Las plagas de Breslavia es un thriller policíaco escrito y dirigido por el polaco Patryk Vega (Pitbull, Women of Mafia). Trata sobre la investigación de unos asesinatos rituales, cometidos al estilo de Seven (David Fincher, 1995), que están vinculados con el pasado histórico de la ciudad del título.

Está protagonizada por Malgorzata Kozuchowska, Daria Widawska, Karol Bedorf, Jacek Beler, Iwona Bielska, Katarzyna Bujakiewicz, Maria Dejmek, Andrzej Grabowski y Ewa Kasprzyk. La película se ha distribuido en nuestro país a través de Netflix desde el día 22 de Abril de 2.020.



Crítica de ‘Las plagas de Breslavia’

Ficha Técnica

Título: Las plagas de Breslavia
Título original: Plagi Breslau

Reparto:
Karol Bedorf
Jacek Beler (Felo)
Iwona Bielska (Patomorfólogo)
Katarzyna Bujakiewicz (Nastka)
Filip Chajzer (Jefe de ABW)
Maria Dejmek (Agnieszka Lenarcik)
Andrzej Grabowski (Fiscal general)
Wojciech Kalinowski (Comandante Lewandowski)
Ewa Kasprzyk (Alicja Drewniak)
Malgorzata Kozuchowska (Helena Rus)
Igor Kujawski (Michalik)
Hubert Maj (Primer ministro Edward Jagielski)
Tomasz Oswiecinski (Jacek ‘Bronson’)

Año: 2018
Duración: 93 min.
País: Polonia
Director: Patryk Vega
Guion: Patryk Vega
Fotografía: Miroslaw Brozek
Música: Lukasz Targosz
Género: Acción. Thriller
Distribuidor: Netflix España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Las plagas de Breslavia en español latino

Sinopsis

Todos los días a las 6 de la tarde un asesino en serie mata a una persona. La oficial de policía Helena Rus cree que los asesinatos sólo los lleva a cabo un hombre y decide averiguar su identidad revisando la historia de la ciudad en el siglo XVIII. (FILMAFFINITY)



El universo fincheriano como referencia estética

Los créditos iniciales de Las plagas de Breslavia no engañan. El tratamiento de la imagen ya nos remite al universo fincheriano de Seven, una de las películas sobre psicópatas más influyentes del cine contemporáneo. A medida que la película avance ya no tendremos ninguna duda. Estamos ante una investigación policial sobre unos asesinatos rituales. Aquí no llevan la firma de los siete pecados capitales, si no de las seis plagas que asolaron la ciudad hace siglos: Degeneración, robo, soborno, calumnia, opresión y engaño.

Con esas palabras tatuadas a fuego, cada día a las seis de la tarde aparece el cadáver de una nueva persona tras ser asesinada y sometida a diferentes torturas. Son muertes brutales donde la película se recrea en el morbo y juega nuevamente a emular a su película de referencia. Por desgracia, el grado de perturbación e inquietud que logra esta película está muy por debajo de la Obra Maestra de David Fincher.

Las plagas de Breslavia
Foto de Polska Press / Pawel Relikowski

Se descubre al asesino demasiado pronto

La primera cosa que no funciona en Las plagas de Breslavia son los personajes. Si la pareja de detectives formada por Morgan Freeman y Brad Pitt tenían un retrato psicológico meticuloso, aquí nos encontramos con una protagonista malhumorada y antipática con la que resulta complicado empatizar, eso sí, encarnada de manera convincente por la actriz Malgorzata Kozuchowska. Y lo que es peor, aparece algún compañero que no deja de soltar chascarrillos sin venir a cuento y que incluso se hace selfies con uno de los cadáveres. Tampoco deja muy bien al personaje de la periodista, una carroñera que maltrata constantemente a su operador de cámara.

Otro gran problema de la película es que tras los primeros treinta minutos ya sabes quién es el asesino. No importaría mucho si fuera alguien con magnetismo como el John Doe de Kevin Spacey, pero no es el caso. Y no te preocupes, si no has estado atento y no te has dado cuenta para entonces, poco después se ponen todas las cartas sobre la mesa y te lo dicen directamente. Sin tensión dramática, ni intriga por descubrir lo que pasa, todo se reduce a algunas buenas secuencias de acción y un twist final que sí resulta algo más inesperado.

Las plagas de Breslavia
Foto por KALT – Marcin Goleń

El placer por lo mórbido

No todo es malo. Las plagas de Breslavia tiene una realización bastante decente. El director polaco Patryk Vega se desenvuelve bien entre ambientes sombríos y siniestros, consigue un buen ritmo narrativo y nos regala algunas secuencias reseñables. Pero el reto era mayúsculo y esta versión low cost de Seven se pierde por el camino. La introducción del elemento de crítica social aparece de manera forzada y con el único ánimo de justificar un discurso ético como mínimo discutible.

Las plagas de Breslavia es una película que se deja ver con facilidad y que resultará entretenida para los fanáticos del thriller criminal. Hay un placer por lo mórbido, por lo putrefacto, por el gore. Se nos muestra con detalle a los cadáveres y las heridas producidas por los desmembramientos. Sin embargo, sus imágenes explícitas no impactan tanto como creen, muchos ya estamos inmunizados ante este tipo de imágenes. Probablemente hubiera resultado mucho más inquietante un acercamiento a los crímenes más sutil e imaginativo. El eterno debate que proponía Hitchcock entre el suspense y el impacto.

Las plagas de Breslavia
Foto por KALT – Marcin Goleń

Conclusión de ‘Las plagas de Breslavia’

Las plagas de Breslavia es un thriller policíaco que nos llega desde Polonia, escrito y dirigido por Patryk Vega. Nos plantea una historia sobre un asesino ritual que deja como firma en sus víctimas el nombre de una de las seis plagas vinculadas a la ciudad en el siglo XVIII: Degeneración, robo, soborno, calumnia, opresión y engaño. Sí, es un planteamiento muy cercano al que tenía Seven (David Fincher, 1995), con el tema de los pecados capitales.

Esa excesiva referencialidad que incluso afecta a los créditos iniciales, le cuesta una mala pasada. Tampoco enganchan demasiado los personajes principales, ni ayuda para la intriga el conocer al asesino en el primer tercio de la película.

A su favor tiene la realización de Patryk Vega. Se muestra como un director capaz para las secuencias de acción y con bastante habilidad para manejar la atmósfera siniestra de los espacios. Hace un abuso de lo morboso y de imágenes bastante explícitas con algún momento cercano al gore, pero se nota que tiene un fácil manejo de los códigos del cine de género. Recomendable para los amantes del thriller criminal más oscuro.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

6 COMENTARIOS

  1. Creo que no hemos visto la misma película. Ni hay escenas de acción tan trabajadas como dices, ni se acerca al gore en lo más absoluto. Parece ser que en esta redaccion, al igual que en el casting de la película, no han sabido elegir bien al personaje que va a relatar la historia. La película es igual de mala, pobre e insulsa, como el escritor que se da de cinéfilo y entendido en la materia.

      • Creo que este argumento es óptimo para que se haga una serie.
        El film me gustó, pero para mí daba para que se trabajara un poco más a los personajes .
        La escena de la madre de la asesina, parecía como si estuviera nombrando los ingredientes de una receta.
        Bien las actrices, pero el universo de la TV americana haría maravillas con este guión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí