Creación Guiones

El pasado jueves, 26 de noviembre, se estrenaba en Estados Unidos Saved by the Bell, tardía secuela de la popular Salvados por la campana (Saved by the Bell).

Impresiones, a continuación.



Saved by the Bell

Creación Guiones

Crítica de Saved by the Bell

Ficha Técnica

Título: Saved by the Bell
Título original: Saved by the Bell

Reparto:
Haskiri Velazquez (
Daisy Jiménez)
Mitchell Hoog (
Mac Morris)
Josie Totah (
Lexi)
Alycia Pascual-Pena (
Aisha Garcia)
Belmont Cameli (
Jamie Spano)
Dexter Darden (
Devante Young)
John Michael Higgins (
Principal Ronald Toddman)
Elizabeth Berkley (
Jessie Spano)
Mario Lopez (
A.C. Slater)
Lark Voorhies (
Lisa Turtle)
Mark-Paul Gosselaar (
Zack Morris)
Tiffani Thiessen (
Kelly Morris
)

Año: 2020
Duración: 30 min.
País: Estados Unidos
Director: Sam Bobrick (creador), Tracey Wigfield (creadora)
Guion: Sam Bobrick
Fotografía: Tom Magill
Música: Jeff Cardoni
Género: Comedia.
Distribuidor: Universal Pictures Television

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Saved by the Bell

Sinopsis

En el elitista Bayside High se mezclan los estudiantes de allí con otros, de bajos ingresos, que han sido transferidos al mismo después de que sus respectivos institutos hayan cerrado por culpa de la gestión del gobernador de California (¡Zack Morris!). Sus desventuras centrarán las tramas de esta continuacion; continuación en la que tienen repiten dos actores de la original: Elizabeth Berkley y Mario Lopez, quienen ahora trabajan, respectivamente, como orientadora y entrenador en el susodicho Bayside.



Aquellos maravillosos años

Aunque se mantuvo sólo 4 años en antena, Salvados por la campana (Saved by the Bell) forma parte de nuestra cultura popular y su legado (tema que retomaré en breve) es innegable.

La serie seguía las desventuras de seis alumnos de instituo, el líder, liante y creido Zack Morris (Mark-Paul Gosselaar), el raro e ingenuo Screech Powers (Dustin Diamond), el deportista A.C. Slater (Mario Lopez), la guapa y popular Kelly Kapowski (Tiffani Thiessen; entonces Tiffani-Amber Thiessen y antes de lograr su otro gran hito televísivo: sustituir a Shannen Doherty), la estudiosa Jessie Spano (Elizabeth Berkley, antes de protagonizar la icónica, para bien y para mal, Showgirls) y Lisa Turtle (Lark Voorhies), 'fashion victim' y cotilla oficial del grupo, y del director del centro, el señor Belding (Dennis Haskins), al que todos vuelven loco con sus chaladuras y salidas de tono. El tono de la misma, por cierto, era juvenil y decididamente tontorrón (cuasi inofensivo; memorable sigue siendo aquel capítulo en el que el personaje de Berkley se vuelve adicta a unas pastillas de cafeína y acaba perdiendo los papeles de manera chirriante). Su estilo: en ocasiones cercano al 'cartoon'.

La gracia es que la serie era una especie de 'spin off' (cuasi secuela) de otra todavía más infantil que duró una temporada (¡14 capítulos!), que se llamaba Buenos días, señorita Bliss (Good Mornin, Miss Bliss) y en la que podíamos ver ya a varios de los personajes: Zack, Screech, Lisa y hasta al señor Belding.

Sam Bobrick
Copyright Chris Haston/Peacock

Sensación de vivir: La nueva generación

Y, retomando el tema de su legado, señalar que, además, se hizo una secuela (que tan sólo duró una temporada) que narraba la vida universitaria de varios de ellos (Berkley y Voorhies fueron las únicas del sexteto original que no repitieron, aunque si se dejaron caer, de manera especial, por la misma, dos especiales para televisión en forma de 'tv movie': Salvados por la campana: Movida en Hawai (Saved by the Bell: Hawaiian Style), en 1992, y Salvados por la campana: Boda en Las Vegas (Saved by the Bell: Wedding in Las Vegas), en 1994, y que encontraba con el desenlace de Salvados por la campana: Años de universidad (Saved by the Bell: The College Years).

También contó con otra secuela (más bien 'reboot') en la que nuevos estudiantes llegaban al instituto de la serie original, el señor Belding seguía al mando y hasta Screech (un Dustin Diamond que todavía no había sido repudiado por el resto de sus ex-compañeros; durante años se ha dedicado a destapar lo que sucedía tras bambalinas e incluso llegó a protagonizar su propio vídeo porno amateur) regresaba (a partir de su segunda temporada; ¡la serie duró 7!) en forma de ayudante de este.

En esta última, titulada Salvados por la campana: La nueva generación (Saved by the Bell: The New Class), pudimos ver, como actores invitados, a Mark-Paul Gosselaar (1 capítulo), Mario Lopez (2 capítulos) y Lark Voorhies (1 capítulo).

Saved by the Bell
Copyright Chris Haston/Peacock

Érase una vez: La vida

Lo que llega ahora, uniéndose, de forma un tanto tardía, al boom del 'revival' es esta mezcla de secuela (secuela porque vemos qué ha sido de algunos de los protagonistas de la serie de finales de los 80 y principios de los 90; Berkley y Lopez tienen papeles recurrentes, mientras que el resto del reparto juvenil original, y a excepción de Diamond, tienen apariciones especiales) y 'reboot' (porque nos cuenta, de manera actualizada, lo mismo: las vivencias de un dispar grupo de jóvenes en un mismo ambiente: el instituto Bayside).

¿Había necesidad? Absolutamente no. Esta Saved by the Bell actualiza sus bases (a destacar sus personajes femeninos; los más poderosos y los que más tienen que decir) pero no ofrece nada lo suficientemente llamativo (más allá de hacer enfadar a los fans de Selena Gomez o que reconectemos con esos personajes que conocimos durante nuestra infancia/juventud) como para que me interese por ella a largo plazo.

¿Molesta su presencia? Absolutamente no. El tono sigue siendo decididamente naíf (algo más profundo ahora, y siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de una comedia, que el visto, al menos inicialmente, en la serie original), la paleta de colores no puede ser más pop (emulando también a su serie madre) y los personajes diversos (y ahí radicaba, y radica, parte de la gracia también; y ojo, que en este último punto gana, y por goleada, la que nos ocupa).

Saved by the Bell
Copyright Chris Haston/Peacock

Conclusión de 'Saved by the Bell'

Que esta, su primera temporada, conste de tan solo 10 capítulos, que pueden ser disfrutados de tirón, cuenta a su favor.

También lo hace el reencontrarse (de manera total con 2 de ellos; de manera ocasional con otros 3) con los actores de la 'sitcom' clásica.

Lo que ya me motiva menos es (casi) todo lo demás. Digamos que me resulta más sencillo engancharme, aunque sea por el un tanto denostado factor nostalgia, a las tardías secuelas que tienen como protagonistas a sus, valga la redundancia, protagonistas originales (o que juegan con lo meta, a lo BH90210) que a trabajos como esta Saved by the Bell en la que el centro de atención son nuevos personajes emulando (actualizando, mejor dicho) a esos que conocimos año ha.

Lo mejor: Reencontrarse con personajes de la infancia. También cómo juega, bastante acertadamente, con la diversidad (racial, social y sexual). Me han gustado especialmente los personajes interpretados por Haskiri Velazquez (líder de la función), Alycia Pascual-Pena y Josie Totah (véase el tercer capítulo de la temporada; por sus buenas intenciones y por la dulce inocencia con la que es tratado cierto tema relevante que no voy a desvelar).

Lo peor: Mis ganas por una segunda temporada no son precisamente inmensas.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí