El pasado 28 de octubre se estrenó Porvenir en el Teatro Quique San Francisco, coincidiendo con la celebración del 20 aniversario de ImproMadrid Teatro. Escrita y dirigida por Ignacio López, este montaje se trataría de la primera pieza teatral original de texto. Para ello ha contado con un reparto de lujo, formado por Paloma Córdoba, Borja Cortés, Ignacio Soriano, Ana Morgade y el propio López. Se puede disfrutar de viernes a domingo, incluidos los festivos, hasta el 26 de noviembre.



Estreno de Porvenir

Crítica de 'Porvenir'

Ficha Técnica

Título: Porvenir
Título original: Porvenir

Reparto:
Ignacio Soriano
Paloma Córdoba
Ana Morgade
Borja Cortés
Ignacio López

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Ignacio López
Dramaturgia: Ignacio López
Escenografía y vestuario: Tatiana de Sarabia
Diseño de iluminación:
Ángel Cantizani
Espacio sonoro:
Luis de Pablo
Producción y distribución:
Susana Rubio e Iris Caballero
Producción: Impromadrid Teatro

Tráiler de 'Porvenir'

Sinopsis de 'Porvenir'

Un exitoso cirujano, un profesor universitario, un jefe de prensa de un partido político y una publicista cuyo sueño es ser escritora (Julia) se reúnen desde hace veinte años en la terraza de ella para charlar y quererse.

Una noche, Julia les da la noticia de que la echan de casa. Ese es el detonante para conocer las razones vitales que mueven las decisiones de los personajes que, azuzados por la diosa Fortuna, se enfrentan a la incómoda pregunta de cómo quieren vivir la madurez de sus vidas.

¿Son ellos los que llevan las riendas de su existencia o, por el contrario, simplemente se dejan llevar pasivamente por sus quehaceres cotidianos…?

Porvenir no da solución a esta pregunta, pero sí reivindica la necesidad de plantearla y pensar en ella. (TEATRO QUIQUE SAN FRANCISCO). 



Porvenir
Foto de ImproMadrid Teatro

La vida en sí misma

Se cumple 20 años de ImproMadrid Teatro e Ignacio López lo celebra con su primera obra textual, en el que no cabe la improvisación. Con Porvenir, el dramaturgo reflexiona sobre el azar de la vida, hacia dónde evolucionan las situaciones mediante una comedia muy accesible y para todos los públicos. Además, lo adereza con una recreación de escenas que recuerdan a la cotidianidad de la rutina, de los ciudadanos de a pie, aunque dibuje en ellos características muy distintas entre sí. Por este motivo, deja un sentimiento de hogar y de familia, una verdad que ha sabido plasmar con cada uno de sus personajes. Con lo cual, se puede ver que no desea ir hacia una relato más visceral, sino que lo acomoda en la naturalidad del día a día, ese es su fuerte.

La estructura se presenta con una especie de demiurgo que va haciendo y deshaciendo según la conveniencia, una especie de recreación del destino. Así, la pieza se divide en cuatro capítulos, siendo su punto de unión la narración de esta figura mística. También hay que destacar que a este personaje se le haya dado esa comedia más irónica, más pícara. Incluso, logra una conexión especial con el público, al ser su maestra de ceremonias. Por otro lado, López dibuja con este simbolismo la necesidad de luchar contra la creencia de estar ya destinado hacia un futuro, exponiendo un poso de positividad ante la necesidad de decisión de cada persona. Por ende, mediante este viaje agradable y actual, regala una tesis que deja una buena sensación en el público. Un homenaje a la aventura de vivir.

Teatro Quique San Francisco
Foto de ImproMadrid Teatro

Un grupo de amigos

Los rostros emparentados con ImproMadrid Teatro se ensamblan con la participación especial de Ana Morgade, quién se une a esta producción teatral. Para comenzar, Ignacio Soriano realiza una interpretación que se basa en el estereotipo. Sin embargo, lejos de exagerarlo y quedarse en un resultado algo menos atractivo, Soriano sabe sacarle partido y meterlo en una naturalidad excelsa. Por ello, aunque el carácter de su personaje pueda provocar cierta animadversión, su interpretación es impoluta. Después, Paloma Córdoba saca partido a la sensación agradable que emerge de su expresividad corporal y facial, pudiendo retratar sin problema las emociones por las que transita su personaje. También hay que destacar un buen uso de la voz, dado que redondea su trabajo y termina de unificar las piezas que hacen de su actuación un verdadero gusto.

Borja Cortés ofrece en Porvenir una interpretación que juega con la energía que le exige cada escena, lo que le permite jugar con el dinamismo. Así, no se estanca en la forma de pisar la escena y va transformándola según se lo exige la ocasión. No es fácil hacerlo de la manera tan orgánica con la que Cortés lo afronta, manteniendo esa sensación cálida que se busca en este montaje. Luego, Ignacio López pisa con fuerza la escena, tiene duende, sabe dónde colocarse y de qué manera ejecutar su labor dramática para captar la atención de los espectadores. De esta manera, triunfa sobre las tablas, siendo pletórico e hilarante y al mismo tiempo es capaz de retratar la propia tristeza personal. Excelente. Para terminar, una estupenda Ana Morgade, quién ejerce de narradora omnisciente, cautivando a la audiencia con su presencia y una interpretación bien medida.

Teatro Quique San Francisco
Foto de ImproMadrid Teatro

El devenir

La puesta en escena de Porvenir se fundamenta en dos elementos predominantes: la acción y el movimiento. Por ende, el dibujo de la escenografía toma un segundo lugar, aunque no por ello se desmerece el trabajo que se ha hecho. El diseño es muy atractivo, llevando a ese misticismo que busca la pieza, impresionando con el vestuario y la manera de envolver a Ana Morgade una vez entra en el escenario. Gracias a ello, se genera cierta curiosidad en lo que está por venir. Después, unas estructuras acompañan al resto de actores, permitiendo establecer cuando se encuentran en el plano de acción y cuando están fuera. Una estrategia que aporta claridad a la manera de llevar a cabo su idea y permite que vaya fluyendo sin problemas la pieza teatral.

Por otro lado, el diseño de vestuario es muy estético, en especial el de Morgade, aunque el del resto de los intérpretes no se queda atrás con una propuesta sutil y llamativa en su justa medida. Después, uno de los pilares es cómo fluye la energía entre los intérpretes, siendo éste su mayor fuerte. Se puede ver la compenetración que hay entre ellos, lo que hace que el ritmo no se estanque en ningún momento. Además, deja una sensación de cercanía al espectador, que observa atento a lo que sucede en escena. Por otra parte, el diseño de iluminación logra aportar un efecto más visual, siendo más atractivo para los asistentes. Únicamente, si se buscan más fuegos artificiales, no hay más que lo que ya se ve en primera instancia, no siendo ese su cometido.

Porvenir
Foto de ImproMadrid Teatro

Conclusión

Porvenir es un retrato de la cotidianidad, del significado de vivir, mediante una composición cómica, natural y familiar. Por tanto, Ignacio López ha buscado una historia que rezume cercanía, sin dejar de lado ese efecto hilarante. Además, se acompaña de un reparto estupendo, en el cual se puede ver la conexión y la sinergia que se fomenta entre cada uno de ellos. La puesta en escena ofrece un retrato visual atractivo, donde su mayor fuerza reside en la propia acción de los actores y la fluidez con la que transita el montaje. Un viaje agradable por la vida de un grupo de amigos que deja un buen sabor de boca.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7,3 / 10
73 %
Artículo anteriorLa serie "Zootrópolis+" llega el 9 de noviembre a Disney+
Artículo siguienteEl Festival de Otoño inaugura su 40ª edición el 10 de noviembre con el estreno de "Falaise", de Baro d'evel
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
porvenir-critica-teatroUn retrato de la cotidianidad, del significado de vivir, mediante una composición cómica, natural y familiar. Por tanto, Ignacio López ha buscado una historia que rezume cercanía, sin dejar de lado ese efecto hilarante. Además, se acompaña de un reparto estupendo, en el cual se puede ver la conexión y la sinergia que se fomenta entre cada uno de ellos. La puesta en escena ofrece un retrato visual atractivo, donde su mayor fuerza reside en la propia acción de los actores y la fluidez con la que transita el montaje. Un viaje agradable por la vida de un grupo de amigos que deja un buen sabor de boca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí