La Serpiente Blanca rompió récords de taquilla en China y no es para menos. Cumple la fórmula perfecta para triunfar en ese país: es una adaptación de una antigua leyenda china. Por tanto, no es de extrañar que una película animada (no apta para todos los públicos) hecha y basada en China, suscite el máximo interés para los espectadores orientales.

Dirigida por Amp Wong y Zhao Ji Ping, y bajo la coproducción de Warner Bros, nos sumerge en un romance trágico dentro de un mundo de fantasía. Respecto a la animación es algo diferente a la occidental, pero esta tan cuidada, que serás incapaz de apartar la mirada. Desde el 19 de octubre en Movistar.



La Serpiente Blanca

Crítica de ‘La Serpiente Blanca’

Ficha Técnica

Título: Bai she: yuan qi
Título original: La Serpiente Blanca

Reparto:
Stephanie Sheh (Blanca)
Vincent Rodriguez III (Little General)
Matthew Moy (Dudou)
Faye Mata (Fox)
Lydia Look (Auntie

Año: 2019
Duración: 99 min.
País: China
Dirección: Amp Wong, Zhao Ji Ping
Guion: Wang Damao
Música: Haowei Guo
Fotografía: Lili Wu
Productora: Light Chaser Animation / Warner Brothers
Género: Animación. Fantástico
Distribuidora: Warner Bros

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘La Serpiente Blanca’

Sinopsis de ‘La Serpiente Blanca

Una joven mujer amnésica llamada Blanca es rescatada in extremis de la muerte por un atrapa-serpientes. Sin embargo, está lejos de haberse salvado por completo. Ambos deciden trabajar juntos para buscar pistas sobre el pasado de Blanca. A medida que superan un sinfín de obstáculos, comienzan a sentir algo el otro por el otro. Justo cuando están a punto de descubrir quién es ella realmente sucede una terrible desgracia.

Donde se puede ver la película



La redefinición de la fábula

La leyenda de la Dama Serpiente Blanca ha sufrido alteraciones desde que fue escrita durante la Dinastía Tang (618-907). La historia se ha ido amoldando a las diferentes épocas aunque la mayoría de las adaptaciones (incluida esta) comparten unos elementos comunes.

La fábula en si, narra la historia de un joven que se enamora de la Dama Serpiente Blanca. Debido a esto, un monje taoísta pretende separarlo al ser considerar peligrosa a la criatura mágica. Tras muchas dificultades, finalmente consiguen estar juntos, gracias a la ayuda de la Dama Serpiente Verde.

La trama de la película no difiere mucho de la fábula. El joven se enamora de la Serpiente Blanca, tras encontrarla en su aldea con amnesia. Debido a una guerra entre demonios y humanos, su amor resulta imposible. En un tono fantástico, narran esta historia de romance entre dos almas destinadas a estar juntas.

La serpiente blanca
Fotos de IMDB

 

Una aventura que trasciende en el tiempo

Partiendo del eje central (el amor) la película aflora otros elementos fundamentales para la cultura china. La leyenda pertenece al género wuxia (artes marciales), y esto es reflejado de manera muy correcta dentro del film, sobre todo en los personajes de las hermanas.

Pero me gustaría resaltar algo que se sobrentiende en La Serpiente Blanca, pero que para el público occidental pueda resultar confuso, y esto sería el trato de la espiritualidad. En esta película, aparte del misticismo que suscitan criaturas como las bashe (serpientes mitológicas chinas) o el uso de la magia por parte de muchos personajes, nos centraremos en el taoísmo.

El taoísmo es una filosofía y religión china, caracterizada con la búsqueda de la inmortalidad alcanzando el tao, un principio supremo universal. Para los taoístas la reencarnación existe, y por ello a lo largo de la película se van dejando pistas que nos llevan hacia el final (y principio) de la misma.

Escenas como la de la pagoda, donde hay inscripciones antiguas, refuerzan fuertemente la influencia del taoísmo en esta historia. Sumado a los elementos se consigue un relato consistente sobre la mitología china sobre la que te animo a investigar.

Serpiente Blanca
Fotos de IMDB

 

Conclusión de ‘la Serpiente Blanca’

La Serpiente Blanca nos muestra que en Asia está surgiendo otra importante industria de animación, siguiendo la estela de Corea o Japón. La animación es exquisita y el diseño de escenarios de los más cuidados que he visto sobre Oriente en mucho tiempo.

Visualmente es impactante, pero peca de guion con cierre un poco precipitado, y aunque existan grandes escenas de acción, se puede llegar a sentir el desarrollo un poco lento. La obra aun así merece ser visionada, sobre todo si quieres indagar en la cultura y folclore chino, y este podría ser un buen primer paso.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí