Posledniy Bogatyr (2017) es una curiosa producción rusa, auspiciada entre otras compañías por la multinacional norteamericana, Disney. La película fue un éxito en taquilla en dicho año, logrando reunir a más de siete millones y medio de espectadores. La película utiliza el folclore ruso para mezclarla con la fantasía habitual de las producciones de la compañía estadounidense.



Crítica de ‘Posledniy Bogatyr’

Posledniy Bogatyr

Ficha Técnica

Título: Posledniy Bogatyr
Título original: Posledniy Bogatir

Reparto:
Viktor Khorinyak (iván
Mila Sivatskaya (Basilisa)
Ekaterina Vilkova (Barbara)
Elena Yakovleva (Baba Yaga)
Konstantin Lavronenko (Koschei)
Aleksandr Semchev (Chudo-Yudo)

Evegeniy Dyatlov (Dobrynya Nikitich)
Marina Kaletskaya (Administradora)
Sergey Burunov (Vódnik)

Año: 2017
País: Rusia
Duración: 114 minutos
Director: Dmitriy Dyachenko
Guion: Pavel Danilov, Vitaliy Kutsenko, Vitaliy Shlyappo, Igor Tudvasev, Dmitriy Yan
Fotografía: Sergey Trofimov
Música: George Kallis
Género:  Acción. Fantástico.
Distribuidor: Disney

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Posledniy Bohgatyr’ en VO con subtítulos en inglés

Sinopsis

Iván (Viktor Khorinyak ) es un showman del misterio que se dedica a vivir engañando a los demás. Según él, tiene superpoderes que le permiten saber cosas que nadie más sabe. Sin embargo, una vez se mete en un lío con unos peligrosos clientes, y mientras huye de estos, acaba en un mundo mágico, donde se enfrentará a numerosas aventuras…



Supercherías

Posledniy bogatyr arranca en sus primeros compases atacando a las supercherías y supersticiones. Nuestro protagonista principal, Iván, es de hecho un estafador que vive de su “Show” televisivo, donde afirma tener poderes extrasensoriales. Obviamente es un estafador, pero la película no deja de reflejar una cierta tendencia auténtica, que tienen ciertos rusos de creencia, en la sociedad post-soviética actual, sobre las supersticiones. Como anécdota para ejemplificar esto, podemos recordar al “Showman” Allan Chumak, quien afirmaba ser capaz de transmitir energía positiva a través de las pantallas de televisión cada mañana. A esa realidad es a la que alude esta ficción en sus primeros compases.

Bogatir

Folclore ruso

Posledniy bogatyr hace una mezcla de numerosos elementos propios del folclore, y los actualiza con la fórmula Disney. Es decir, dulcificando las historias populares para que sean aptas para el público actual. Así por ejemplo, uno de los personajes protagonistas de la película es Koschei, una figura que proviene de las leyendas populares y que normalmente está relacionado con hechos oscuros, mientras que el propio protagonista, Iván, es hijo de otro héroe legendario, Ilya Muromets, una especie de Cid eslavo. Y así podríamos citar otras leyendas que se van sumando, como Baba Yaga o el Vódnik.

Es curioso porque muchos de estos personajes principales son representados en la tradición popular como personajes negativos, que siempre resultan una amenaza para la población, sin embargo, en la película es justo al contrario, son un grupo de outsiders, renegados, que se unen para combatir el tiránico poder de la princesa Barbara y de Dobrynya. Además, el “malo” de la película es Dobrynya, un personaje mítico que en la leyenda popular es considerado un héroe. Esta inversión de roles es realmente interesante, y podría ser un buen análisis de estudio.

Posledniy Bohgatyr

Buen diseño de producción

Muchos ojos estaban pendientes del diseño de producción, que había sido el gran talón de Aquiles de otras producciones rusas del género fantástico de producción más alta en términos económicos. Sin embargo, la película cumple sobradamente en este aspecto. Muchos de los grandes monstruos están diseñados mediante efecto digital, y aunque este se nota durante algunos primeros planos, lo cierto es que resulta elaborado.

Para la mayoría de detalles sin embargo se recurre a la recreación manual, mediante efectos de maquillaje o un vestuario que a pesar de ser totalmente fantástico, y más inspirado en fuentes pictóricas que en históricas (por ejemplo en las litografías del artista Iván Biiibin), son muy vistosas y aportan de manera positiva al conjunto de Posledniy bogatyr. No da la sensación de estar ante un atrezzo falso y de baratillo, como si sucedía incluso con películas que teóricamente pertenecían al género histórico, caso por ejemplo de Yaroslav (Conocida como El Señor del acero en español, 2010), donde el cartón piedra le golpeaba a la frente del espectador.

Por otra parte, Posledniy bogatyr explota prácticamente en su totalidad, quitando el tramo inicial, unos exteriores de “cuento”. El metraje transcurre en un mundo fantástico, y para señalar esta localización irreal la película nos presenta unas tremendas extensiones de verde, donde la vegetación es la protagonista. Quizá sea para no gastarse dinero en localizaciones, pero esta alternativa es interesante, y se contrapone al paisaje nevado característico de Rusia (o por lo menos la imagen arquetípica y equivocada que tenemos de él), lo que ayuda a la elaboración de un mundo fantástico.

Posledniy bogatyr

Humor simple pero efectivo

Posledniy bogatyr utiliza un humor simple pero bastante efectivo, que en realidad se acerca bastante a la fórmula Marvel que tanto éxito ha dado últimamente en la taquilla mundial. La película se sirve de los elementos y personajes típicos del Folclore para confrontarlos con la cotidianeidad y con acepciones lingüísticas contemporáneas. Por otra parte, también tenemos a numerosos gags, de que a pesar de que en gran medida fraccionan la línea principal de la historia, de manera aislada son divertidos.

Conclusión de ‘Posledniy Bogatyr’

A pesar de que al espectador occidental le pueden faltar numerosas referencias para acabar de entender la película, Posledniy Bogatyr ofrece una fórmula universal que es disfrutable para todo el mundo. Entretenida y superficial.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí