Katja Benrath dirige su primera película bajo el nombre de Rocca cambia el mundo, un film familiar con un mensaje muy revelador. Además, ha obtenido un recepción muy positiva por parte del público en Alemania. Asimismo, se alzó con el premio a mejor película juvenil o infantil en los Premios de Cine Alemán. De igual manera, se llevó el Premio Gryphon a la mejor película en el Festival de Cine de Giffoni. Llega a los cines españoles este 4 de diciembre de 2020.



Rocca cambia el mundo

Crítica de ‘Rocca cambia el mundo’

Ficha Técnica

Título: Rocca cambia el mundo
Título original: Rocca verändert die Welt

Reparto:
Luna Marie Maxeiner (Rocca)
Caspar Fischer-Ortman (Max)
Luise Richter (Lila)
Barbara Sukowa (Dodo)
Fahri Yardim (Casper)

Año: 2019
Duración: 97 min
País: Alemania
Dirección: Katja Benrath
Guion: Hilly Martinek
Fotografía: Torsten Breuer
Género: Infantil
Distribución: European Dreams Factory

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Rocca cambia el mundo’

Sinopsis de ‘Rocca cambia el mundo’

Rocca cambia el mundo nos presenta a una valiente, divertida y única niña. Así es Rocca.

A sus once años, lleva una vida un tanto peculiar. Mientras su padre, astronauta, está pendiente de ella desde el espacio exterior, Rocca vive sola con su ardilla y acude a un colegio normal por primera vez en su vida.

Allí destaca enseguida por su actitud despreocupada e inconformista. Rocca no tiene miedo a enfrentarse a los matones de la clase, porque defiende la justicia contra viento y marea. Y no le cuesta hacerse amiga de Casper, un ‘sin techo’ al que trata de ayudar, al tiempo que intenta ganarse el cariño de su abuela.

Con su desbordante optimismo, Rocca demuestra, junto a sus nuevos amigos, que incluso una niña puede cambiar el mundo. (EUROPEAN DREAMS FACTORY).



Rocca cambia el mundo
Foto de European Dreams Factory

El arduo camino de la bondad

Desde la primera escena se puede ver que Rocca cambia el mundo es una película en la que va a triunfar la singularidad y excentricidad positiva. Sin embargo, lejos de convertirse en un producto maniqueo, ofrece una visión sobre una generación marcada por las tecnologías y la apariencia a ya tan cortas edades. Es más, tiene reminiscencias de otras figuras rebeldes de la infancia de antaño como “Pippi Calzaslargas”. De esta manera, se observa un largometraje que, aunque a veces peque de naif, deja un mensaje tan potente y positivo, que debe ser escuchado. Es un vehículo perfecto para dar voz a situaciones que no se suelen tratar con el público más infantil, pero que con este film se demuestra que sí se puede. Lógicamente, envuelto dentro de la propia madurez que tienen los niños a determinada a edad.

Por otro lado, la carga social que implica es importante. A pesar de abarcar, en ocasiones, demasiado, luego, consigue unificarlo de una manera lo suficientemente consistente. Se habla de las injusticias del día a día, lo que da mayor verosimilitud, al mostrar cuál puede ser el pequeño cambio que lleve a uno grande. Al ser ficción, hay problemáticas que llegan a una heroicidad más sorprendente, pero no dejan de ser un momento de entretenimiento para el público. Los personajes navegan mayormente en un prisma menos complejo, pero hay puntos en los que el guion deja ver esas heridas más profundas. Está claro que muchos de los momentos emocionales buscan la lágrima fácil, pero la mayoría de veces lo logran, así que reto conseguido. Aun así, hay resoluciones demasiado fáciles y simples. Pese a ello, la sensación de buen rollo es una de sus virtudes más destacables.

Katja Benrath
Foto de European Dreams Factory

La heroína infantil

Luna Marie Maxeiner se convierte en la principal protagonista de Rocca cambia el mundo. La actriz es el faro que va iluminando cada una de las escenas en las que aparece. Además, lo hace con una naturalidad juguetona, que le da total verosimilitud a lo que sucede ante la cámara. Por lo cual, se valora a grandes niveles sus virtudes artísticas, que terminan por sumergir a todos los espectadores en su vorágine de alegría y locura. Gracias a la energía que desprende de su trabajo, algunas flaquezas se equilibran por la humanidad con las que las aborda. Al ser todavía una niña, se aplaude aun más la profesionalidad y realismo que le da a este cuento contemporáneo, no cayendo en la pomposidad de la ingenuidad exacerbada. Por tanto, obtiene una actuación excelente.

Junto a ella, el reparto infantil también realiza una buena labor, acompañándola con buena disposición y sin desentonar con su compañera. Se podría haber dado mayor peso, pero eso no se debe a su trabajo actoral conjunto, sino al resultado global del film. Por otro lado, el elenco adulto también tiene un gran peso en el largometraje. Para comenzar, Fahri Yardim está genial, con una simpatía matizada, que le deja aprovechar su presencia en escena para llamar la atención. De los personajes secundarios, es que el mejor aprovecha su tiempo en pantalla. Luego, también señalar a Barbara Sukowa y Mina Tander, que se mantienen en un perfil fijo, que tarda en explotar, pero, por lo menos, lo hacen. Por último, Michael Maertens tiene esa pose más caricaturesca, pero que encaja perfectamente con la personalidad de su personaje.

Katja Benrath
Foto de European Dreams Factory

Altruismo y positividad

La propuesta visual de Rocca cambia el mundo se presenta desde el principio como un cuento contemporáneo, que se mantiene constantemente en movimiento. Así, se expone una visión que nada en lo soñador, respetando la concepción esperanzadora de la protagonista. Por lo tanto, el camino que sigue es dar una iluminación totalmente clara, con un uso de los colores muy vivos, en el que destacan los verdes y azules. Toda esa vorágine de constante actividad, es lo que hace que se desprenda una vivacidad que recae en los espectadores. Dicho de otra forma, su consolidación compositiva en la imagen es lo que culmina su mensaje y sigue una coherencia con la intención del propio largometraje. Por lo que, hay que aplaudir las decisiones artísticas para llevarlas a cabo y que envuelven a los espectadores en esa atmósfera.

El montaje es muy dinámico, transcurriendo la película con un ritmo muy atractivo y agradable, dado que no se estanca en ningún momento. Lo mismo sucede con la banda sonora, que en los oídos se transforma en un compañero muy simpático y vivaracho. Los efectos especiales están bien conseguidos, aunque hay alguna parte donde el acabado se nota ligeramente. Después, el uso del imaginario colectivo de las redes sociales es interesante como contrapunto. El único inconveniente es que esa crítica hacia el mundo de Internet, y la intención de cambiarlo a mejor, aparece de una forma demasiado rápida y podría haberse construido desde una perspectiva más paulatina. Para terminar, el resultado global del film es satisfactorio, lo que implica que el trabajo técnico también es favorable y suma sin problemas.

Rocca cambia el mundo
Foto de European Dreams Factory

Conclusión

Rocca cambia el mundo desprende positividad y un mensaje importante de escuchar. Gracias a un guion entretenido, sumerge al espectador ante una aventura luminosa y emotiva. Hay momentos en los que se abusa de la resolución fácil y herocisimo social. Aun así, deja un buen rollo en el ambiente. Su elenco es estupendo, liderados por una magnífica Luna Marie Maxeiner. A nivel técnico mantiene esa esencia de fábula contemporánea y de aventuras con un significado más allá del entretenimiento. Hay detalles, como las redes sociales, que llegan de una forma algo abrupta, aunque el resultado en conjunto es notable. La vida a través de los ojos del altruismo, que regala una experiencia placentera.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí