City on a Hill es una creación de Showtime con la producción de Ben Affleck y Matt Damon, que apostaron por un proyecto que refleja la realidad de Boston durante la década de los noventa. Estrenada en la madrugada del 16 al 17 de junio en Movistar.



Showtime

Crítica de ‘City on a Hill’

Ficha Técnica

Título: City on a Hill
Título original: City on a Hill

Reparto:
Kevin Bacon (Jackie Rohr)
Aldis Hodge (DeCourcy Ward)
Jonathan Tucker (Frankie Ryan)
Mark O’Brien (Jimmy Ryan)
Amanda Clayton (Cathy Ryan)
Kevin Chapman (J.R. Minogue)
Cathy Moriarty (Dottie Ryan)
Rory Culkin (Clay Roach)
Jill Hennessy (Jenny Rohr)
Kevin Dunn (Nathan Rey)
Lauren E. Banks (Siobhan Quays)

Año: 2019
Duración: 60 min
País: Estados Unidos
Director: Chuck MacLean (Creador), Michael Cuesta, Gavin O’Connor
Guion: Chuck MacLean
Fotografía: Alex Disenhof
Música: Kevin Kiner
Género: Thriller. Policíaco
Distribuidor: Movistar

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘City on a Hill’

Sinopsis de ‘City on a Hill’

A principios de los años 90, Boston era un hervidero de criminales y violencia, avalados por las fuerzas y agencias de seguridad locales donde la corrupción era la norma y el racismo estaba abiertamente aceptado. Todo se transformó en lo que se conoció como “El milagro de Boston”, que hizo descender el índice de criminalidad drásticamente.

En la serie, el motor de ese cambio lo inicia el ayudante del fiscal del distrito Decourcy Ward, un afroamericano que llega desde Brooklyn para formar equipo junto a un veterano pero corrupto agente del FBI, Jackie Rhor. Su intención es clara: detener la asentada maquinaria de una ciudad hundida en el lodo. Superviviente en un mundo que lo rechaza de base, Ward debe tragar con policías racistas y con el cinismo de Rhor, mientras ambos se meten de lleno en el caso de una familia de ladrones de coches blindados en Charlestown. Un caso que va creciendo hasta finalmente involucrar a todo el sistema judicial de Boston.



Serie con sabor a los noventa

Si algo se puede decir de City on a Hill es que nos resulta familiar en su tono, porque nos recuerda a la televisión de finales de los noventa y comienzos del nuevo siglo. Uno de esos dramas policíacos que tanto se veían durante un tiempo y que habían desaparecido casi al completo. Algo similar sucede con los antihéroes, cuya sobredosis televisiva quizás ya ha dejado espacio suficiente para que podamos disfrutar de un personaje como el de Jackie Rohr, interpretado por Kevin Bacon.

City on a Hill
Copyright Showtime

Las aguas sucias del río Charles

Dice Chuck MacLean, el creador y guionista de la serie afirma que Boston a comienzos de los noventa parecía una ciudad anclada en los cincuenta, con un cuerpo policial descaradamente racista y corrupto. En esa situación desesperada surgió la oportunidad para limpiar esas cloacas que habían invadido las principales estructuras sociales de la zona. Para ese cambio una de las figuras clave es la de Ralph Martin, el primer fiscal negro de Boston, y que en la serie es recreado en la figura ficticia de DeCourcy Ward.

Personajes enfrentados

A pesar de trabajar al mismo lado de la ley, los personajes interpretados por Kevin Bacon, Jackie Rohr, y por Aldis Hodge, DeCourcy Ward, están enfrentados desde el comienzo de la serie tanto por sus métodos para acabar con la actividad criminal, como por el fondo de sus acciones. Si Jackie Rohr es la vieja guardia que no acepta cambio alguno, DeCourcy es la ola de agua fresca que viene a limpiar los fondos sucios que llevan estancados en la base del sistema durante mucho tiempo. Son los dos personajes principales, y sobre ellos recae el grueso de la narración a lo largo de la serie.

City on a Hill
Copyright Showtime

Secundarios empequeñecidos

La galería de personajes secundarios es bastante rica y muy atractiva cuando se nos presentan en los primeros capítulos de la serie. Los antagonistas, centrados en el líder de la banda de ladrones, se configuran como un grupo muy interesante, y del que se podía sacar una trama bastante interesante y compleja. Los policías que acompañan a DeCourcy también tienen cierto peso y apuntan historias con cierto interés.

Durante los primeros capítulos la serie más interesante por lo que se intuye que puede llegar a ser que por lo que realmente es en ese momento. Gran parte de ese atractivo recae en el personaje que interpreta Jonathan Tucker, Frankie Ryan, como jefe de esa banda de atracadores. Sin embargo todo eso que se apunta al comienzo de la serie acaba por convertirse en una excusa para ver cómo se desarrolla el enfrentamiento entre los dos personajes que realmente importan en la narración.

City on a Hill
Copyright Showtime

Un cuadro incompleto

Cuando lees las entrevistas a Chuck MacLean resulta muy interesante la visión que ofrece sobre esa ciudad en la que creció. Sus palabras traen al recuerdo las novelas de Dennis Lehane, pero en la pantalla no se consigue transmitir casi nada de todo lo que habla MacLean.

Todo lo bueno que nos enseña City on a Hill en su inicio acaba diluyéndose para perderse en una serie de clichés que convierten un producto que podría haber sido excelente en una ficción de la que se puede disfrutar sin más. Hay que reconocer el buen trabajo a la hora de mostrar cómo era la ciudad pero el retrato de los personajes no está suficientemente bien elaborado para apoyar esa pintura del lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí