Este artículo cuenta con varios spoilers del séptimo episodio de The Mandalorian.

Una semana más volvemos con el análisis de la serie The Mandalorian. Hoy hablamos del séptimo episodio, escrito por Jon Favreau y dirigido por Deborah Chow, que ya dirigió el tercero.



The Mandalorian
© Lucasfilm

Crítica del séptimo episodio de The Mandalorian

Ficha Técnica

Título: The Mandalorian
Título original: The Mandalorian

Reparto:
Pedro Pascal (The Mandalorian)
Carl Weathers (Greef Karga)
Gina Carano (Cara Dune)
Werner Herzog (El Cliente)
Nick Nolte (Kuiil)
Giancarlo Esposito (Moff Gideon)
Taika Waititi (IG-11)

Año: 2019
Duración: 40 min.
País: Estados Unidos
Director: Deborah Chow
Guion: Jon Favreau
Fotografía: Greig Fraser, Barry Idoine
Música: Ludwig Göransson
Género: Western. Fantasía. Ciencia ficción
Distribuidor: Disney Plus

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de The Mandalorian

Sinopsis del séptimo episodio de The Mandalorian: The Reckoning

Un antiguo rival le extiende una invitación al Mandaloriano para hacer las paces.



Las piezas empiezan a encajar

Parece que con la primera escena de el séptimo episodio de The Mandalorian ya empiezan a encajar las piezas que no sabíamos donde iban. Greef Karga, el personaje interpretado por Carl Weathers que salía al inicio de la serie contacta con Mando para decirle que el imperio ha ocupado Nevarro, el planeta de los cazarrecompensas, y contacta con él para elaborar un plan. Si el plan sale bien el planeta quedará libre de la ocupación imperial y el sindicato de cazarrecompensas dejarán de buscar a Mando y al niño. Así que ahora algunas escenas que habíamos visto en el trailer quedan muy claras.

Reuniendo al grupo

Mando acepta la propuesta de Greef Karga pero no puede hacerlo solo así que el episodio salta directamente al planeta Sorgan, que ya habíamos visto en el cuarto episodio y que es donde conocimos a Cara Dune. Parece que ella sigue allí y que está metida en una especie de combates de lucha cuerpo a cuerpo apostando para ganar dinero. No hay mucho más interesante que contar aparte de que su rival en el combate es un zabrack (de la misma raza que Darth Maul). Cara tarda 0,01 segundos en apuntarse cuando sabe que tendrá oportunidad de matar imperiales, así que se apunta con una frase muy cañera, algo así como «I’m in».

La Razor Crest vuelve a volar hacia otro planeta que ya conocemos que no es ni más ni menos que el planeta donde Mando encuentra al niño en el primer episodio y donde aún vive Kuiil. Este les recibe con los brazos abiertos y les cuenta algo de su pasado. Por lo que parece había trabajado para el imperio en unos laboratorios genéticos, cosa que podríamos relacionar con los soldados genéticamente mejorados de la primera orden de la trilogía de secuelas. Pocos instantes después entra una de las primeras sorpresas del episodio y es que Kuiil ha arreglado al droide asesino IG-11, que también conocimos en el primer episodio y lo ha reprogramado. Ahora ya no es un droide cazarrecompensas sino que es un mayordomo.

séptimo episodio de The Mandalorian
© Lucasfilm

Como ya sabemos Mando no se fía un pelo, pero Kuiil le suelta un discurso que le convence que básicamente se resume en su confía lo suficiente en él como para estar seguro de que el androide no hará daño al niño.

Una vez reunido el grupo y a tres blurgs la Razor Crest se pone en marcha hacia Nevarro. En la nave tenemos un par de cosas a comentar. Mando comenta a Cara que no sabe de que regimiento son los imperiales que han ocupado Nevarro ya que no llevan insignias. Poco después tenemos otra escena donde Mando y Cara están haciendo un pulso y Baby Yoda, que parece que tema por la vida de Mando (normal) usa la fuerza de manera instintiva para ahogar a Cara Dune como si fuera el mismísimo Vader. Sin duda un momento divertido y perturbador.

El plan

Cuando llegan a Nevarro tenemos el encuentro con Greef Karga, que ha traído a tes de sus hombres para que les escolten hasta el pueblo. Se menciona el tatuaje del brazo de Cara Dune, que la identifica como una shock trooper rebelde y por lo tanto le insisten para que se lo tape.

Los personajes se deciden ir hacia el pueblo pero para entrar a primera hora de la mañana deciden acampar. Realmente esta escena solo sirve para contarnos el plan a los espectadores y mostrarnos el poder curativo de la fuerza que utiliza Baby Yoda para curar a Greef porque les han atacado unos monstruos y él ha salido herido. Pero eso no es necesario para la serie sino que era necesario porque casualmente al día siguiente Disney estrenaba el episodio IX, donde se mostraba este poder de la fuerza que nunca habíamos visto. Y casualmente este episodio se estrenaba en una fecha distinta, no como cada viernes como el resto de la serie. En fin, dejémonos de teorías y conspiranoia.

El plan, que originalmente era entrar al pueblo con el bebé como cebo porque solo había cuatro soldados cambia cuando la seguridad que traía Greef les traicionan en un momento en el que parece que Greef es el traidor pero se gira y los mata. El plan de verdad es el que se le ocurre a Mando unos instantes después cuando decide fiarse de Greef. Kuiil vuelve a la nave con el niño, Greef y Cara se llevan al mandaloriano preso y con la cápsula «cochecito flotante» cerrada hacia el pueblo para engañar al cliente y matarlo. Es un plan desesperado pero todos están de acuerdo.

Por cierto, aquí tenemos otro pequeño guiño a la trilogía original y al personaje/meme del Almirante Ackbar cuando Cara Dune, que no se fía del plan, dice «It’s a trap!«.

séptimo episodio de The Mandalorian
© Lucasfilm

Infiltración

La cosa no se puede poner más tensa en el séptimo episodio de The Mandalorian, especialmente cuando tienen que pasar por los guardias imperiales, una escena muy parecida a la de Obi Wan del episodio IV. La única diferencia es que no son soldados de asalto sino scout troopers, el tipo de soldado que veíamos en el episodio VI en la luna Santuario de Endor. Una vez dentro del pueblo los protagonistas se dan cuenta que no pueden ganar, hay muchos más soldados de los que pensaban que habrían.

Finalmente los tres protagonistas entran al bar de los cazarecompensas y allí se reúnen con el personaje de Werner Herzog, del que no sabemos el nombre pero le llamamos el cliente.

Es entonces cuando llega el gran giro del séptimo episodio de The Mandalorian, hasta de la serie. Con una gran presentación entra en escena Moff Gideon el enemigo detrás de los imperiales que buscaban al niño. Recordemos que Moff hace referencia al rango en el imperio, sería un rango parecido al de los gobernadores en el imperio. El personaje interpretado por Giancarlo Esposito llega con un nuevo modelo de caza TIE que tiene las alas plegables pero lo mejor es que entra en escena matando al cliente y a sus soldados.

Reckoning
© Lucasfilm

Los protagonistas, encerrados en la cantina miran fuera y se ven rodeados de soldados imperiales que no paran de llegar. Lo mejor de la escena ha sido poder ver a los death troopers, un tipo de soldados presentados en el spinoff Rogue One y que tienen un diseño maravilloso. También tenemos un guiño a la serie de animación Rebels con los tanques transporte de soldados. Como curiosidad me gustaría decir que muchos de los soldados que aparecen aquí son gente de la Legión 501, un grupo de fans cosplayers que tienen tan buenos disfraces que los utilizaron para la serie.

Un final descorazonador

Este es el primer episodio que nos deja con un cliffhanger de verdad, de esos que hacen que te levantes del asiento y te pongas las manos en la cabeza. Mando, que está atrapado en la cantina llama al Kuiil, que le vemos cabalgar con el blurg hacia la Razor Crest, pero antes de llegar dos soldados con moto jet lo abaten y cogen al niño.

Reckoning
© Lucasfilm

Conclusión

Podemos decir que el séptimo episodio de The Mandalorian es trepidante. Consigue unir algunas de las pequeñas tramas presentadas en el inicio de la temporada para dejarnos con un final incierto y con el corazón en un puño. Puede que el capítulo no sea perfecto, pero es el que te deja con más ganas para ver el siguiente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí