, un par de localizaciones, unas pocas frases de diálogo y un presupuesto reducido. Cuando hablo de un solo personaje, me refiero a un solo actor, porque está claro que en el film el barco tiene la entidad de un personaje antagonista.

Sin que la película sea para nada redonda, ni tampoco especialmente sorprendente, sí logra alimentar el suspense con una puesta en escena que saca partido a los espacios reducidos. The Boat es, pues, un entretenimiento palomitero bastante estimable que te hará plantearte seriamente el subirte a un barco.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6,3 / 10
63 %
Artículo anterior"La flauta mágica de Kenneth Branagh": Cuando el cine se funde con la ópera
Artículo siguiente"Bacurau": Si te vas, vete en paz
(Terrassa, 1972) Cinéfilo, cineasta y crítico de cine, amateur en todas las facetas, he estudiado varios cursos de guion y realización cinematográfica, escribiendo y dirigiendo más de 20 cortos y mediometrajes, además del largo ‘El Amor es un Suicidio’ (2009). Hace aproximadamente unos diez años fundé la página web Universo Cinema con la que suelo cubrir los festivales de cine más importantes del país.
pelicula-the-boat-criticaThe Boat es un survival juguetón sobre un hombre que queda atrapado en un barco en mitad del océano. Mantiene el interés, pese a contar solo con un personaje en escena, un par de localizaciones, unas pocas frases de diálogo y un presupuesto reducido.

1 COMENTARIO

  1. Me parece una pérdida de tiempo para quién pretende disfrutar del suspense, no se puede hacer una película sin un inicio, un desarrollo, y un desenlace.

    y lo único que te da al final es que parece ser un barco que se ubica en bucle temporal, que resulta tener una "inteligencia propia" entre macabra y benevolente.
    y la sangre?, de quien son las pisadas, quien le cierra y le abre las puertas? quien dirige el navío en su ausencia?.

    desde luego es un fracaso como película. No puedes ofrecer suspense si no alimentas simultáneamente al espectador para que éste vaya disfrutando y "comprendiendo" la evolución de la película.
    Si no hay un equilibrio al final llevas al espectador de interrogantes que te quedas igual o peor que cuando la empiezas.
    Un Fracaso estrepitoso como Película, el director mejor que se dedique a los Comics, tendrá más éxito.....
    Lo peor de todo es que uno se mantenga hasta el final con la esperanza de que la película cumpla con los aspectos básicos de un Film tal y como menciono al principio.
    Pero nada, al final juegan con la esperanza.
    No la recomiendo para nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí