¡Que nadie se mueva!: ha aparecido un cadáver en el Teatro Luchana y cuatro divertidos policías, encarnados por Jon Plazaola, Agustín Jiménez, Elena Lombao y Sara Gómez, dirigidos por Esteban Roel, serán los encargados de investigar con unos métodos nada protocolarios el asesinato, y de paso, hacer un recorrido por la situación política y social de esta España que nos ha tocado vivir, para finalmente darse cuenta que lo banal oculta lo importante.

Coescrita por Jon Plazaola y Esteban Roel se representa en la Sala 2 del Teatro Luchana todos los viernes, sábados y domingos a las 20:15 horas, hasta el 29 de marzo.



Que nadie se mueva

Crítica de ‘Que nadie se mueva’

Ficha Técnica

Título: Que nadie se mueva
Título original: Que nadie se mueva

Reparto:
Jon Plazaola
Agustín Jiménez
Elena Lombao
Sara Gómez

Año: 2020
Duración: 75 min.
País: España
Director: Esteban Roel
Guion: Jon Plazaola
Género: Comedia
Distribuidor: La Mandanga y Promotora 600´NS

Sinopsis de ‘Que nadie se mueva’

Una llamada anónima ha informado de la presencia de un cadáver en el teatro. De acuerdo con las leyes de la lógica acude al recinto la Policía Nacional. Todo correcto. Pero es que también llegan los Mossos D´Escuadra. Bueno, y la Ertzaintza. Y hasta la mismísima Benemérita.

Cuatro representantes de las diferentes Fuerzas de Seguridad del Estado y un cadáver. ¿Qué puede salir mal? Los protagonistas, muy a su pesar, no tendrán otra opción que colaborar para averiguar quién es el muerto y a quién le corresponde.



Cuatro formas de ver España

Utilizando estereotipos claros y diferenciados, como una mujer policía nacional madrileña, vegana y perteneciente al colectivo LGTB, un ertzaintza vasco, fuerte y tragaldabas, un mosso de esquadra hablando un catalán cerrado y una guardia civil hija y nieta de guardias civiles, y que, además, rezuma autoridad por todos sus poros, a través del hilo conductor de la investigación de un crimen, lo que realmente se va a tratar aquí con un humor directo y fresco es de la situación política y social de España.

Lo harán tocando sin tapujo alguno temas que escuecen, como los independentismos, la unidad de España, la monarquía, los políticos, el lenguaje inclusivo, el heteropatriarcado… Todo ello a través de divertidísimos gags, que no dejan títere con cabeza. Además, cada policía, en el eterno problema de las competencias de las autonomías, querrá llevarse el cadáver a su territorio, vamos, lo que viene siendo arrimar el ascua a su sardina.

Una madeja que en un principio parece imposible de desenmarañar, pues cada uno tiene posiciones sociales y políticas difíciles de conjugar con los enfoques de los demás contendientes en la liza, y que poco a poco, a través de situaciones hilarantes y surrealistas, hilo a hilo, golpe a golpe, van a poner de manifiesto que a veces las ramas nos impiden ver el bosque, que quizás, en este país, tengamos cosas que nos separan, pero que tenemos muchísimas más cosas que nos unen, que se pondrán de manifiesto cuando algo grave ocurra y se olviden todas las diferencias que en un principio parecían irreconciliables.

Promotora 600´NS

Policías en acción

El elenco de Que nadie se mueva está compuesto por Jon Plazaola, Agustín Jiménez, Elena Lombao y Sara Gómez, unos actores que consiguen que el público no se mueva de su localidad, y que se inmiscuya y forme parte de una disparatada investigación policial.

La primera que irrumpe en el escenario, de una manera un tanto espectacular, es Elena Lombao, a la que hemos visto actuar en muchas series en televisión (Aquí no hay quién viva) y que da vida a una joven policía nacional novata y defensora a ultranza de los derechos de la mujer y que se enfrenta a su primer caso armada con una linterna y muchas vacilaciones.

A continuación hace su entrada el conocidísimo Agustín Jiménez, que entre sus muchos papeles en cine o teatro, ya le vimos vistiendo uniforme de guardia civil en Ocho apellidos catalanes, pero aquí cambia de tercio interpretando convincentemente a un mosso de esquadra, que en seguida saca a la palestra su afán independentista y el odio por todo lo que «huela» a Madrid o a España.

Y por si no hubiera suficiente disputa territorial, aparece un ertzaintza, Jon Plazaola, guionista de la obra e inolvidable en la serie «Allí abajo», que pone también su puntito de independentismo, pero derrochando simpatía y desparpajo. 

Finalmente, para poner orden entre tanto contendiente, se impone «Beni», la mandona guardia civil, amante del postureo y las redes, interpretada por la camaleónica Sara Gómez, muy conocida por su participación en Gym Tonic,  y que aquí «pondrá firmes» a los otros investigadores del crimen.

Que nadie se mueva

Se ha escrito un crimen

Un escenario compuesto por solamente unos burladeros, una pantalla con el cartel de una obra de teatro y un muerto son unos simples elementos sobre los que se articula este esperpéntico relato sobre el panorama español.

Estos mínimos elementos de atrezzo quedan inmediatamente olvidados cuando hacen su entrada en la obra los actores, perfectamente caracterizados como miembros del Cuerpo al que pertenecen. Aprovechan todo el espacio, no solo el escenario, sino la platea, las salidas de emergencia, y, de una forma novedosa, se articula una fórmula para que podamos ver lo que pasa fuera del teatro, más allá de lo que alcanzan los ojos del espectador. 

Rompiendo totalmente la cuarta pared, a base de interpelaciones al público, gritos y hasta disparos,  consiguen que, entre carcajadas, los espectadores se vean metidos de lleno en el meollo de la investigación del crimen y de la problemática entre los distintos policías.

Los «polis» se mueven, saltan, corren, pegan y disparan como Pedro por su casa. Con total naturalidad, cada uno de ellos se mete a fondo en su papel, y defiende los colores de su Cuerpo y de su patria chica utilizando al pobre cadáver tendido en el suelo para hablar de temas serios en tono de comedia. Aunque, con mucha gracia, Jon Plazaola ha reconocido: «Por mucho que nos esforcemos, nunca alcanzaremos el nivel de comedia del Congreso«.

Que nadie se mueva

Conclusión de ‘Que nadie se mueva’

¡Que nadie se mueva! es una comedia fresca, divertida, actual y completamente imprescindible para relajarnos de la crispación en esta época de banderitas, elecciones sin fin, politiqueos y  ofendiditos.

Jugando con tópicos y prejuicios que se van deshaciendo a medida que avanza la obra, los protagonistas nos hacen pensar en si en esta vida, por fijarnos en una pequeña parte estamos olvidando el todo, que nada es lo que parece, y que no debemos dejar que lo intrascendente oculte lo trascendente. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí