El nido es una producción británica de Studio Lambert, distribuida por la BBC One y que trata el siempre espinoso tema de la gestación subrogada. Lo hace mezclando drama y thriller durante 5 episodios de 60 minutos. Cuenta con Martin Compston, Sophie Rundle y Mirren Mack en los papeles principales. La serie ha tenido muy buena aceptación en Reino Unido, alcanzando una audiencia media de 8 millones de espectadores. En España se podrá ver exclusivamente a través de Filmin desde el 2 de Junio.



El nido

Crítica de ‘El nido’

Ficha Técnica

Título: El nido
Título original: The Nest

Reparto:
Fiona Bell (Hilary)
Christine Bottomley (Zoe)
Martin Compston (Dan)
Liz Ewing (Janis)
David Hayman (Souter)
Katie Leung (Eleanor)
Mirren Mack (Kaya)
Bailey Patrick (Callum)
Sophie Rundle (Emily)
Samuel Paul Small (Jack)

Año: 2020
Duración: 60 min.
País: Reino Unido
Director: Andy DeEmmony, Simen Alsvik
Guion: Nicole Taylor
Fotografía: Matt Gray, Tim Palmer
Música: Paul Leonard-Morgan
Género: Thriller
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El nido’

Sinopsis

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para tener un hijo? Este thriller dramático de BBC, que tuvo una audiencia media de más de 8 millones de espectadores durante su emisión en Reino Unido, gira alrededor de la controvertida gestación subrogada, el amor, la confianza y el verdadero precio a pagar cuando pretendes comprar con dinero todo aquello que deseas.

Después de que la madre de alquiler a la que habían contratado pierda a la criatura durante el embarazo, Dave y Emily deciden aceptar la propuesta de Kaya, una joven a la que conocieron después de que Emily la atropellase con su coche en un accidente y la acompañase al hospital. Kaya se ha ofrecido para ser su vientre de alquiler; pero Dave y Emily pronto descubrirán que bajo su tranquila apariencia se esconde una chica problemática con un oscuro pasado. (Filmin)



La cuestión palpitante

El nido asienta sus bases en un asunto, como la gestación subrogada (vientre de alquiler), proclive a suscitar siempre apasionados debates. Así pues, el guion de la serie, a cargo enteramente de Nicole Taylor, cuenta con el gancho de tratar un tema actual. Y además polémico, y por lo tanto llamativo. La buena noticia es que no lo plasma de manera amarillista, superficial o escandalosa. Antes al contrario, su enfoque elude el trazo grueso y prefiere vadear en el interior de los protagonistas.

El nido cuenta la historia de una pareja acomodada, Dan (Martin Compston) y Emily (Sophie Rundle), que valoran la posibilidad de la gestación subrogada ante sus acuciantes problemas de fertilidad. El convencimiento y la intención provienen sobre todo de Emily, deseosa de forma una familia clásica. Como Dan es un empresario de éxito de Glasgow, poseen dinero suficiente para esta intentona. Solo hace falta encontrar un vientre de alquiler.

La casualidad quiere que Emily casi atropelle de forma accidental a Kaya (Mirren Mack), una joven de 18 años. Tras llevarla al hospital y tener un primer contacto se llega a una situación sorprendente, Kaya se ofrece voluntaria para ser ella el vientre de alquiler. De este modo comienza una relación entre Dan, Emily y Kaya cada vez más extraña.

El nido

Arriba y abajo

Una de las primeras decisiones  que toman Dan y Emily es que Kaya se vaya a vivir con ellos. No es un asunto baladí si tenemos la diferencia de estatus social. De hecho, en El nido la diferencia de clases es un tema relevante. Kaya vive en unos suburbiales y humildes apartamentos de Glasgow, mientras que Dan y Emily lo hacen en una lujosísima casa fuera de la ciudad. Instintivamente casi intuimos que el primer problema a la vista puede ser el de la convivencia.

En efecto, el choque de costumbres da lugar a varios roces entre la pareja y Kaya. Esta reacciona agobiándose y comportándose de forma poco apropiada para el embarazo. La tensión entre todos aumenta. También se desliza subrepticiamente un hecho relevante. Dan y Emily han pagado a Kaya 50.000 libras por la gestación subrogada, cuando las leyes británicas marcan un límite de 15.000. Además, dadas las prisas de todos, la fecundación se produce en una clínica ucraniana.

Y ahí está uno de los quid de la cuestión de El nido. Dan considera que Kaya es una especie de mercadería, una inversión a proteger. Porque ha pagado mucho dinero, por mera superioridad de clase. El comportamiento de Emily, no obstante, es mucho más empático. Dan sin embargo desconfía, y comienza a investigar el pasado de Kaya. Y da con un dato inquietante, la chica apuñaló a una mujer embarazada cuando tenía once años.

El nido

Hacia el huracán

A partir de este momento El nido se acelera en intensidad y los acontecimientos se precipitan. Empezando porque Kaya, que se enamora de Jack (Samuel Paul Small), un sobrino de Dan. O que en realidad el oscuro pasado de Kaya solo sea conocido por Dan, su hermana y su padre. También entra en juego el asesinato de un vecino de los apartamentos donde Kaya vivía. Por si fuera poco, los encargados de Servicios Sociales que han seguido el caso de Kaya también hacen acto de presencia.

Complejidad argumental aparte, esto nos sirve para ver que El nido no es una serie unívoca, sino que abarca más de lo que parece. No solamente hay flecos sueltos en la vida de Kaya, los personajes son tan complejos que, literalmente, no los acabamos conociendo del todo hasta el final de la serie. Además las reflexiones de El nido van más allá de las consideraciones morales propias de la gestación subrogada.

De hecho se nos habla de las diferencias de clase, de los límites sobre lo que el dinero puede comprar, de relaciones entre hijos y progenitores, sobre la carga del pasado, la culpa y la honradez. Todas estas disquisiciones rozan, quizá, lo folletinesco y la dispersión de tramas. No obstante, la bien ejecutada intriga y la intensidad y oscuridad de la historia acaban solventando la papeleta.

The Nest

Los habitantes de El nido

Las actuaciones de El nido tienen dos puntos fuertes. Martin Compston, en su papel de Dan construye un sujeto serio, riguroso y algo arrogante. Es una chico de la calle que se ha hecho a sí mismo que, llegado al éxito, cree poder comprar casi todo. No es un villano, pero a veces resulta antipático; como poseedor de una obstinada determinación. Buen actor, por cierto, que en la excelente serie Line of duty ya da muestras de su buen hacer.

Mirren Mack hace un trabajo extraordinario metiéndose en la piel de Kaya.  Aporta una ambigüedad muy conseguida, donde su personaje se representa ingenuo, turbio y enérgico a un tiempo. Sentimos cierto apego hacia su suerte, pero a la vez no nos fiamos de ella. Una joven actriz a tener en cuenta, cuya presencia más destacada hasta ahora había sido la aparición en tres episodios de Sex education.

The Nest

Conclusión de ‘El nido’

El nido toma el riesgo de contar una historia con el trasfondo de la gestación subrogada. Ofrece una visión sombría sin resultar panfletaria o simplista. Además, la peripecia principal va extendiéndose por diversos ámbitos, hasta dibujar un complejo mapa de sentimientos y aspectos morales. Con tantos giros y con el tema de la maternidad/paternidad parece que nos acerquemos casi a un aire telenovelesco, pero la oscuridad y robustez del componente thriller sortean felizmente  este problema.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí